Las coronas dentales son una de las restauraciones dentales más comunes que practican los dentistas en todo el mundo. Se utilizan cuando algún diente está roto o debilitado pero aún tiene unas raíces sanas. De este modo, la corona aporta estructura de soporte para un diente que no se puede aguantar por sí solo. Las coronas con como unos cascos que protegen y escudan el diente de cualquier daño. Pero ¿cómo se hacen las coronas dentales? Aquí tienes todo el procedimiento.

El procedimiento de fabricación de las coronas dentales depende del material del que estén hechas. Las coronas pueden utilizar materiales diferentes como acero inoxidable, metal, cerámica o porcelana. La cerámica y la porcelana dominan claramente el mercado gracias a su apariencia natural. El metal y el acero inoxidable, por otra parte, aportan una mayor durabilidad. Nuestro dentista te ayudará a determinar cuál es la mejor opción para tu caso, teniendo en cuenta tus necesidades, preferencia personal y estilo de vida.

Una vez tú y el dentista os hayáis puesto de acuerdo en el material a utilizar para la corona, se te tomará una impresión de tu dentadura. Este modelo de tus dientes será utilizado para diseñar y fabricar coronas dentales personalizadas.

La fabricación de coronas dentales de porcelana conlleva moldear, dar forma y pulir la corona hasta la perfección. Normalmente, este procedimiento se lleva a cabo en el laboratorio y tarde unas dos semanas. Durante este tipo, llevarás una corona temporal.

¿Cuándo son necesarias las coronas?

  • Cuando un diente es débil y no puede cumplir sus funciones por sí solo.
  • Cuando se lleva a cabo un tratamiento endodóntico.
  • Cuando un diente está deforme o descolorido y se busca una mejora estética.
  • Cuando un puente dental necesita el soporte de una corona.
  • Para cubrir un implante dental.
  • Para dar soporte a dientes con empastes importantes.

¿Cuánto tiempo duran las coronas?

Las coronas dentales están diseñadas para durar toda la vida. Pueden durar hasta 20 años, especialmente si el paciente mantiene una buena salud oral. La longevidad de la corona también depende de la zona del diente restaurado y del material.

¿Cuidado y mantenimiento de las coronas?

Básicamente debes cuidar de tus coronas dentales de la misma manera que cuidas de tus dientes naturales. Cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental es igual de importante que visitar el dentista periódicamente.

Las coronas pueden ser impenetrables a la caries dental pero el diente natural que lo soporta sí que puede acumular bacterias. Si la restauración tiene un buen encaje y controlas la higiene, el diente se mantendrá sano y la corona no peligrará.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *