La sensibilidad dental provoca un dolor intenso al comer o beber alimentos fríos y calientes, incluso con el aire frío. ¿Qué causa la sensibilidad en los dientes y cómo evitarla?

Parece un mito, pero no lo es: afecta a 1 d cada 7 personas adultas y según un estudio se ha observado una tendencia de aumento entre los pacientes jóvenes. De hecho la hipersensibilidad dental suele aparecer entre los 18 y 40 años. Pero, ¿En qué consiste exactamente? Hablamos de la sensación de dolor intenso en las piezas dentales, provocado por la exposición de la dentina. Este dolor puede aparece con estímulos concretos, como las bebidas muy frías, calientes, ácidas… En algunos casos incluso el contacto con la comida, un dedo o la mordida provocan un dolor muy intenso en el paciente.

¿Cuáles son las causas de la hipersensibilidad dental? Estas son las más comunes:

  • Bebidas ácidas. El consumo excesivo de las bebidas muy ácidas y azucaradas es la causa principal de desarrollo de sensibilidad dentaria entre los jóvenes. También influye el hecho de consumir bebidas a temperaturas muy frías o elevadas.
  • Cepillado dental muy agresivo. Ejercer mucha presión con el cepillo provoca daños en el esmalte que favorecen la pérdida de encía.
  • Bruxismo. Conocido como el hábito de apretar y rechinar los dientes, provoca una presión que puede causar sensibilidad dental.
  • Recesión gingival.

Claves para evitar la sensibilidad dental

Existen diversas pautas para evitar los dientes sensibles. Una de las más importantes es la higiene bucodental. Desde la técnica de cepillado hasta los productos usados. Mantener una buena rutina de higiene bucodental es esencial para evitar la sensibilidad dental. También es recomendable el uso de una pasta dental para dientes sensibles y evitar una técnica de cepillado agresiva, así como incorporar el flúor mediante el enjuague bucal. Este mineral fortalece el esmalte y ayuda a prevenir la sensibilidad en los dientes.

Otra de las claves es reducir el consumo de alimentos ácidos, y vigilar la temperatura a la que los tomamos. Por otro lado, muchas veces le damos un mal uso a nuestra cavidad oral sin darnos cuenta: abrir botellas, pasar palillos de madera, morder objetos… Estos hábitos favorecen una presión parecida a la del bruxismo y favorecen la sensibilidad. También es importante no realizar una masticación agresiva.

En algunos casos el odontólogo puede aconsejar tratamientos profesionales como la endodoncia. El mejor modo de evitar que la sensibilidad dental se vuelva a producir es determinando su causa exacta. Por ello, en Centro Dental Pedralbes realizaremos un estudio personalizado antes de recomendar cualquier tratamiento, para asegurar la mejor opción para tu sonrisa.

Entradas recomendadas