salud dental y el bruxismo

La salud dental y el bruxismo están directamente relacionados, ya que la mayoría de personas aprietan o rechinan los dientes de vez en cuando. El apretamiento dental ocasional, llamado bruxismo, no siempre causa dolor, pero cuando el rechinamiento se produce de manera regular los dientes se pueden dañar y pueden aparecer otras complicaciones bucodentales.

¿Por qué hay personas que aprietan los dientes?

Aunque el bruxismo puede estar provocado por el estrés o la ansiedad, normalmente sucede durante las horas de sueño y suele ser la consecuencia de una mala mordida, de la falta de dientes o de los dientes torcidos.

¿Cómo puedo saber si aprieto los dientes?

Debido a que el bruxismo se produce a menudo durante la noche, la mayoría de personas no se dan cuenta. Sin embargo, el dolor de cabeza o de mandíbulas son dos síntomas claros de bruxismo. Muchas veces es la pareja sentimental la que detecta que tienes bruxismo al escucharte rechinar los dientes por la noche. Si crees que puedes sufrir bruxismo, habla con tu dentista, el te hará un diagnóstico exhaustivo para determinar la posible dolencia.

¿Por qué es dañino el bruxismo?

En algunos casos, el bruxismo crónico puede resultar en la fractura, movilidad o pérdida de dientes. Cuando esto sucede, pueden requerirse puentes, coronas, tratamientos endodónticos o implantes dentales. Además, el bruxismo también puede comportar pérdida de oída y ser la causa o empeorar la articulación temporomandibular e incluso cambiar la apariencia de la cara.

¿Qué puedo hacer para parar de rechinar los dientes?

El dentista puede ayudarle a proteger los dientes con una férula dental nocturna. Si el estrés el causante del bruxismo, el mejor tratamiento puede ser intentar reducirlo con la ayuda de un especialista.

Otros consejos para ayudarte a terminar con el bruxismo son:

  • Evitar tomar alimentos con cafeína como el café o la cola.
  • Evita tomar alcohol ya que el bruxismo suele agravarse con el consumo de alcohol.
  • No muerdas nada que no sea comida. Evita masticar chicles ya que hace que tu mandíbula se acostumbre a apretarse.
  • Intenta no apretar los dientes durante las horas del día poniendo la lengua entre ellos.
  • Relaja tus músculos de la mandíbula por la noche con la ayuda de un paño caliente.

Si tienes cualquier duda sobre el bruxismo y quieres consultarnos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡Estaremos encantados de resolver tus dudas!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *