Los dientes dañados o infectados pueden afectar negativamente tu salud oral y tu bienestar general. El tratamiento endodóntico puede ayudarte a mantener tus dientes y encías sanas. Muchos pacientes conocen este procedimiento pero no saben cuándo es necesaria la endodoncia. Los odontólogos de Centro Dental Pedralbes te llevamos una pequeña lista de los casos:

Cuando sufres un fuerte dolor

La pulpa está en el centro del diente y cuando se daña o infecta puede comportar un absceso dental que, de no tratarse, puede llegar a requerir la extracción del diente. Si tienes mucho dolor en una zona concreta de la boca y este aparece especialmente cuando masticas o le aplicas presión, puede ser un signo de que necesitas una endodoncia. Visita a tu dentista en Barcelona para que te examine y descubra si es la pulpa infectada la que está causando el problema.

Cuando sufres sensibilidad

La sensibilidad a las temperaturas extremas puede ser otro signo de que necesitas una endodoncia. Si al consumir algo frío o caliente notas dolor o incomodidad en la boca, pide una cita con tu dentista ya que es probable que necesites una endodoncia o algún otro tratamiento dental.

Cuando notas que se te ha descolorado el diente

Un diente con la pulpa dañada puede cambiar de color. Por esto recomendamos que al cepillarte los dientes busques si tus dientes mantienen su estado natural o no. Si notas algún cambio en su coloración, acude al dentista y explícale los cambios que has comprobado.

Cuando sufres hinchazón en las encías

La infección o el daño pulpar también puede causar inflamación de las encías. Si notas que tienes las encías hinchadas, puede que sea momento de pedir una cita con tu dentista. Cuando un diente está dañado también puede provocar una espinilla –similar a un grano- en las encías. Esto es un absceso dental y es un claro síntoma de que necesitas tratamiento dental.

Si notas cualquiera de estos u otros síntomas sospechosos, llama a Centro Dental Pedralbes para pedir día y hora con tu odontólogo. La endodoncia puede salvar tu diente natural y evitar futuros problemas y tratamientos dentales.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *