Muchos medicamentos, tanto con receta o ambulatorios, comportan efectos secundarios en la salud oral. Se trata de malos menores a los que nos exponemos para curar problemas o enfermedades más graves. No por ello debemos dejar de tomarlos, pero sí que es importante que mantengamos informado en todo momento a nuestro dentista para que pueda nos de las recomendaciones pertinentes.

¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes?

Uno de los efectos secundarios en la salud oral más común es la xerostomía. Este es el nombre científico que recibe la sequedad oral. Un problema que aumenta el riesgo de caries y de enfermedad periodontal y que debe tratarse con saliva artificial o promocionando la secreción salival mediante chicles y caramelos sin azúcar.

También los tejidos orales como la mucosa o las encías pueden verse afectados por algunos medicamentos. Los inhaladores que utilizan los pacientes con problemas respiratorios, por ejemplo, pueden comportar candidiasis oral. Enjuagarse la boca después de utilizarlos, puede prevenir esta infección.

Efectos secundarios en la recuperación dental

Los medicamentos anticoagulantes y antiplaquetarios también pueden tener implicaciones en el tratamiento dental ya que si se toman tras una intervención quirúrgica pueden prolongar el sangrado al evitar la formación de coágulos de sangre. Este es un buen ejemplo de la necesidad de hablar con el dentista acerca de los medicamentos que tomamos, ya que puede afectar muy negativamente a la recuperación.

Los medicamentos antirresortivos que se utilizan en el tratamiento de algunos cánceres o de la osteoporosis están relacionados con problemas poco frecuentes pero muy serios en la mandíbula, normalmente después de la extracción dental.

Precisamente, muchos tratamientos contra el cáncer pueden afectar negativamente a la salud oral. Llevar a cabo un examen oral antes de iniciar el procedimiento es la mejor manera de identificar los riesgos del paciente y trazar un plan de tratamiento para mantener la salud oral durante el procedimiento.

Estos son solo algunos de los ejemplos de los medicamentos con efectos secundarios en la salud oral. Para evitar este tipo de afectaciones es importante acudir a la clínica dental con regularidad y ponerse en contacto con el dentista en caso de tener alguna duda o notar algún cambio en nuestra boca.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *