Se acerca una época de excesos, de cambios de hábitos alimenticios y nuevas rutinas que pueden afectar al funcionamiento de nuestro organismo. Las Navidades son prácticamente las fiestas más esperadas del año: nos reunimos con la familia y los amigos, damos y recibimos reglaos, hacemos promesas, pedimos deseos… Diciembre es uno de los meses más bonitos, que desprende una gran felicidad. Sin embargo, las comidas copiosas, el exceso de alcohol y los pequeños caprichos (turrones, chocolate, mazapán…) no sólo afectan a nuestra salud general, sino también a la de nuestros dientes. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes recomiendan prestar atención a la higiene oral y te ofrecen cinco pistas para cuidar los dientes estas navidades:

  1. ¡Ojo con el turrón y los dulces típicos de las navidades!: el turrón duro, cuya composición es mayoritariamente de almendra, miel y clara de huevo, es el más aconsejable para estas fiestas. De hecho, es el que menos azúcar contiene. También puedes escoger el turrón de chocolate negro 70% o más, que tiene propiedades antioxidantes y cardioprotectoras.
  2. ¿Exceso de azúcar?: sabemos que durante estos meses vamos a consumir más azúcar de lo habitual. Aunque hayamos dicho que el turrón duro es más saludable, también es verdad que puede destrozar los empastes y dañar tratamientos de ortodoncia. Pero los dulces blandos y pegajosos crean muchos problemas de inflamación gingival en niños y adultos. Lo mejor es combinar ambos alimentos y evitar los excesos de unos y otros. Si podemos, lo más recomendable es buscar chocolate y dulces más bien blandos, pero nada pegajosos.
  3. Controla el alcohol y las bebidas carbonatadas: las bebidas alcohólicas y carbonatadas también son dañinas para nuestros dientes. Pueden consumirse, pero no exceso. Los odontólogos aconsejan ingerir champán sin alcohol u otro tipo de bebidas en determinados brindis. Si no puedes resistirte, elige al menos vino tinto, que es menos agresivo para el esmalte y la raíz del diente que el vino blanco y el champán.
  4. El cepillo siempre en el bolsillo: durante la Navidad, la mayoría de comidas y cenas se hacen fuera de casa. Para no descuidar nuestra higiene bucal, es recomendable llevarse el cepillo de dientes a todas partes. Así, no alteraremos nuestra rutina de cepillarnos tres veces al día y después de cada comida.
  5. Las bondades del aceite de oliva: además de tener grandes propiedades para nuestra salud, el aceite de oliva es un buen aliado para nuestros dientes. De hecho, deja una película invisible sobre el esmalte y los protege tanto de la caries dental como del desgaste.

Entradas recomendadas