La celiaquía o intolerancia al gluten es una enfermedad autoinmune heredada que puede manifestarse a cualquier edad. Cuando una persona con enfermedad celíaca come algún alimento que contenga gluten, este componente provoca una reacción tóxica que daña al intestino delgado y no permite que la comida sea absorbida debidamente. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y otros cereales, con lo que el primer tratamiento de la celiaquía consiste en la eliminación de estos alimentos de la dieta del afectado.

La celiaquía es multi-sistémica y multi-sintomática, con lo que sus síntomas pueden variar y no siempre son gastrointestinales. Los síntomas clásicos son: dolor abdominal, gases, hinchazón, diarrea crónica, estreñimiento, anemia, pérdida de peso inexplicable con un gran apetito o aumento de peso.

Pero además de estos síntomas relacionados con el sistema digestivo, existen otros síntomas menos conocidos como los defectos en el esmalte dental, las úlceras orales la osteopenia, osteoporosis, el dolor de huesos, la fatiga, la debilidad, la falta de energía, la infertilidad, la depresión o la migraña, entre otros.

Síntomas orales de la celiaquía

Como hemos podido ver, algunos de ellos están relacionados con la salud oral, en concreto las úlceras orales y los defectos en el esmalte dental.

Las úlceras orales son unas pequeñas aftas de color blanco o grisáceo u un borde rojizo que aparecen dentro de la boca. A pesar de provocar dolor e incomodidad, no son contagiosas y suelen desaparecer al cabo de una o dos semanas. La verdad es que su causa exacta es desconocida, pero algunos expertos creen que los problemas en el sistema inmunitario, las bacterias o los virus, pueden estar implicados en su aparición. Algunos productos sin receta médica como colutorios o pequeños caramelos pueden proporcionar un alivio sintomático temporal.

Por otro lado, los defectos en el esmalte son un síntoma de la celiaquía que permite que algunos dentistas hagan un primer diagnóstico de la enfermedad celíaca a pacientes que desconocían su problema. Estos problemas pueden ser la decoloración del esmalte (en manchas blancas, amarillas o marrones), la deformación del mismo, la fragilidad de los dientes o su apariencia translúcida.

Esta información demuestra una vez más la relación existente entre la salud oral y los problemas de salud general, motivo que hace ganar todavía más peso al cuidado dental y a las visitas rutinarias que impulsamos desde Centro Dental Pedralbes. Si hace más de 6 meses que no te visitas con tu dentista, llama a nuestra clínica dental de Barcelona.

Entradas recomendadas