De visita al odontopediatra en CDP

Si queremos una sonrisa sana durante toda la vida es importante comenzar desde la infancia. Por ello conviene cuidar la salud bucodental de los más pequeños, tanto en casa como en la consulta. Pero, ¿Cuándo hay que llevar al niño al odontopediatra?Seguir leyendo

Las aplicaciones de la férula de descarga

La férula de descarga es un dispositivo dental que se utiliza para evitar que el paciente desgaste sus dientes, y también para protegerlos de posibles traumatismos. La sonrisa es especialmente vulnerable a los malos hábitos, como el bruxismo, y a los accidentes, como golpes o caídas, que son muy comunes en algunos contextos. Cuando practicamos deportes de riesgo, por ejemplo, los dientes son el elemento del rostro que está más expuesto. Grietas, roturas, fracturas dentales, pérdida de piezas dentales… Es común, sobre todo en el caso de los niños, que el ejercicio físico y el entretenimiento traigan graves consecuencias para nuestra cavidad bucal. Por ello, los dentistas en Centro Dental Pedralbes recomiendan la utilización de la férula de descarga.Seguir leyendo

Odontopediatría: tratamientos dentales para niños

La odontopediatría es la rama de la odontología especializada en el tratamiento dental de bebés, niños y pre-adolescentes. Los tratamientos dentales dirigidos a estos pacientes siguen los mismos patrones que los procedimientos para adultos con la importante diferencia de que cada uno de ellos se lleva a cabo según las necesidades específicas de cada paciente, tanto las físicas como las psicológicas.

En Centro Dental Pedralbes contamos con la Dra. Ana Parellada, especialista en Odontopediatría que se encarga de llevar a cabo la mayoría de tratamientos dentales para niños. En nuestra clínica dental llevamos a cabo procedimientos dentales diseñados para prevenir problemas dentales y solucionar los ya existentes. Estos procedimientos incluyen:

  • Exámenes dentales: los chequeos periódicos son una oportunidad inmejorable de detectar posibles problemas y actuar antes de que se compliquen. En ellos se llevan a cabo radiografías dentales para detectar problemas invisibles al ojo humano.
  • Limpiezas dentales profesionales: nuestros higienistas se encargan de eliminar la acumulación de placa y de sarro que el paciente no puede limpiar con el cepillado y el uso del hilo dental. De esta manera, reducimos el número de bacterias y prevenimos la caries y la enfermedad de las encías.
  • Selladores dentales: son unas capas de plástico que se aplican en los dientes traseros para mejorar su protección ante la caries dental.
  • Tratamientos con flúor: esta sustancia ayuda a remineralizar los dientes y a evitar el avance de las caries.
  • Empastes composite: permiten recuperar la funcionalidad y la estética de los dientes, evitando su extracción tras haber sufrido una caries dental.
  • Ortodoncia interceptiva: soluciona posibles problemas de manera preventiva aprovechando el momento de desarrollo de la mandíbula.
  • Sedación consciente: es un tipo de anestesia que relaja al paciente. Es muy útil en niños que sufren una gran ansiedad dental para posibilitar el tratamiento odontológico que necesitan.
  • Retenedores de espacio: además de una función masticatoria y estética, los dientes de leche mantienen el espacio necesario para que puedan erupcionar los dientes permanentes sin problemas. De caerse antes de tiempo pueden provocar el movimiento de los dientes vecinos hacia el espacio edéntulo. Para que esto no pase, se coloca un retenedor de espacio que guarda el espacio hasta que erupciona el diente permanente.

Si tienes alguna duda acerca de los tratamientos dentales para niños, llama ya a Centro Dental Pedralbes o pide una cita con tu dentista de confianza.

Odontología para niños

La odontología para niños, conocida como odontopediatría, tiene un papel muy importante en el mantenimiento de los buenos hábitos de salud oral y el establecimiento de unas pautas correctas de higiene dental. Adentrémonos un poco en el centro de la cuestión, para ver exactamente qué es lo que esto significa.

¿Qué es la odontología para niños?

La odontopediatría es la rama de la odontología que se encarga de dar respuesta a las necesidades odontológicas de niños desde que les erupciona el primer diente hasta que son adolescentes. Debido a los cambios y al proceso de maduración que se llevan a cabo durante este periodo de tiempo, dichas necesidades son muy variadas. Veamos algunas de los temas principales con los que tienen que lidiar los odontopediatras de Centro Dental Pedralbes.

  • La erupción del primer diente: monitorizar el crecimiento de los dientes desde su inicio es vital para ver el patrón que sigue la erupción y poder anticiparse a posibles problemas que puedan surgir. Por este motivo, aconsejamos llevar a los niños al dentista cuando cumplen su primer aniversario.
  • La caries del biberón: tu bebé puede padecer la llamada ‘caries del biberón’ a partir del momento en que le erupciona el primer diente. Se trata de una infección muy potente y rápida, con lo que es importante asegurarnos que mantiene sus dientes y que no le damos un biberón con leche o zumo en el momento de ir a dormir.
  • Superar el miedo al dentista: acudir regularmente al dentista desde que el niño es pequeño nos ayuda a que el joven paciente tenga una buena actitud hacia el odontólogo y se muestre tranquilo al someterse a cualquier tratamiento. Así pues, es una buena manera de prevenir la ansiedad dental y evitarla también en la edad adulta.
  • Empastes dentales y caries dental: aunque tu hijo cuide de sus dientes, es posible que desarrolle una caries dental en algún momento. Los empastes dentales le ayudarán a recuperar la estructura y apariencia del diente dañado.
  • La erupción de los dientes permanentes: la caída de los dientes de leche y la erupción de los dientes permanentes es una de las fases más complicadas del desarrollo oral. Estar encima de esta evolución es vital para anticipar problemas y resolver situaciones complejas.

Si quieres tener más información sobre los distintos tratamientos de la odontología para niños, no dudes en contactar con Centro Dental Pedralbes para recibirla.

Succión del pulgar

De todas las posibles preguntas que los padres suelen hacerle al odontopediatra, la succión del pulgar es una de las más comunes. Muchos padres se preocupan por este hábito y se preguntan si puede ser perjudicial para la salud de su pequeño.

Lo primero que os tenemos que decir padres es que estéis tranquilos. La succión del pulgar o del chupete es un instinto natural que les hace sentir seguros. Ahora bien, sí que es verdad que puede convertirse en un problema si no se abandona el hábito a partir de los cuatro años.

Problemas potenciales

Aunque los niños dejan de succionarse el pulgar a partir de los dos años, solo deben empezar a preocuparse si siguen haciéndolo más allá de los cuatro años. De no dejar el hábito, a partir de esta edad la succión del pulgar puede empezar a afectar tanto a los dientes permanentes como temporales.

En caso de alargarse en el tiempo, la succión del pulgar puede comportar todos estos problemas:

  • Maloclusión: de alargarse en el tiempo, puede modificar el desarrollo dental y comportar una mala alineación dental. La sobremordida o los dientes torcidos son los problemas más comunes.
  • Defectos de desarrollo del paladar: la mala formación del paladar también es un problema corriente.
  • Problemas de habla: pueden tener problemas con la pronunciación de algunos sonidos, como el ceceo.

Acabar con el hábito

Si tu hijo no deja el hábito por sí solo, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarle:

  • Mantenlo distraído: las distracciones mantienen a los niños activos y no les hacen pensar en la necesidad del hábito.
  • Cúbrele el dedo o la mano: ponerles un calcetín o un guante para ir a dormir hace que no quieran chuparse el pulgar.
  • Recompénsale: ponle como objetivo pasar un cierto tiempo sin hacerlo hasta que lo consigue definitivamente. Recompénsalo con ello con pequeños regalos de su agrado.
  • Casos extremos: en casos complejos, el dentista puede crear una férula nocturna o recomendarte una substancia segura de sabor agrio para ponerle en el dedo y que no quiera succionarlo.

Si tienes cualquier duda, coméntasela con el odontopediatra de Centro Dental Pedralbes en la próxima visita a la clínica dental.

La importancia de los dientes de leche

Puede que los dientes de leche no duren para siempre pero esto no significa que no sean muy importantes para el desarrollo dental de los pequeños. De hecho, los dientes temporales son igual de determinantes para los niños que los dientes permanentes para los adultos. Te respondemos algunas preguntas que cualquier padre debería saber.

My hijo tiene algunos problemas de habla. ¿Pueden estar relacionados con los dientes?

Perder según qué dientes de leche puede dificultar la capacidad para pronunciar algunos sonidos, además de suponer otros problemas permanentes que comentamos más adelante.

¿Pasa algo si my hijo tiene una caries en un diente de leche?

Los dientes de leche se diferencian de los dientes permanentes porque su capa exterior, el esmalte, es mucho más fina y su capa interior, la dentina, es mucho más blanda. Por este motivo, las caries pueden degradar el esmalte de manera sorprendentemente rápida. Los chequeos regulares con el dentista permiten curarlas antes de que provoquen un agujero.

¿Las caries en los dientes de leche duelen tanto como las caries en dientes permanentes?

Las caries duelen a cualquier edad y en cualquier diente. Cualquier niño que sufre una caries puede estar sufriendo un dolor considerable. Algo que también puede afectarle en los estudios, ya que no le permite concentrarse en clase. Todos sabemos lo desagradable que puede llegar a ser el dolor dental, por eso es importante acudir a la clínica dental cuanto antes para ponerle remedio

La importancia de los dientes de leche viene dada a que precedan a los dientes permanentes, pero además hacen muchas cosas más. El hecho de perderlos demasiado pronto por culpa de una caries dental, puede hacer que los dientes vecinos se mueven hacia el espacio edéntulo y dificulten la erupción del diente permanente que lo debe sustituir. Motivo por el cual se utilizan retenedores de espacio cuando hay riesgo de que esto ocurra.

Como padre, tu papel consiste en asegurarte de que tu hijo se cepille los dientes después de las comidas, que se pase el hilo dental a diario y llevarlo al dentista dos veces al año. Y, por supuesto, en caso que veas una caries, acude inmediatamente a Centro Dental Pedralbes. Todo niño se merece una sonrisa sana y bonita, ayuda a tu hijo a preservar la suya.

Cómo las caries afectan a tu pequeño

La mayoría de gente no cree que las caries dentales sean un problema serio. Pero de no tratarse, las caries se desarrollan hasta provocar muchos problemas en la salud oral de tu pequeño. Estas son algunas de las maneras en como las caries dentales sin tratar afectan a tu hijo:

  • Dificultades para comer: masticar cuando tienes una caries no es nada divertido. Los niños con caries puede que pasen un mal rato cuando comen porqué les duelen los dientes dañados. Esto puede que provoque que no comen tanto como deberían o que eviten ciertos alimentos que necesitan, comportando una mala nutrición.
  • Problemas en la escuela: las caries sin tratar pueden causar mucho dolor. Este dolor puede incluso afectar al rendimiento escolar de los niños, que no son capaces de concentrarse en clase. No debes permitir que una caries dificulte el aprendizaje de tu hijo.
  • Dientes permanentes dañados: las caries en los dientes de leche pueden propagarse en los dientes permanentes que erupcionan debajo suyo, de modo que crezcan con algunos defectos. Por otro lado, los niños con dientes de leche sanos, suelen tener unos dientes permanentes sanos.
  • Dientes adultos torcidos: los dientes de leche mantienen el espacio para los dientes permanentes, ayudándoles a crecer en correcta posición. Si una caries provoca la extracción del diente de leche, puede comprometer también el correcto crecimiento de los dientes permanentes.
  • Infecciones peligrosas: las caries son pequeñas infecciones dentales. Pero si no se tratan, éstas pueden llegarse a transmitir a la sangre. Una vez las infecciones están en la sangre se convierten en un peligro para la salud general, especialmente para el cerebro y el corazón. De modo que si crees que tu hijo puede tener una caries debes acudir rápidamente al dentista para que se la trate.

La mejor manera para prevenir las caries es cepillarse los dientes dos veces al día, pasarse el hilo dental a diario y visitar tu dentista de Centro Dental Pedralbes dos veces al año. Hay muchas cosas por las que sonreír cuando eres un niño. No dejes que la caries estropee la sonrisa de tus hijos ni complique su día a día.

La primera visita al dentista de tu bebé

Muchos padres creen que no necesitan llevar a su bebé al dentista porque todavía no tiene dientes, pero lo que no saben es que la caries dental puede afectar a su pequeño desde el momento en que se asoma el primer diente.

No es casualidad pues que la caries dental sea el problema de salud principal durante la infancia. A pesar de esta estadística, se trata de una afectación fácilmente prevenible. Las claves para evitarla radican en una dieta sana, el cepillado dental dos veces al día y las visitas regulares al dentista. Una citas que empiezan en el momento en que erupciona el primer diente o, en caso que no erupcione antes, al cumplir el bebé su primer aniversario.

¿Cómo es la primera visita al dentista de los bebés?

El dentista examina la boca, los dientes y la mandíbula para comprobar que los dientes crecen correctamente y que no hay nada extraño en el desarrollo de la cavidad oral. Además, el dentista explica la mejor manera de aplicar una buena higiene dental para el bebé y ayuda al pequeño para que se siente cómodo y se familiarice con el entorno de la clínica dental.

Preguntas típicas de la primera visita

  • Pregúntale todas las dudas que tengas acerca del bebé, incluyendo la dentición, el hábito de chuparse el dedo y la posibilidad de desarrollar la llamada caries del biberón.
  • Coméntale el tipo de dieta que sigue tu pequeño para ver si hay algún aspecto que deberías modificar.
  • Aprende a cepillarle los dientes correctamente a tu peque.
  • Pregunta si es necesario utilizar flúor o cualquier otro método preventivo para mantener su boca sana.

Es importante que lleves a tus hijos cada 6 meses a la clínica dental para que el odontopediatra pueda realizar un seguimiento que prevenga cualquier problema y confirme un buen desarrollo dental. Aunque cada niño es diferente, debes tener en cuenta que su progresión dental suele ser la siguiente:

  • A los 3 años ya tienen los 20 dientes de leche.
  • A los 6 suele erupcionar el primer diente permanente, suele ser el primer molar y lo hace tras los dientes de leche.
  • Entre los 6 y 12 años se caen todos los dientes de leche y erupcionan todos los dientes permanentes (a excepción de los terceros molares. Esto significa que tu hijo debería tener 28 dientes a los 12 o 13 años.

Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con Centro Dental Pedralbes.