De la misma manera que, desde recién nacidos, los niños acuden asiduamente a la consulta del pediatra, es recomendable hacer lo mismo con el dentista y que los niños se familiaricen, desde bien pequeños, con la figura del odontopediatra. La odontopediatría es la rama de la odontología que se ocupa del tratamiento integral del paciente infantil, desde que es bebé hasta la adolescencia.

Desde el Centro dental Pedralbes, aconsejamos traer a los más pequeños al dentista alrededor de los 3 años para realizar una primera revisión. Es una buena manera de ir familiarizándose con el entorno de la consulta, el sillón y todos los instrumentos de trabajo de los odontopediatras y los odontólogos. Y, aunque no sufran ninguna dolencia, es recomendable que los pequeños pasen por la consulta de odontopediatría por lo menos una vez al año. Así, es más fácil anticiparse a cualquier problema que pueda surgir. Hay que tener en cuenta que un problema descubierto a tiempo tiene una solución mejor y más fácil.

Es fundamental que las primeras visitas al dentista sean un experiencia divertida para los niños. Por eso, es fundamental que se vayan familiarizando con los profesionales de la odontología antes de que surja cualquier problema porque si no, es fácil que relacionen la consulta del odontopediatra con una experiencia traumática. Durante estas primeras visitas, los odontopediatras enseñan a los niños las pautas correctas para el cuidado de la boca y fomentan los hábitos de prevención saludables. Y entre juegos y enseñanzas, se les realiza una revisión de su salud bucodental.

Es muy importante enseñarles los buenos hábitos de higiene y prevención desde pequeños y, para ello, la colaboración y la complicidad de los padres con el odontopediatra son fundamentales.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *