Muchas personas han volado en más de una ocasión. Sea por trabajo, ocio, vacaciones… Coger un avión es habitual para desplazarse de un territorio a otro. Aunque se trate de distancias breves o de trayectos de varias horas, volar puede tener efectos sobre nuestra salud bucodental. ¿Cuáles son? Los profesionales de Centro Dental Pedralbes te los explican.

Los cambios de presión que conlleva volar alteran el flujo sanguíneo y los niveles de oxígeno en el cuerpo. Esto tiene varias consecuencias sobre nuestra salud general. Algunas patologías comunes tras un vuelo son las cefaleas (dolores de cabeza intensos), dolores de espalda o el conocido “jet lag”. A nivel bucodental, volar también tiene varias consecuencias. De hecho muchos dolores de cabeza tienen un origen bucodental, como algunos casos de bruxismo.

En el caso de pacientes con caries, este problema puede agravarse al volar. El aire queda atrapado en estos espacios (también en empastes u otras intervenciones bucodentales) y puede generar agujeros microscópicos en el diente. El resultado es un dolor de muelas muy intenso. En casos más graves, la presión ejercida por este aire puede llegar a provocar fracturas en la pieza dental.

Los pacientes que se han sometido a una cirugía bucal deben prestar especial atención a su salud bucodental antes de volar. Es muy importante llevar gasas, ya que con los cambios de presión se podría producir una pequeña hemorragia en la zona intervenida. También puede surgir mal gusto en la boca o una hinchazón en la zona. Se recomienda consultar con el odontólogo antes de tomar el vuelo.

Por tanto en caso de volar con frecuencia, es fundamental mantener una buena salud bucodental. Durante el vuelo, se recomienda evitar alimentos y bebidas perjudiciales para la salud oral. Es el caso del café, los dulces o los zumos y refrescos. También es recomendable llevar en la cabina un pequeño kit de higiene dental.

Entonces, ¿Cómo evitar estos problemas de salud bucodental al volar? Muchos pacientes optan por masticar chicle. La masticación ayuda a compensar las alteraciones de la presión que sufrimos al volar. Se recomienda que el chicle sea sin azúcar. También se pueden tomar analgésicos, que ayudan a calmar el dolor. Pero sus efectos son temporales y pueden reaparecer más adelante. Si has experimentado alguna molestia dental durante un vuelo, recomendamos acudir al odontólogo de confianza cuanto antes.

En Centro Dental Pedralbes ofrecemos diversos tratamientos para solucionar la caries y demás patologías orales de forma cómoda y estética. Podrás volar sin preocupaciones y con una sonrisa sana.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *