Cada etapa de la vida conlleva una exposición distinta a riesgos dentales específicos. Esto comporta una adecuación de las actuaciones preventivas en cada situación para evitar las patologías a las que somos más vulnerables y estamos mayor expuestos. Lo mismo sucede durante la primera etapa de la vida, en los bebés, ya que los hábitos de higiene bucal durante este periodo pueden marcar la salud de los dientes de tu bebé.

Por eso, como padres debemos emplear en nuestro hijo una buena higiene bucal incluso antes que salga el primer diente, ya que existen algunas circunstancias que comprometerán el aspecto y la salud que tendrán los dientes en el futuro. Un ejemplo de ello son los antibióticos que contienen tetraciclina, que pueden pigmentar los dientes del bebé si son tomados por la madre durante la segunda parte del embarazo o la lactancia del niño.

Hasta que no salgan los primeros dientes, alrededor de los seis meses de edad, las técnicas como el cepillado, el hilo dental o los enjuagues bucales no tienen que ser empleados durante esta etapa, pero sí que se les debe aplicar unos cuidados especiales para minimizar su exposición a ciertos factores de riesgo. Hablamos de tomar medidas para evitar la caires del biberón, dar al bebé una cantidad adecuada de flúor y aplicar unos primeros cuidados dentales con una gasa húmeda.

Dar la cantidad adecuada de flúor

Todo el mundo conoce las saludables propiedades del flúor para fortalecer los dientes pero lo que no sabe la mayoría de personas es que estos beneficios también se pueden conseguir incluso antes que aparezcan los primeros dientes. Por eso podemos fortalecer el esmalte de las futuras piezas dentales dando la cantidad adecuada de flúor a nuestro bebé. Hay varias maneras de administrar flúor a los recién nacidos, que van desde el agua fluorada, la sal o algunos comprimidos con flúor. Así que lo mejor será consultar con el dentista de Centro Dental Pedralbes o con el pediatra para determinar la mejor solución.

Evitar la caries del biberón

La caries del biberón es el mayor riesgo dental al que están expuestos los bebés. Se debe a una exposición habitual y extensa de los dientes temporales a líquidos que contienen azúcar. Esto significa que la leche, sus sustitutivos o los zumos de frutas pueden provocarla. Suele suceder cuando los bebés se quedan dormidos con el biberón en la boca y exponen sus dientes a los líquidos azucarados que actúan negativamente en la dentina. Es por este motivo que se debe evitar que el bebé se duerma con el biberón en la boca o, si lo hace, que sea con un biberón con agua. En caso de amamantar todavía al bebé, pregúntale al pediatra o dentista cual es la mejor manera de prevenir la caries del biberón. Además, también será necesario limpiar los dientes y encías del bebé después de cada comida con una toallita húmeda para eliminar los azúcares.

Si tienen cualquier duda referente al cuidado de los dientes de tu bebé, no dude en ponerse en contacto los profesionales de su clínica dental en Barcelona. El odontopediatra de Centro dental Pedralbes le ayudará en el cuidado de la sonrisa de los más pequeños.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *