Muchos pacientes se olvidan de la higiene interproximal durante la rutina de limpieza oral. Se trata de la limpieza de los espacios interproximales. Es decir, de los espacios entre los dientes. Estas zonas suelen ser de difícil acceso por el cepillo, por lo que conviene una limpieza específica.

Aunque el cepillado es la base de una buena rutina de higiene, resulta insuficiente para limpiar la cavidad oral con profundidad. En los espacios interproximales se acumulan muchos restos de comidas y bacterias que, si no son eliminados, se incrustan y favorecen el desarrollo de patologías como la caries dental.

Entonces, ¿Cómo mantener una buena higiene interproximal? Desde Centro Dental Pedralbes te damos las claves:

  • Aparatos de limpieza. Hay una gran variedad de utensilios para realizar una buena higiene interproximal. El más recomendado es el cepillo interproximal. Este cepillo tiene unos filamentos específicos para limpiar los espacios interdentales. Además, sus cerdas son suaves para evitar el sangrado. Pero en caso de no disponer de un cepillo interproximal, una buena alternativa es el hilo dental. Con una buena técnica permite eliminar los restos de comidas y bacterias que se acumulan entre los dientes, aunque conviene tener una buena técnica. Otra alternativa es el irrigador bucal, que consiste en aplicar agua a presión. El irrigador bucal ayuda a eliminar los restos incrustados entre los dientes.
  • Tratamientos profesionales. Cuando los restos de alimentos y bacterias se acumulan entre los dientes, forman una placa endurecida. Esta placa provoca la formación de sarro y el desarrollo de patologías como la caries y la gingivitis. Para evitarlo, conviene someterse a tratamientos profesionales como la limpieza dental profesional. Además, acudir al odontólogo con regularidad ayudará a prevenir la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y las encías.
  • Rutina de higiene bucodental. Usar aparatos de limpieza interproximal es muy recomendable, pero la base de una buena rutina oral es el cepillado. Por ello se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida, con una duración mínima de entre dos y tres minutos. En este sentido es fundamental mantener una constancia de limpieza. De este modo es posible mantener los dientes y las encías sanos durante más tiempo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *