Ortodoncia, más allá de una bonita sonrisa

Muchas personas creen que la ortodoncia es tan solo un tratamiento de estética dental que tiene por objetivo recolocar y alinear las piezas dentales para conseguir una bonita sonrisa. Que lo es. Pero los beneficios de la ortodoncia van más allá de lo estético para repercutir en una mejor calidad de vida. Tener todas las piezas dentales bien colocadas y alineadas aporta mucho más que belleza a la sonrisa: mejora en la estética facial y la funcionalidad de la dentadura.

Una dentadura que encaja mal o tiene sus dientes desalineados, es una dentadura que tiene problemas, más o menos graves, al morder y al masticar que pueden derivar en dolores de mandíbula o en caries por las dificultades de realizar correctamente la higiene dental. No poder masticar correctamente puede dificultar la deglución y la digestión de los alimentos. O los dolores de mandíbula pueden provocar tensiones que deriven dolores de cabeza o que afecten a las cervicales.

El deseo de los que inician un tratamiento de ortodoncia es tener una sonrisa con los dientes bien alineados. Pero, además, los beneficios colaterales son un factor a tener en cuenta a la hora de decidirse y valorar la idoneidad del tratamiento que, dependiendo de cada caso, puede ser más o menos duradero. Los beneficios de la ortodoncia son, evidentemente, estéticos pero también de salud y calidad de vida. Y, en general, los resultados de la ortodoncia son excelentes y permanentes. Se trata de un tratamiento eficaz, sea cual sea la edad del paciente, y que puede adaptarse a las necesidades de cada caso ya que existen varias alternativas dentro del mismo tratamiento.