Cuando la placa dental no es removida por una constante rutina higiénica dental formada por el cepillado y el hilo dental, los dientes se vuelven más propensos a sufrir caries dental. Además de adoptar estos buenos hábitos higiénicos, también es importante visitar al dentista o higienista dental con regularidad para que pueda detectar los síntomas de la caries o la enfermedad periodontal y así tratar dichas infecciones cuanto antes.

¿Qué tipos de caries existen?

A pesar de que todas las caries son infecciones dentales, hay diferentes tipos de caries que requieren tipos de empastes distintos. Tu dentista de Centro Dental Pedralbes puede detectar las peculiaridades de cada infección mediante el examen físico y radiológico de los dientes.

Estos son los tres tipos de caries dentales que existen:

  • Caries radiculares: este tipo de caries es más común entre los adultos de la tercera edad, que son más propensos a sufrir recesión gingival. Ocurre cuando la cavidad se crea en la raíz de los dientes y es fácil que suceda cuando estas raíces quedan expuestas.
  • Caries en las superficies irregulares: este tipo de caries se da en las superficies masticatorias de los premolares y molares, es decir, de los dientes traseros. Puede prevenirse mediante un correcto cepillado, pero en caso de descuidar la higiene oral puede evolucionar rápidamente causando un daño severo en la pieza dental afectada.
  • Caries en superficies lisas: este tipo de caries dental ocurre en las superficies lisas de los dientes cuando no se eliminan las bacterias y la placa se acumula en la zona. Además de con el cepillado, la manera más efectiva de combatirla es mediante el uso del hilo dental.

Si crees que puedes estar desarrollando cualquier tipo de caries, recuerda mantener unos hábitos higiénicos perfectos, aunque sufras algunas molestias a la hora de cepillarte los dientes o pasarte el hilo dental. Utilizar un cepillo dental de cerdas suaves y cambiar el hilo dental por los cepillos interdentales es una buena manera de no dejar de limpiarse los dientes a pesar de sufrir algún tipo de sensibilidad.

Si tu o alguien de tu familia es propenso a sufrir caries dentales es importante llevar a cabo tratamientos preventivos que ayuden a evitar la aparición de las infecciones. El uso de flúor y de selladores dentales son dos métodos que incrementan la protección de los dientes.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *