¿Los piercings bucales dañan los dientes?

Es muy probable que tú, lector/a, hayas llevado un piercing en algún momento de tu vida o por lo menos conozcas a gente que aún lo lleva o ha llevado. Hace ya muchísimo tiempo que los piercings están de moda. Pero dejando a un lado lo estéticos que puedan quedar en nuestro cuerpo, debemos saber qué muchos de ellos conllevan un riesgo para nuestra salud.

En el post de hoy, os hablaremos sobre los riesgos que conllevan los piercings bucales. (labios, lengua y frenillo).

 

¿Por qué son un riesgo?

Para empezar, el cuerpo humano es tan inteligente que cuando le incrustan un material que no forma parte de él, su primera reacción es rechazarlo inflamando la zona.  Y si además, le sumamos que en la boca habitan decenas de bacterias, doblamos el riesgo de padecer infecciones.

 

¿Cuáles son los riesgos de los piercings bucales?

  1. Fracturas y fisuras dentales: Las personas con piercings bucales suelen moverlos y realizar gestos que acaban convirtiéndose en manía y costumbre. La realización de estos movimientos provocan daños al esmalte dental.
  2. Hipersalivación: esto se puede produce debido a que cuando existe un exceso de bacterias en la boca la cantidad de saliva aumenta para proteger nuestra boca.
  3. Infecciones:Como hemos dicho antes, en la boca habitan decenas de bacterias, por lo que si la fisura no se cura correctamente estas bacterias pueden ocasionar infecciones que pueden derivar incluso en enfermedades con el VIH y la hepatitis B.3
  4. Cicatrices abultadas y dolorosas: las cicatrices de los piercings en la lengua tienden a ser abultadas y dolorosas.
  5. Endocarditis: Existe riesgo de endocarditis. La endocarditis es la inflamación de las válvulas o de los tejidos cardíacos.
  6. Retracción de las encías: Este riesgo es muy común en los piercings del frenillo. Las encías retraídas hacen que la raíz del diente sea más vulnerable a las caries y a la periodontitis.
  7. Hemorragia: Si en el momento de la perforación, la aguja atraviesa un vaso sanguíneo se puede producir una hemorragia importante.
  8. Dolor e inflamación: El dolor y la inflamación son los signos más comunes de una perforación, ya que es la reacción natural del cuerpo. Sin embargo, hay que tener cuidado porque si la lengua se inflama de manera excesiva puede bloquear la vía respiratoria.
  9. Problemas funcionales: El piercing en la lengua puede provocar problemas al habla o a la masticación.
Piercings bucales
Piercing bucales

Si tienes alguna duda sobre los riesgos que conllevan los piercings bucales no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Centro Dental Pedralbes. ¡Estaremos encantados de atenderte!. Puedes encontrarnos en c/ Passeig Manuel Girona, 12 ( 08034) Barcelona

Salud bucal en la menopausia

Durante la menopausia, la mujer experimenta una serie de cambios hormonales que tienen consecuencias en la salud general y también a nivel bucal. En la menopausia, se reducen notablemente los niveles de estrógenos, un hecho que produce alteraciones significativas en los tejidos de la boca y repercute negativamente en la salud bucodental, deteriorando las encías o la mucosa bucal.

Habitualmente, en la mujer menopáusica se pueden apreciar trastornos que afectan a las encías: se vuelven más brillantes y secas, sangran más fácilmente y su color varía entre pálido y rojizo. Además, se puede manifestar un creciente malestar bucal, con sensación de quemazón, sequedad y mal sabor. Beber por lo menos dos litros de agua al día puede ayudar a combatir esta sensación de ardor bucal. También es recomendable evitar alimentos ácidos o los frutos secos, que tienden a aumentar esta sensación, y favorecer la salivación natural masticando chicle, por ejemplo.

El descenso de la producción de hormonas durante la menopausia conlleva, además de una serie de alteraciones en las encías, cambios en la mucosa bucal y en el hueso que sustenta los dientes. Estos cambios pueden alterar el color o la forma de los dientes e incluso provocar la pérdida de algunas piezas. A nivel bucodental, el envejecimiento óseo provoca la llamada gingivitis descamativa, una afectación de las encías que ocasiona una separación de las capas externas de éstas dejando al descubierto las terminaciones nerviosas y favoreciendo la aparición de caries.

Durante este periodo, es muy importante extremar los hábitos de higiene bucodental, acudir al especialista periódicamente y recibir un tratamiento médico específico para superar estas afecciones bucodentales y mejorar la calidad de vida.