Seguro que estás familiarizado con algunos de los problemas orales más comunes: el mal aliento, las aftas, los herpes orales y quizá incluso con la candidiasis. Pero si vieses una mancha gris o blanca en tu lengua, mejilla o paladar, seguramente no sabrías de qué se trata.

Una de la causa de estas manchas es la leucoplasia. La leucoplasia oral es un trastorno de las membranas mucosas de la boca que está causado por la irritación. Esta irritación puede ser el resultado de unos dientes ásperos, dentaduras con elementos que raspan o empastes y coronas que frotan en exceso tu encía, mejilla o lengua. También puede estar provocada por el tabaco.

Sea cual sea el motivo de la irritación, si descubres que algo ha cambiado en tu boca, debes acudir a Centro Dental Pedralbes para que el dentista te haga un diagnóstico.

Diagnosticando la leucoplasia

Las manchas o lesiones de la leucoplasia son más comunes entre los adultos, aunque pueden ocurrir a cualquier edad. Estas manchas grises o blancas puedes desarrollarse lentamente durante meses y normalmente tienen cierto volumen. Puede que le leucoplasia sea indolora, aunque también es usual que las manchas sean muy sensibles al tacto, el calor o a ciertos alimentos.

Aunque no sepas que sufres leucoplasia, el dentista es capaz de detectarla. Las visitas regulares con el odontólogo son una buena oportunidad para hacerlo. En caso de detectarse, puede que tu dentista se te aconseje una biopsia para descartar que se trate de cáncer oral.

Tratamiento de la leucoplasia

El tratamiento de la leucoplasia depende de la causa que ha provocado la irritación. Por ejemplo, si la irritación está provocada por un diente áspero o una superficie irregular de un empaste, el primer paso será alisar dicha superficie para evitar que siga irritando el tejido. En caso de que el culpable sea el tabaco, se te recomendará dejar de fumar.

La leucoplasia suele ser inofensiva y las irritaciones suelen desaparecer al cabo de unos meses. En casos extremos en los que la irritación no se cura solo, puede ser necesario realizar una cirugía para extraer la lesión. El dentista o cirujano oral de Centro Dental Pedralbes puede encargarse de hacerlo con la ayuda de anestesia local.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *