Cuando la vuelta el cole se acerca, las rutinas habituales empiezan a activarse de nuevo. Las reuniones escolares, comprar los libros, renovar la ropa de invierno, hacerse una revisión médica general… Y también visitar el dentista. La vuelta al cole es el mejor momento para plantearse un tratamiento de ortodoncia. Movimientos de los dientes, relaciones anormales y malformaciones entre los mismos y los huesos faciales son corregidos a través de diferentes tratamientos. La aplicación de una técnica ortodoncica modifica los dientes mal alineados, que son una de las causas principales de la caries dental, las enfermedades de las encías y los dolores en las articulaciones mandibulares. En Clínica Dental Pedralbes contamos con los mejores dentistas para rehabilitar la sonrisa de tus hijos y la tuya propia, así como con los avances tecnológicos más innovadores en el campo. ¿Qué tratamientos ponemos a disposición de nuestros pacientes?

  1. Ortodoncia convencional: se trata de los brackets metálicos tradicionales, que se adhieren en los dientes y actúan unidos en un arco. Es la técnica más utilizada hasta hace unos años, cuando ha tenido que convivir con la fuerte demanda de la ortodoncia estética. Sin embargo, los niños aún apuestan por este método, que les ofrece resultados más rápidos.
  2. Ortodoncia estética: son unos aparatos fijos que se cementan sobre la superficie de los dientes con el fin de corregir mordidas y mejorar la estética de la sonrisa. Se trata de piezas prácticamente imperceptibles que convierten el tratamiento ortodóncico en algo poco visible para los demás.
  3. Ortodoncia lingual: los brackets linguales se colocan en la cara interna de los dientes, por lo que también priman la estética dental durante el transcurso del tratamiento. Permiten un excelente control del movimiento de los dientes, no afectan al hablar y tampoco interfieren en las actividades de la vida diaria.
  4. Ortodoncia invisible: la ortodoncia invisible Invisalign está en auge. Se enderezan los dientes mediante aligners prácticamente invisibles y extraíbles, que se fabrican de forma personalizada. Son cómodos, eficaces, removibles, transparentes y están hechos a medida.
  5. Ortodoncia de colores: está pensada especialmente para los más pequeños de la casa. Esta técnica utiliza los brackets metálicos tradicionales pero, a diferencia de la ortodoncia convencional, los personaliza con gomas de colores, para que llevar brackets se convierta en un complemento divertido.
  6. Ortodoncia removible: se trata de un aparato que se coloca en la superficie de los dientes y que, como su propio nombre indica, puede ponerse y quitarse de forma fácil y cuando el paciente lo desee. Es aconsejable prescindir del dispositivo cuando comemos, hablamos en público o nos cepillamos los dientes. Aunque sea una técnica efectiva por sus grandes resultados, se suele recomendar en pocos casos y sobre todo en niños menores de 10 años.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *