Las personas que llevan ortodoncia deben tener un especial cuidado en su higiene bucodental diaria. Los tratamientos de ortodoncia suelen durar varios meses ya que recolocar y alinear las piezas dentales, en algunos casos, puede ser un proceso lento. Durante este tiempo, se deben seguir una serie de pautas para la higiene de dientes y brackets y evitar que, para solucionar un problema de estética dental, pueda surgir alguno de salud bucodental, como las caries o enfermedades de las encías.

El éxito de un tratamiento de ortodoncia también recae en realizar una correcta higiene y mantenimiento de dientes y brackets. Para el cepillado de los dientes con ortodoncia, existen cepillos especiales con filamentos en forma de V ideales para limpiar dientes y aparatos de manera eficaz. Además, es recomendable utilizar una pasta dental específica para ortodoncia y cepillos interproximales que ayudan a limpiar los pequeños espacios entre el diente y el aparato, así como también el espacio entre dientes. El cepillado debe realizarse por la parte frontal del diente, primero en sentido horizontal y después vertical. El resto de la boca, puede cepillarse de la manera habitual. Para completar la higiene, es recomendable usar irrigadores orales con boquilla especial para ortodoncia y finalizar con un enjuague con colutorio.

Durante el tiempo que dura el tratamiento de ortodoncia, es fundamental realizar la higiene dental después de cada comida ya que es muy habitual que queden restos de alimentos en los brackets que facilitan la formación de placa bacteriana y aumentan el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Además, es recomendable evitar alimentos duros o pegajosos puedan romper o deformar los aparatos, y procurar no cortar los alimentos con los dientes sino llevarlos a la boca en pequeñas porciones.

Entradas recomendadas