Aunque la ortodoncia estética ha avanzado posiciones y ha aumentado en popularidad, los brackets metálicos aún son la opción más deseada para determinados pacientes. Los adultos que quieran disimular su tratamiento suelen preferir opciones como Invisalign, la ortodoncia lingual o los brackets cerámicos. Son más cómodos, prácticamente no se perciben en el interior de la boca y los demás ni los ven. Son ideales para situaciones en las que nuestro nivel de autoconfianza debe estar al 100%. De llevar aparatos convencionales, no sería posible comunicarnos libremente con los demás. No obstante, mostrar una sonrisa metalizada entre niños y adolescentes no es tan grave, y los tratamientos en estas edades son mucho más efectivos si se realizan mediante brackets metálicos. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes te dan algunas pistas para cuidar de la boca durante el procedimiento.

  • Durante los primeros días tras la colocación de los aparatos, el paciente puede sentir incomodidad y molestias. No obstante, una vez se crea el hábito y la boca se acostumbra a ellos, los dolores desaparecen. Si persisten, lo mejor es programar una visita a la clínica dental y solucionarlo.
  • A lo largo del tratamiento también puede ocurrir que una pieza se desprenda. Cuando no atañe a los molares puedes esperarte hasta la próxima cita, pero si lo hace, es aconsejable que llames al consultorio y programes una visita más inmediata. Recuerda que, si hay peligro de deglución o aspiración del bracket, incluso podría ser necesario llamar al servicio de urgencias.
  • En cuanto a la alimentación, se recomienda seguir, al menos durante los primeros días, una dieta blanda. Evita los alimentos con mucho azúcar, ya que los restos de comida (más fáciles de retenerse entre los arcos o los brackets) pueden favorecer la aparición de caries dentales. Por otro lado, se aconseja abandonar hábitos dañinos que puedan entorpecer el tratamiento, como morderse las uñas, bolígrafos u otros objetos; podrían romper el aparato y alargar la obtención de resultados.
  • Recuerda que la higiene dental es muy importante cuando llevamos brackets metálicos. El cepillado debe durar más de dos minutos y debe realizarse después de cada comida, especialmente al acabar la cena, antes de acostarse. No te olvides de cepillar todas las superficies del diente y, asimismo, de utilizar otros utensilios de limpieza particulares, como limpiadores linguales, cepillos interdentales o enjuagues bucales. Coméntalo con tu dentista, él té indicará qué productos son los adecuados para ti.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *