Desde que somos pequeños, nos han enseñado la importancia que tiene el cepillado para la prevención de la caries. Pero a pesar de cepillarnos los dientes, quién más quién menos ha sufrido alguna caries durante su vida.

¿Qué causa las caries?

Las caries son agujeros en los dientes provocados por el ataque de los ácidos. Suele empezar en el esmalte dental y pueden escamparse hacia las capas más internas y débiles del diente. La caries también se produce cuando los restos de comida con carbohidratos se quedan atrapados entre los dientes y no se eliminan. Las bacterias que viven en nuestra boca se alimentan de estos restos de comida y producen los ácidos que ataquen el esmalte.

¿De qué sirve el flúor?

El flúor es una sustancia que ayuda a prevenir las caries al retrasar su desgaste y acelerar el proceso de remineralización. Los nuevos cristales del esmalte que ayuda a formar sin más fuertes, más grandes y, por lo tanto, más resistentes al ácido. Las fuentes más típicas del flúor son el agua fluorada, la pasta dentífrica y algunos colutorios.

Beber agua

En muchos países, como en España, los estados tomaron la decisión de añadir un mínimo de flúor al agua corriente para impulsar la salud dental y ayudar en la lucha contra la caries. Las aguas embotelladas, en cambio, no suelen contar con esta pequeña cantidad de flúor que nos ayuda a fortalecer nuestros dientes.

Pasta dental

Las pastas dentales que contienen flúor suelen ser la principal fuente de flúor tanto para niños como adultos. En el caso de los pequeños, es importante comprobar que no se la tragan ya que el flúor puede ser dañino para la salud si se ingiere en grandes cantidades.

Colutorio

Enjuagarse la boca con un colutorio que contenga flúor es otra manera de ayudar a proteger los dientes de las caries.

  • Otras formas de luchar contra la caries
  • Selladores dentales
  • Evitar tomar bebidas y comidas con azúcar
  • Cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental a diario
  • Visitar regularmente al dentista

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *