Mucha gente cree que una edad avanzada conlleva inevitablemente el hecho de perder algunas piezas dentales. Socialmente, se ha ligado la tercera edad a mandíbulas edéntulas que utilizan prótesis como las dentaduras postizas tradicionales. Y hasta se ha llegado a creer que la pérdida de los dientes es algo natural que llega con la edad. Nada más lejos de la realidad. La caída de los dientes se produce en la mayoría de casos por culpa de infecciones que son evitables, por lo tanto, manteniendo una buena salud bucodental podemos aspirar a que nuestra dentadura nos dure toda la vida.

La piorrea es la principal causa de pérdida de los dientes y afecta a 8 de cada 10 adultos de más de 35 años.

La piorrea es la enfermedad infecciosa que afecta los tejidos que soportan las piezas dentales: encías, hueso alveolar y ligamento periodontal. También llamada periodontitis o enfermedad de las encías, esta infección puede mostrar sus primeros síntomas a los 15 años, cuando se limita a las encías e ir avanzando lentamente hasta provocar una pérdida sucesiva del hueso alveolar que puede terminar con la caída del diente.

Se trata de una enfermedad que afecta al 80% de las personas mayores de 35 años, pero aunque parezca mentira se puede combatir con un tratamiento preventivo. Cuanto más temprano actuemos, más fácil será curar los tejidos y evitar pérdidas que sean irreversibles. Por eso la infección se debería tratar cuando se produce en la juventud.

El primer estadio de la infección se llama gingivitis y consiste en la inflamación de las encías como reacción a los microbios presentes en la placa dental que se ha acumulado en los dientes. Esta fase se puede tratar con relativa facilidad manteniendo unos buenos hábitos higiénicos que además eviten su futura aparición. Cuando no se le presta la atención necesaria, la infección, que había comenzado en las encías, se va extendiendo hasta afectar al hueso que soporta el diente y el ligamento periodontal.

En este momento, los efectos de la piorrea pueden ser irreversibles, por lo que es muy importante hacer un diagnóstico precoz para aplicar el tratamiento necesario en nuestra clínica de Barcelona.

Centro Dental Pedralbes recomienda la utilización de medidas preventivas como una buena higiene dental y el hecho de realizarse limpiezas dentales cada 6 o 12 meses, para evitar todo tipo de enfermedad de las encías. Como hemos visto, vale la pena cuidar los propios dientes para evitar infecciones que puedan provocar su pérdida a partir de los 40 años. Porqué es posible que nuestra sonrisa nos dure toda la vida, pero para ello tenemos que cuidarla desde pequeños.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *