Los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) son un grupo de problemas que provocan dolor y disfunción en la articulación de la mandíbula y en los músculos que controlan su movimiento. Se estima que un 30% de las personas adultas sufren en cierto grado este problema, que a su vez afecta al doble de mujeres que de hombres.

En la mayoría de casos, el dolor o incomodidad en la articulación o los músculos mandibulares no son signos de un problema grave. Generalmente, estas molestas son ocasionales y temporales y suelen marcharse con un tratamiento poco invasivo o incluso por sí solas. Algunas personas, sin embargo, desarrollan síntomas a largo plazo que requieren atención continuada.

¿Qué son los trastornos de la articulación temporomandibular?

Los trastornos de la articulación temporomandibular y los músculos masticatorios –y cómo las personas responden a ellos- pueden ser muy variables. Los investigadores están de acuerdo en agrupar estos problemas en tres categorías:

  1. El dolor miofascial implica molestias o dolor en los músculos que controlan la mandíbula
  2. Los problemas internos de la articulación pueden comportar el desplazamiento del disco, la descolocación de la mandíbula o la lesión del cóndilo
  3. La artritis forma el tercer grupo de desórdenes que afecta a la articulación

Una persona afectada puede sufrir uno o más de estos problemas a la vez. Por otro lado, algunas personas sufren otros problemas de salud que coexisten con los desórdenes de la ATM, cómo el síndrome de la fatiga crónica, problemas de sueño o fibromialgia.

Se desconoce cómo progresan estos tipos de trastornos. Los síntomas pueden empeorar o curarse con el tiempo, pero la causa de estos cambios no está clara.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los trastornos de la articulación temporomandibular?

Existen muchos síntomas relacionados con los trastornos de la ATM. El dolor, particularmente en los músculos masticatorios o en la articulación, es el más común de todos. Estos son algunos otros:

  • Dolor irradiado en la cara, mandíbula o cuello
  • Sobrecarga de los músculos mandibulares
  • Limitación de movimiento o bloqueo de la mandíbula
  • Dolor al abrir y cerrar la boca
  • Chasquidos y otros ruidos al abrir y cerrar la boca
  • Cambio en la manera en como los dientes inferiores y superiores encajan entre ellos

Si notas alguno de estos signos o síntomas en tu boca, pide una cita con Centro Dental Pedralbes para recibir un diagnóstico sobre un posible trastorno de la articulación temporomandibular.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *