Sabemos que, para cuidar de nuestros dientes, la higiene bucodental en el domicilio es fundamental. Cepillarse como mínimo dos veces al día y durante dos minutos, utilizar el hilo dental, limpiar la lengua, usar un irrigador bucal… Unas rutinas completas es lo que realmente garantizan una sonrisa agradable, funcional y estética. Pero hay algo más… No todo es higiene, también alimentación. ¿Sabías que hay algunos alimentos que pueden ayudar a proteger los dientes de la caries dental? Y de otros problemas y enfermedades, por supuesto. Estudios recientes han constatado que los arándanos, por ejemplo, obstruyen la adhesión de las bacterias y se eliminan antes de que puedan formar la placa bacteriana, el sarro. Pero no sólo los arándanos son beneficiosos para nuestra salud bucodental, hay más:

  1. Los jugos fortificados con calcio, la leche y otros productos lácteos ayudan a conservar los dientes y a mantener los huesos saludables, no sólo los de la boca. Además, reducen el riesgo de pérdida de dientes. ¿Por qué estos productos enriquecen nuestra alimentación? Porque son ricos en calcio y en vitamina D, componentes ideales para nuestro organismo.
  2. El queso se pega a los dientes… pero esto es totalmente positivo. Este alimento libera gran cantidad de calcio que se mezcla con la placa bacteriana y que, a diferencia de otros productos, neutraliza el ácido y ayuda a reconstruir el esmalte dental. Es nuestro mejor aliado contra la caries dental, pero también contra la enfermedad de las encías.
  3. Manzanas, zanahorias, apio… las frutas y verduras crujientes promueven la salud de nuestra boca. Ayudan a limpiar la placa bacteriana acumulada en y entre los dientes y, además, refrescan el aliento.

Pero… tal y como hay alimentos que nos protegen contra problemas y enfermedades, hay otros que nos afectan gravemente. Estos productos contienen azúcar, que es la “comida” que aporta energía a los microorganismos que generar la caries dental. Es el caso de los refrescos, los dulces, determinadas bebidas… ¿Cómo afectan a nuestros dientes concretamente? ¿Qué alimentos específicos son?

  1. Las bebidas carbonatadas, las frutas cítricas, los vinos, los pepinillos… Las comidas ácidas son nuestro peor enemigo, ya que aceleran el desgaste del esmalte y los dientes se vuelven más sensibles. Además, pueden agrietarse o decolorarse más fácilmente.
  2. Lo mismo ocurre con el café y el té, que desgastan las fosas y las hendiduras del esmalte y tiñen los dientes. Pueden incluso provocar manchas bien definidas.

¿Por qué te contamos todo esto? Porque, para conservar una buena salud bucodental, seguir una buena dieta es fundamental. Desde Centro Dental Pedralbes te recomendamos que apuestes por los alimentos que cuidan de tus dientes y que te olvides de los perjudiciales, o al menos que los consumas con moderación.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *