La menopausia es una etapa en la vida de una mujer repleta de cambios hormonales que afectan al funcionamiento de todo el organismo como consecuencia de la pérdida de estrógenos. Y como no podía ser de otra manera la salud bucal de las mujeres durante la menopausia también se ve afectada, principalmente en los siguientes aspectos:

  1. Encías: Se vuelven más sensibles con lo que tienden a sangrar con mayor frecuencia, a la vez que se vuelven más secas y empiezan a tener un brillo diferente.
  2. Ardor: En general se empieza a tener una sensación de ardor en la boca que hace que todo empiece a tener mal sabor. Para combatir esta sensación es muy importante ingerir grandes cantidades de agua.
  3. Color de los dientes: Es habitual que durante la etapa de la menopausia la mujer empiece a notar un cambio en la tonalidad de las piezas dentales.
  4. Gingivitis descamativa: Se trata de un trastorno que aparece en las mujeres con la pérdida de su nivel de estrógenos en virtud del cuál las encías empiezan a dejar al descubierto las terminaciones nerviosas de los dientes y éstos pasan a convertirse en un blanco fácil para la caries.

¿Cómo luchar contra estos efectos?

Lo ideal es empezar a visitar al dentista de manera más habitual, para que éste pueda llevar un seguimiento de cada caso de forma particular y pueda intentar resolver las dificultades en el momento en el que estas comiencen a producirse. De la misma forma ese vital que una mujer en etapa menopáusica comience a extremar los cuidados de su higiene bucal para prevenir la aparición de caries y poder mantener así todas sus piezas dentales naturales. En este sentido debe:

  1. Cepillarse después de cada comida, sin excepción, y masticar chicle sin azúcar en las situaciones en las que sea totalmente imposible realizar el cepillado.
  2. Utilizar hilo dental o un cepillo interproximal en el caso en el que sus dientes estén algo más separados.
  3. Completar la higiene bucal con un enjuague bucal enriquecido en flúor que ayuda a fortalecer la protección natural de sus dientes.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *