La mayoría de gente no cree que las caries dentales sean un problema serio. Pero de no tratarse, las caries se desarrollan hasta provocar muchos problemas en la salud oral de tu pequeño. Estas son algunas de las maneras en como las caries dentales sin tratar afectan a tu hijo:

  • Dificultades para comer: masticar cuando tienes una caries no es nada divertido. Los niños con caries puede que pasen un mal rato cuando comen porqué les duelen los dientes dañados. Esto puede que provoque que no comen tanto como deberían o que eviten ciertos alimentos que necesitan, comportando una mala nutrición.
  • Problemas en la escuela: las caries sin tratar pueden causar mucho dolor. Este dolor puede incluso afectar al rendimiento escolar de los niños, que no son capaces de concentrarse en clase. No debes permitir que una caries dificulte el aprendizaje de tu hijo.
  • Dientes permanentes dañados: las caries en los dientes de leche pueden propagarse en los dientes permanentes que erupcionan debajo suyo, de modo que crezcan con algunos defectos. Por otro lado, los niños con dientes de leche sanos, suelen tener unos dientes permanentes sanos.
  • Dientes adultos torcidos: los dientes de leche mantienen el espacio para los dientes permanentes, ayudándoles a crecer en correcta posición. Si una caries provoca la extracción del diente de leche, puede comprometer también el correcto crecimiento de los dientes permanentes.
  • Infecciones peligrosas: las caries son pequeñas infecciones dentales. Pero si no se tratan, éstas pueden llegarse a transmitir a la sangre. Una vez las infecciones están en la sangre se convierten en un peligro para la salud general, especialmente para el cerebro y el corazón. De modo que si crees que tu hijo puede tener una caries debes acudir rápidamente al dentista para que se la trate.

La mejor manera para prevenir las caries es cepillarse los dientes dos veces al día, pasarse el hilo dental a diario y visitar tu dentista de Centro Dental Pedralbes dos veces al año. Hay muchas cosas por las que sonreír cuando eres un niño. No dejes que la caries estropee la sonrisa de tus hijos ni complique su día a día.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *