Los implantes dentales han mejorado sus prestaciones de manera importante en los últimos años gracias a la utilización de materiales como el circonio que garantizan la mejor biocompatibilidad con el organismo y de esa manera aseguran que no habrá rechazos y que el paciente podrá disfrutar de su nueva prótesis sin complicaciones.

Gracias a ello cada vez más personas se deciden a utilizar una prótesis dental fijada con un implante para mejorar su aspecto estético y tener la certeza de que su boca se encontrará en la mejor de las condiciones de manera permanente.

Pero, ¿cómo se coloca un implante dental?

La colocación del implante tiene dos fases, una primera en la que se coloca el implante en sí sobre la estructura ósea del diente, generando el soporte necesario para la segunda fase que es la colocación de la prótesis, una prótesis que se ha diseñado digitalmente gracias a las nuevas tecnologías de diseño y fabricación por ordenador.

El implante se coloca sobre el hueso que sostenía originalmente a la raíz de la pieza dental que se quiere sustituir. Después de su colocación se deja que el propio organismo actúe sobre él en un proceso que recibe el nombre de osteointegración y que consiste en que se recubre el implante con los tejidos naturales del propio cuerpo.

Este proceso garantiza la mayor fijación del implante, asegurando la durabilidad del mismo y permitiendo al paciente hacer vida normal con el efecto estético adecuado porque el circonio aporta, además, su conveniencia estética.

Posteriormente, y después de que hayan pasado un par de meses, se coloca la prótesis dental definitiva que será la parte vista en la sonrisa del paciente. Una prótesis que imita a la perfección a las piezas dentales naturales con lo que nadie percibirá la diferencia.

También existe la posibilidad de unificar estas dos fases, en los implantes de carga inmediata, pero no ofrecen las mismas garantías de los implantes tradicionales.

En definitiva, es la mejor manera de sustituir las piezas dentales que puedan haberse caído por cualquier motivo y mantener la mejor de las sonrisas de manera permanente haciendo que la sonrisa del paciente sea siempre perfecta.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *