Cada vez hay más personas que eligen los tratamientos de odontología estética por varios motivos: reparar defectos como la maloclusión o los dientes torcidos, tratar una lesión o simplemente mejorar la apariencia de su sonrisa. Sea cual sea la razón, todos los tratamientos de estética dental tienen como objetivo conseguir una sonrisa más bonita.

Por estas y muchas otras razones, la odontología estética se ha convertido en una parte importante y vital de la profesión de los dentistas.

Tratamientos de la odontología estética

Los procedimientos comunes de la odontología estética pueden llevarse a cabo para corregir dientes malformados, descoloridos, rotos o incluso perdidos. También pueden emplearse para cambiar la forma general de los dientes –desde dientes que son demasiado largos o demasiado cortos, a dientes con separación excesiva o simplemente que están desgastados.

Para todo ello, contamos con un largo número de procedimientos que consiguen las necesidades de cada paciente:

  • Adhesión dental: en este procedimiento se utiliza un material del color del diente (composite) para enmascarar algunos defectos dentales, cerrar agujeros, o simplemente cambiar el color de los dientes severamente teñidos.
  • Recontorneado dental: este tratamiento sirve para alinear dientes torcidos, astillados o superpuestos. En vez de añadir material biocompatible, en este caso se lija mínimamente el propio esmalte para conseguir los resultados necesarios.
  • Carillas dentales: esta técnica utiliza unas finas cáscaras de porcelana o plástico que se colocan en la parte frontal de los dientes anteriores. Las carillas pueden cambiar el color y la forma de los dientes. Por ejemplo, se utilizan para resolver a la vez problemas como diastemas y dientes apiñados, torcidos, descoloridos o cortos.
  • Blanqueamiento dental: existen varias técnicas odontológicas que tienen el objetivo de eliminar las manchas que causan la edad y la toma de según qué alimentos. Se llevan a cabo en la clínica dental y sus resultados son inmediatos en la mayoría de casos.

Quizá te estés preguntando: ¿qué técnica es la indicada para solventar el problema que a mí me preocupa? La respuesta te la dará uno de nuestros odontólogos después de llevar a cabo un diagnóstico que tenga todos los factores en cuenta, incluso tu salud oral general.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *