Las radiografías dentales permiten detectar complicaciones que pueden pasar desapercibidas en una observación en la consulta. Básicamente ayudan a diagnosticar problemas de mandíbula, fisuras, posición de las piezas dentales, la erupción de las muelas del juicio… Pero es importante tomar algunas precauciones al someternos a este tipo de radiografías. relacionados con la posición de los dientes, la mandíbula, fisuras dentales… No obstante, conviene tomar algunas precauciones por la exposición a los rayos X. ¿Son seguras las radiografías dentales?

Hay diferentes tipos de radiografías dentales. La más común es la radiografía interproximal. Pero, ¿Cada cuánto debo someterme a una radiografía dental? Hay diversos factores que intervienen, como por ejemplo la edad. La mayoría de problemas bucodentales que requieren una radiografía se producen durante la infancia y la adolescencia. Pero en todos los casos se recomienda dejar pasar como mínimo un año entre una radiografía y otra para limitar la exposición a los rayos X. Además, es probable que en este periodo el paciente deba someterse a otros tipos de radiografía.

Radiografías dentales: ¿Son seguras?

Como en otras radiografías, conviene limitar la exposición a los rayos X porque pueden conllevar algunos peligros para la salud. De hecho hay algunos estudios que han relacionado los rayos X con el desarrollo de algunos tumores. Pero son muchos los expertos que aseguran que esto depende de muchos factores, como la predisposición genética o el organismo de cada paciente. Por tanto el riesgo no sólo se debe a la exposición a los rayos X, aunque conviene limitar su exposición.

Las radiografías dentales afectan a partes muy concretas de la cavidad oral y no suponen ningún riesgo para otras partes del cuerpo. Entonces, ¿Qué efectos pueden tener las radiografías dentales? La consecuencia más habitual es la xerostomía. Consiste en la sensación de sequedad bucal que puede alterar los procesos de habla y masticación. No obstante estos efectos disminuyen en función del tipo de maquinaria usada para realizar la radiografía. En Centro Dental Pedralbes usamos las técnicas más avanzadas para minimizar los efectos de estas radiografías.

Por tanto las radiografías dentales no son peligrosas siempre que se limite la exposición a los rayos X. Lo más recomendable es consultar con el especialista la necesidad de someterse a una radiografía dental, que puede ayudar a detectar diversas complicaciones bucodentales.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *