Las coronas dentales son unas restauraciones de porcelana de 360 grados, ya que restauran todo el esmalte dental y parte de la dentina. Este tipo de rehabilitación puede emplearse tanto para alinear dientes torcidos como para reparar dientes rotos o dañados. Pero además de rehabilitar dientes propios, las coronas también se utilizan sobre los implantes dentales para sustituir las piezas perdidas.

La comunicación es esencial

Debido a que las coronas permiten modificar un alto número de características de los dientes del paciente, es importante que exista una comunicación muy clara con los dentistas involucrados en el tratamiento. Si desead un look concreto, debe asegurarse de comentarlo con el dentista desde el primer momento. Este, le comentará la posibilidad de conseguir la apariencia que usted desea y gracias a la tecnología CAD-CAM le podrá mostrar un ejemplo virtual del resultado que podrá obtener.

Las coronas provisionales, otra ayuda para tomar la decisión

Habitualmente, el dentista coloca coronas provisionales hechas de resina compuesta a la espera de tener las coronas definitivas. Las provisionales ayudan a acostumbrarse al nuevo color y forma de la boca cuando los dientes tienen que alargarse o cuando se está dando forma a la nueva mordida. También pueden ser de ayuda para decidir, con tiempo, si le gusta lo que ve o si desea realizar algún cambio.

Primer deberá acostumbrarse a las coronas

Las personas no se acostumbran a las restauraciones de un día para el otro. La lengua, las mejillas y los labios necesitan algún tiempo –normalmente entre 1 y 2 semana, sobre todo cuando se han realizado cambios importantes- para adaptarse a ellas. Tómeselo con calma e intente olvidarse de ellas. Con el tiempo, se acostumbrará. Si no se siente cómodo con ellas, concierte una visita con su dentista. Quizá hay habido un problema con la confección y de no hacerlo, los desajustes en la mordida pueden causar dolor y daños en la articulación temporomandibular.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *