¿En qué consiste una limpieza dental? ¡Infórmate aquí!

Es muy probable que, para los que nunca se han realizado una limpieza dental, les surjan dudas sobre qué es, en qué consiste, con qué material se hace e incluso si es doloroso o no. En el post de hoy os informaremos sobre ello, pero os adelantamos que por muy buena higiene dental que tengas en casa, siempre hay zonas donde no llegamos y acumulamos bacterias y que por lo tanto, una limpieza dental es “obligatoria”.

 

¿Qué es una limpieza dental?

La limpieza dental implica una sesión de higiene dental donde el dentista utiliza varias herramientas para lograr eliminar la placa bacteriana y la acumulación de sarro en la boca, ya que estos pueden provocar enfermedades como la periodontitits o gingivitis.

Si nuestra higiene dental no es suficiente para controlar el exceso de bacterias en la boca, se acumulará placa bacteriana en ella y se mineralizará causando un depósito de sarro. El sarro no se puede eliminar con cepillado, por lo que una vez ya lo tenemos en nuestra boca, debemos eliminarlo con una limpieza dental en un centro dental de confianza.

 

¿Cómo se hace una limpieza dental?

En la limpieza dental se realizan tres acciones para conseguir una óptima higiene bucal.

 

  1. Se remueve la placa y el sarro :
    Esta acción se realiza con una instrumento ultrasónico. Consiste en rociar los dientes con agua a presión. También se utiliza  un instrumento conocido como “raspador” para retirar los fragmentos de sarro que no se han podido remover con el agua. Este es un instrumento metálico y con punta que parece doloroso, pero te adelantamos lector/a, que las apariencias engañan.

  2. Se pulen los dientes:
    Se pulen los dientes con un instrumento eléctrico de punta suave junto a una pasta con el objetivo de darle a las piezas dentales un plus de brillo.
  3. Se aplica fluoruro:
    El objetivo de aplicar esta pasta es fortalecer los dientes, ya que estos estarán débiles debido a la acumulación de sarro y la placa.

 

¿Cada cuánto se tiene que hacer?

Se recomienda hacer una higiene bucal dos veces al año para prevenir, detectar o curar enfermedades. No obstante, no todas las personas acumulan la misma cantidad de sarro y por ello es aconsejable que el dentista te indique cada cuánto te tienes que realizar una limpieza dental, ya que es posible que necesites más o menos.

Limpieza dental
Limpieza dental

Si tienes alguna duda sobre la limpieza dental no dudes en ponerte en contacto con el equipo de Centro Dental Pedralbes. ¡Estaremos encantados de atenderte!. Puedes encontrarnos en c/ Passeig Manuel Girona, 12 ( 08034) Barcelona

 

¿Acumular sarro puede desencadenar en una enfermedad?

Son muchísimas las personas que no siguen la recomendación de ir al dentista mínimo una vez al año. De hecho, hay personas que les atemoriza ir al dentista y se están muchos años sin ir. Pero esto finalmente conlleva muchos problemas, ya que no realizarse una limpieza bucal de forma anual puede desembocar en una enfermedad muy difícil de curar si se detecta en fase avanzada.

¿Qué es la placa y el sarro?

La placa es la acumulación de bacterias y de los subproductos de estas que se depositan en los dientes. Si la placa permanece mucho tiempo en la boca, los minerales de la saliva la endurecen y finalmente se acaba convirtiendo en sarro. Esta acumulación del sarro pude derivar en una enfermedad periodontal, también conocida como periodontitis

¿Qué síntomas tiene la enfermedad periodontal?

Para empezar, esta enfermedad es la primera causa de perdida de piezas dentales y provoca que las encías tengan un color rojizo, estén inflamadas y sangren con facilidad. Hay casos en los que también puede provocar recesión de la encía, destrucción del hueso o pérdida del diente.

Pero sobretodo, lo más importante es que esta enfermedad está estrechamente relacionada con las enfermedades cardíacas, pulmonares, la diabetes y otras enfermedades sistemáticas.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad?

La única forma de prevenir la enfermedad es tener una buena higiene bucal. Es decir, cepillarse los dientes tres veces al día, usar hilo dental, hacer tratamientos que le recomiende el doctor y concertar visitas periódicas con el dentista para realizar una limpieza dental.

¿Qué puede pasar si la enfermedad ya está muy avanzada?

En el caso de que la enfermedad ya está ligeramente avanzada es posible que se tenga que optar por un pulido radicular o curetaje. El pulido radicular consiste en la eliminación de la placa y del cálculo dental de la corona de los dientes y las superficies de las raíces. Y el curetaje es la eliminación de tejido de la encía enferma.

En el caso de que la enfermedad esté muy avanzada, hay que realizar una cirugía que consiste en destapar quirúrgicamente secciones de la encía para eliminar placa y el cálculo dental y corregir defectos óseos.

En caso de que se detecte pérdida de hueso importante se tendría que realizar injertos óseos.

Es por eso que desde Clínica dental Pedralbes recordamos que la higiene bucal es muy importante e invitamos a que vengan a visitarnos periódicamente para hacer limpiezas bucales.

Tu salud también está en tus dientes.

Boca con sarro
Periodontitis

Cepillo manual vs Cepillo eléctrico

Cepillarse los dientes es una práctica vital para disponer de una buena salud y higiene bucodental. ¿Alguna vez has tenido dudas sobre si es mejor un cepillo manual o eléctrico? Desde Centro Dental Pedralbes resolvemos todas tus dudas.Seguir leyendo

Rutina de higiene bucodental durante la ortodoncia

La ortodoncia permite corregir problemas como el apiñamiento dental, una mala mordida… De modo que se recupera una sonrisa funcional y más bonita. Mantener una buena rutina de higiene bucodental según cada tipo de ortodoncia es esencial para conseguir los mejores resultados.Seguir leyendo

¿Cómo afecta el estrés a la salud bucodental?

En nuestra rutina diaria sometemos nuestro cuerpo a muchas situaciones de estrés. Los dientes y las encías también se resienten del estrés, que normalmente se relaciona con la ansiedad y el nerviosismo. Diversos estudios han demostrado la relación entre el estrés y algunas patologías orales, como el bruxismo.Seguir leyendo