Consejos para prevenir las lesiones dentales y orales

Las lesiones de los dientes y la boca son más comunes de lo que nos pensamos. Aproximadamente, el 80% de las lesiones dentales afectan a uno o más de los dientes anteriores y pueden causar daño a los tejidos blandos (lengua, labios y mejillas interiores).

En los niños pequeños, les lesiones dentales suelen producirse al aprender a andar. Esto no solo puede causar daño a los dientes de leche, sino que también puede ser perjudicial para los dientes permanentes. Mientras que las lesiones deportivas son la fuente principal de lesiones dentales y orales en los jóvenes y adultos. Hasta un 40% de las lesiones dentales se producen durante la práctica de deportes.

Consejos para prevenir lesiones relacionadas con los dientes y la boca

Protector dental: la mejor manera de proteger tus dientes y boca durante los deportes es utilizar un protector dental.

Máscara: una protección facial para toda la cara puede ser muy útil para practicar según qué deportes y según que posiciones, como portero de hockey.

Casco: es importante utilizar un casco que vaya acorde con las necesidades de cada deporte. Aunque este no proteja directamente los dientes o la boca, evita los golpes a toda la cabeza.

¿Pueden repararse los dientes rotos?

Sí, los dientes rotos pueden ser reparados pero es muy importante acudir rápidamente a la clínica dental, ya que como menos tiempo pase hasta que se repare, más posibilidades de conseguir una rehabilitación de éxito. Aquellos dientes que tienen más posibilidades de recuperarse son los que son vistos por un dentista y devueltos en su lugar en menos de una hora desde el accidente.

Aunque tu diente no pueda ser salvado, esto no significa que vayas a perder tu sonrisa. Gracias a los avances en odontología, los implantes dentales (raíces artificiales) pueden utilizarse para recuperar los dientes perdidos de la manera más natural posible. También existen otros métodos rehabilitadores que se adaptan a las necesidades de cada paciente y que tenemos disponibles en Centro Dental Pedralbes. Para más información acerca de la rehabilitación de un diente no dude en contactar con nuestra clínica dental en Barcelona.

¿Qué debemos hacer si se rompe un diente?

El esmalte de los dientes es el tejido más duro del cuerpo humano pero eso no significa que no pueda romperse. No es habitual pero puede ocurrir que, por un golpe o por morder algún alimento demasiado duro, un diente se rompa o se fracture por alguna parte. Cuando esto ocurre, no debe cundir el pánico. Hoy en día, la odontología dispone de muchos recursos para reparar un diente roto y recuperar la estética de la sonrisa. Así que, lo más indicado es acudir al dentista lo antes posible para evitar que el diente se pueda dañar más o provocar una infección que podría desencadenar en la pérdida del diente. Si el diente fracturado es un incisivo hay que sumergir el diente en suero fisiológico o leche e ir rápidamente al dentista y con unas técnicas avanzadas lo podrá recolocar en diente roto.

Si sentimos dolor podemos tomar un analgésico o antiinflamatorio y, a la hora de comer, elegir alimentos blandos e intentar no morder o masticar con la pieza rota. Si la fractura del diente ha dejado los bordes cortantes, debemos ser muy cautos para no lastimarnos también la lengua, el labio o la mejilla.

La reconstrucción del diente puede ser muy sencilla o muy compleja dependiendo del estado en que haya quedado. Si la fractura es pequeña, el odontólogo puede reparar el daño con un relleno o resina del mismo color que el esmalte. Si, por el contrario, se trata de un fragmento grande, se eliminar la parte restante y cubrir el hueco con una corona dental diseñada para proteger el diente y mejorar su apariencia. Una solución estética para un diente roto o astillado es una carilla dental. Se trata de una fina capa de porcelana o resina, del mismo color de los dientes, que cubre toda la parte frontal y que puede incluir con una sección más gruesa para reemplazar la parte rota de la pieza.