¿Tienes los dientes salidos? ¡Tiene solución!

¿Eres de esas personas que tienen los dientes superiores hacia adelante? ¿Simulando la mordida de un conejo?  Este tipo de mordida con los dientes salidos se la conoce como mordida en protrusión. No te preocupes, como casi todo en la vida, tiene solución. Te informamos sobre ello a continuación:

 

¿Qué es la protrusión o “dientes salidos”?

La protrusión , también conocida como “dientes de conejo” o “dientes salidos”,  es una descompensación de las piezas dentales superiores respecto a las piezas dentales inferiores.

Es una falta de alineamiento dental y se produce cuando las piezas dentales superiores caen dentro de las inferiores y estas últimas sobresalen.En casos severos, la protrusión provoca deformaciones fáciles e incapacidad para cerrar los labios.

 

¿Cuál es el tratamiento más indicado para la protusión?

 

En caso de que no sea muy grave la protrusión se puede corregir con una simple ortodoncia. En casos severos lo ideal es combinar ortodoncia con cirugía ortognática y en casos aislados es posible que se necesite extraer de dos a cuatro piezas dentales para obtener buenos resultados.

 

¡Cuidado! Lee nuestras advertencias.

 

Hay que saber que la sobrecorrección es uno de los problemas derivados de la extracción de piezas dentales. Esta se debe a un retroceso excesivo de las piezas dentales que provoca un hundimiento en la cara. Por severa que sea la protrusión, no permita que le extraigan los dientes superiores y los repongan con un puente. Es una solución que no suele corregir la deformación y limita la masticación.

 

Deshazte de tus complejos y ven a encontrar la solución en  Centro Dental Pedralbes .Analizaremos tu caso y te ofreceremos la mejor solución. No dudes en venir a informarte sin ningún tipo de compromiso. El equipo de CDP estará encantado de asesorarte y ayudarte.

 

Visitanos en c/ Passeig de Manuel Girona, 12, 08034 Barcelona  ¡ Te estamos esperamos!

 

 

Dientes salidos

 

 

 

 

 

 

Protrusión / Dientes salidos

Salud bucodental en pacientes mayores

Mantener una buena salud bucodental es muy importante en todas las etapas. Para garantizar unos dientes y encías sanos durante más tiempo, lo mejor es comenzar desde pequeños. Pero con el tiempo, los dientes tienden al desgaste. Por ello, En la tercera edad hay que prestar especial atención a la salud oral.

Algunas personas mayores se resisten a acudir al odontólogo. Pero lo cierto es que en esta etapa también es importante, ya que algunos son portadores de implantes o prótesis dentales. Son varios los pacientes mayores que no conservan todas sus piezas dentales naturales. Así, la supervisión del dentista es fundamental para evitar el desarrollo de infecciones.

Otro factor importante son los hábitos de estos pacientes. La mayoría consume de forma frecuente (a veces incluso a diario) varios tipos de medicamentos. Esto puede acelerar el envejecimiento y el desgaste dental, además de causar patologías como la sequedad bucal. También algunas enfermedades como la diabetes o la hipertensión influyen en la salud oral de los pacientes mayores.

Así, la limpieza adquiere especial importancia en la tercera edad. Hay varios consejos para mantener una buena salud oral durante esta etapa:

  • Técnicas de higiene oral. Para tener una buena higiene oral es imprescindible el cepillado diario. Algunos pacientes mayores pueden perder facultades con la edad, por lo que se recomienda usar un cepillo de calidad y renovarlo cada tres meses para que la limpieza sea más efectiva. También se recomienda incorporar la higiene interproximal. Hablamos de la limpieza de los espacios entre los dientes. El enjuague bucal y el hilo dental son los mejores aliados para este tipo de higiene oral. Además, es muy aconsejable el uso del flúor, ya que fortalece el esmalte y ayuda a frenar su desgaste.
  • Eliminar hábitos perjudiciales. Es fundamental evitar hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol. También se recomienda revisar con el médico el tipo de medicamentos que el paciente necesita. De este modo se evitan posibles consecuencias bucodentales.
  • Moderar la alimentación. Los alimentos también influyen en la salud bucodental. En la tercera edad es aconsejable evitar los alimentos duros y pegajosos, ya que pueden provocar fisuras o quedarse incrustados en los dientes.
  • Prótesis, implantes y dentaduras. Los pacientes portadores prótesis, implantes y dentaduras deben cuidar con especial atención su salud oral. La acumulación de placa bacteriana puede provocar el desarrollo de enfermedades como la periimplantitis.
  • Visitar al odontólogo. Lo más recomendado es acudir al dentista dos veces al año. No obstante en pacientes mayores con prótesis o con alguna enfermedad bucodental, se recomienda acudir con más frecuencia a la consulta. Además, con el tiempo los nervios de los dientes son menos sensibles. Por ello recomendamos no esperar a sentir dolor para visitar al odontólogo.

En este sentido, los profesionales de Centro Dental Pedralbes ofrecen unos tratamientos personalizados. La salud oral también es importante en la tercera edad y puede influir en la salud general. Por ello, trabajamos para garantizar los mejores resultados con la sonrisa de los pacientes más mayores.

Carillas de porcelana, ¡un gran cambio!

La odontología de los últimos años ha dado un gran vuelco: con el auge de la estética dental, se han ideado miles de tratamientos que han revolucionado los consultorios. La mayoría de pacientes se han dado cuenta de que el poder de unos dientes bonitos y bien alineados es incuestionable: para sentirse seguro, para sentirse cómodo, para sentirse atractivo. La sonrisa es el arma más poderosa que tenemos para dar una buena imagen a las personas de nuestro alrededor. Y, además, es un portal directo a nuestras emociones más profundas. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes saben que priorizas tu boca y, por ello, nuestros consultorios han evolucionado y crecido de la mano de las tecnologías más punteras y de los procedimientos más innovadores. Tenemos profesionales especializados en todas las áreas y, por supuesto, también en estética dental.

¿Cuál es el tratamiento más novedoso? Sin duda, las carillas de porcelana, esas finas láminas que se colocan sobre el esmalte de los dientes para disimular grietas, tapar fracturas y abrillantar la superficie. Las carillas de porcelana son consideradas un tratamiento de preparación mínima y son capaces de solucionar todo tipo de problemas: manchas, fracturas, grietas,… incluso luchar contra el color amarillento de los dientes. Están hechas totalmente a medida y, además, se fabrican con materiales duraderos: sí que hay un riesgo de fractura, pero igual que en los dientes naturales. Lo único que tienes que hacer es evitar malos hábitos como morder objetos, las uñas o el bruxismo (un trastorno parafuncional que se caracteriza por el rechinamiento o apretamiento involuntario de los dientes). Las personas que sufren bruxismo ven como progresivamente su esmalte se va desgastando y los dientes se acortan. Si no se controla, podría pasar lo mismo con las carillas de porcelana, e incluso podrían llegar a romperse.

¿Qué puedes hacer para conservar las carillas de porcelana toda la vida? Además de evitar estos hábitos involuntarios que te decimos (recuerda que el bruxismo puede tratarse con psicólogos, fisioterapeutas o con férulas de descarga que protejan los dientes), lo más importante es cuidarlas bien. Cepíllate los dientes después de cada comida y durante dos minutos. Utiliza un cepillo de cerdas suaves, que será menos agresivo para tus nuevos dientes. El hilo o seda dental también es importante: úsalo diariamente. Y, finalmente, si quieres una higiene bucodental completa, hazte con un limpiador lingual y un irrigador bucal: te ayudarán a eliminar las bacterias por completo. No te olvides de programar visitas frecuentes a Centro Dental Pedralbes; la mayoría de profesionales recomiendan acudir a la clínica dos veces al año (cada seis meses).

Los alimentos que cuidan de tus dientes

Sabemos que, para cuidar de nuestros dientes, la higiene bucodental en el domicilio es fundamental. Cepillarse como mínimo dos veces al día y durante dos minutos, utilizar el hilo dental, limpiar la lengua, usar un irrigador bucal… Unas rutinas completas es lo que realmente garantizan una sonrisa agradable, funcional y estética. Pero hay algo más… No todo es higiene, también alimentación. ¿Sabías que hay algunos alimentos que pueden ayudar a proteger los dientes de la caries dental? Y de otros problemas y enfermedades, por supuesto. Estudios recientes han constatado que los arándanos, por ejemplo, obstruyen la adhesión de las bacterias y se eliminan antes de que puedan formar la placa bacteriana, el sarro. Pero no sólo los arándanos son beneficiosos para nuestra salud bucodental, hay más:

  1. Los jugos fortificados con calcio, la leche y otros productos lácteos ayudan a conservar los dientes y a mantener los huesos saludables, no sólo los de la boca. Además, reducen el riesgo de pérdida de dientes. ¿Por qué estos productos enriquecen nuestra alimentación? Porque son ricos en calcio y en vitamina D, componentes ideales para nuestro organismo.
  2. El queso se pega a los dientes… pero esto es totalmente positivo. Este alimento libera gran cantidad de calcio que se mezcla con la placa bacteriana y que, a diferencia de otros productos, neutraliza el ácido y ayuda a reconstruir el esmalte dental. Es nuestro mejor aliado contra la caries dental, pero también contra la enfermedad de las encías.
  3. Manzanas, zanahorias, apio… las frutas y verduras crujientes promueven la salud de nuestra boca. Ayudan a limpiar la placa bacteriana acumulada en y entre los dientes y, además, refrescan el aliento.

Pero… tal y como hay alimentos que nos protegen contra problemas y enfermedades, hay otros que nos afectan gravemente. Estos productos contienen azúcar, que es la “comida” que aporta energía a los microorganismos que generar la caries dental. Es el caso de los refrescos, los dulces, determinadas bebidas… ¿Cómo afectan a nuestros dientes concretamente? ¿Qué alimentos específicos son?

  1. Las bebidas carbonatadas, las frutas cítricas, los vinos, los pepinillos… Las comidas ácidas son nuestro peor enemigo, ya que aceleran el desgaste del esmalte y los dientes se vuelven más sensibles. Además, pueden agrietarse o decolorarse más fácilmente.
  2. Lo mismo ocurre con el café y el té, que desgastan las fosas y las hendiduras del esmalte y tiñen los dientes. Pueden incluso provocar manchas bien definidas.

¿Por qué te contamos todo esto? Porque, para conservar una buena salud bucodental, seguir una buena dieta es fundamental. Desde Centro Dental Pedralbes te recomendamos que apuestes por los alimentos que cuidan de tus dientes y que te olvides de los perjudiciales, o al menos que los consumas con moderación.

El mantenimiento de los tejidos periodontales

La salud bucodental es tan o más importante que nuestra salud general. Los pacientes son cada vez más conscientes de ello, y no sólo se cepillan los dientes por lo menos dos veces al día, sino que además nos visitan cada seis meses. No obstante, aún faltan cosas por aprender, y los dentistas somos los encargados de enseñar. A parte de incidir en la integridad de las piezas dentales, en cuidarlas para no tener que sustituirlas nunca, también debemos prestar atención a los otros tejidos. La lengua, las encías, el paladar… los tejidos periodontales también necesitan cuidados, y son prácticamente los más importantes. Recuerda que, como en la salud general, lo importante no es tener una zona sana en un momento determinado, sino mantener esta situación en el tiempo.

Los dentistas de Centro Dental Pedralbes insisten en que la salud periodontal debe conservarse. Cualquier tratamiento será un fracaso si el paciente no consigue mantener sus encías y demás estructuras libres de problemas. Aunque el cuidado en casa es relevante, las clínicas también realizan lo que se conoce como procedimientos de mantenimiento para el soporte de los tejidos periodontales. Suelen estar dirigidos por el higienista dental, supervisados por el odontólogo y ayudan a cualquier paciente a mantener los tejidos limpios. ¿Qué incluyen estas prácticas? Normalmente una puesta al día de la historia clínica del paciente, un examen general de la boca, una evaluación periodontal y la eliminación de placa bacteriana.

La ventaja de esta suerte de limpieza es que la realizan manos profesionales. Es útil sobre todo para aquellos pacientes a quienes se les ha detectado enfermedad periodontal en algún grado y, después del tratamiento, se tiene que realizar mantenimiento para garantizar el éxito. De hecho, es prácticamente la única situación en la que estos procesos se vuelven indispensables. No obstante, una parte integral de este programa es controlar la salud del paciente, para así detectar los primeros síntomas de la enfermedad y empezar el tratamiento de forma precoz.

Vemos que supervisar de cerca los tejidos periodontales garantiza la salud del paciente en muchos sentidos. Todo lo que hemos explicado hasta ahora también puede aplicarse a aquellas personas que llevan implantes dentales. Como los dientes naturales, estas pequeñas piezas de titanio también necesitan cuidados periodontales: los tejidos son los mismos, y mantenerlos libres de problemas supondría un factor más para el éxito definitivo de los implantes dentales. Como en bocas sin restauraciones, los pacientes con implantes también pueden sufrir periimplantitis, el equivalente a la enfermedad de las encías.

La boca como espejo de lo que comes

Según estudios recientes, la población española presenta notables déficits nutricionales que afectan a diferentes ámbitos. Se han detectado carencias y subcarencias de vitamina A y B2 en niños y de vitamina C en poblaciones marginadas, ancianos y también niños. Asimismo, determinadas investigaciones revelan que las calorías ingeridas sobrepasan en un 17% las recomendadas, que ingerimos una cantidad excesiva de alimentos de origen animal y que el consumo de proteínas sobre pasa en un 71% las recomendaciones, entre otros datos igual de alarmantes. Aunque esta información es preocupante por sí sola, cabe añadir que, además de afectar a nuestro organismo, esta incorrecta alimentación perjudica la salud de nuestra boca.Seguir leyendo

¿Por qué el dentista lleva esas gafas tan extrañas?

Los instrumentos de la clínica dental no son nada convencionales. Irrigadores bucales, tuercas, guantes, mascarillas, ganchos… Cada uno de ellos está diseñado para ayudar en el trabajo del profesional. De entre todos los que vemos por el consultorio, el que más llama la atención de los pacientes es una especie de gafas que tienen unas lentes incrustadas. ¿Qué es este utensilio? ¿Por qué el dentista las lleva? ¿Para qué sirven? Aunque muchos no se atreven a plantearlos, estos interrogantes cruzan las mentes de la mayoría de personas que se sientan en el sillón dental. El equipo de Centro Dental Pedralbes quiere despejar tus dudas y la inquietud que te genera la falta de respuestas. Te decimos ya de entrada que no, no es porque tengamos deficiencias visuales.

Estas gafas que los pacientes identifican como extrañas sirven para magnificar la visión del dentista. La boca es una cavidad pequeña y oscura que tiene elementos de un tamaño verdaderamente reducido. Para completar las revisiones y los diagnósticos, es esencial utilizar instrumentos como estas gafas y así ver más y mejor. De este modo, identificaremos más fácilmente los problemas y daremos con tratamientos más específicos y de mayor calidad. La utilización de instrumentos como este no tiene ninguna desventaja para el paciente. De hecho, es justo lo contrario. ¿Qué ventajas aportan las gafas de magnificación al paciente?

Hemos dicho que, gracias a ellas, el dentista puede acceder a zonas complejas con mejor visión y, en caso de un tratamiento de restauración, puede controlar la calidad de los acabados. Sabemos que el objetivo principal de todo profesional es dar con el tratamiento menos invasivo y que más comodidad ofrezca al paciente. La ayuda de estas lupas o microscopios permite procedimientos menos agresivos, con recuperaciones más suaves y con mejores garantías de buenos resultados. Podríamos decir, pues, que las gafas extrañas aportan grandes beneficios tanto para el paciente como para el mismo dentista.

No obstante, hay que tener en cuenta que, como todo utensilio odontológico, es necesario saber utilizarlo. El empleo de estas gafas de magnificación requiere una curva de aprendizaje y una formación especializada. También el personal auxiliar tiene que estar muy bien preparado y conocer las implicaciones de este instrumento. A pesar de que la observación y el tratamiento puede alargarse, si se utilizan estas gafas el paciente puede estar seguro de que el dentista está bien formado y que el tratamiento será el más adecuado.

¿Cómo cuidar los dientes estas navidades?

Se acerca una época de excesos, de cambios de hábitos alimenticios y nuevas rutinas que pueden afectar al funcionamiento de nuestro organismo. Las Navidades son prácticamente las fiestas más esperadas del año: nos reunimos con la familia y los amigos, damos y recibimos reglaos, hacemos promesas, pedimos deseos… Diciembre es uno de los meses más bonitos, que desprende una gran felicidad. Sin embargo, las comidas copiosas, el exceso de alcohol y los pequeños caprichos (turrones, chocolate, mazapán…) no sólo afectan a nuestra salud general, sino también a la de nuestros dientes. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes recomiendan prestar atención a la higiene oral y te ofrecen cinco pistas para cuidar los dientes estas navidades:Seguir leyendo

Alcohol y salud bucal

Sabemos que el alcohol es una de las sustancias de abuso y adicción más extendidas en el mundo. De hecho, el alcoholismo es una enfermedad crónica y, en la mayoría de los casos, incluso puede aumentar con el tiempo. Lo más desagradable de todo es que, al ser una droga legal, nos olvidamos de sus efectos dañinos y nos percatamos de la progresión de la enfermedad hasta que la adicción es muy patente. Aunque el tabaco es más perjudicial para la salud – puesto que está asociado a muchas enfermedades –, el alcohol puede generar graves consecuencias para nuestro organismo. Y, además, está directamente relacionado con la salud bucal y algunas patologías graves. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes quieren recordar los efectos que tiene el alcoholismo sobre los dientes, las encías y los demás elementos de la boca.

Las consecuencias del consumo de alcohol

A pesar de que su relación es menos evidente que la del tabaquismo, el alcohol está directamente relacionado con trastornos y patologías de la cavidad oral. Veamos cuáles son los efectos más comunes que el alcoholismo produce sobre la salud bucal:

  • Las bebidas alcohólicas coloradas, como el vino o la sangría, generan defectos estéticos en los dientes. De hecho, pueden ser el principal causante de manchas y tinciones varias que comprometen la imagen de la sonrisa. No obstante, cuando esto ocurre, tenemos tratamientos de odontología estética que están a nuestro alcance. Lo más grave y que debe llamar nuestra atención son las consecuencias que puede tener el abuso de alcohol en nuestra salud bucal, en la aparición de graves enfermedades.
  • Cuando entran en contacto con la mucosa oral, este tipo de bebidas pueden provocar alteraciones en su morfología en forma de atrofia epiletal, que se vuelve más vulnerable a efectos cancerígenos. La verdad, cabe señalar que muchos cánceres orales, de garganta y de laringe, son atribuidos al consumo frecuente y excesivo de bebidas con alcohol. Se trata de una de las enfermedades más agresivas que existen.
  • El alcohol también reduce la producción de saliva en la boca, algo que deshidrata la boca y aumenta la cantidad de placa bacteriana, que se acumula en los rincones menos accesibles. Esta situación puede causar enfermedad periodontal y favorecer la aparición de mal aliento.
  • Además del etanol que contienen estas bebidas, hay que sumarles los azúcares, que alimentan las bacterias que persisten en la cavidad y bucal y, como consecuencia, ponen al paciente en una situación de mayor riesgo de contraer caries dentales.

¿Cuándo aparece la placa bacteriana?

La higiene oral es una preocupación que está cada vez más presente en el sí de la sociedad. La mayoría de familias ya insisten a sus hijos, desde edades tempranas, en lavarse los dientes al menos dos veces al día. El mejor momento es después de cada comida, cuando la boca está repleta de restos de alimentos y es más propensa a que los microbios se instalen en su interior. Todos sabemos que, si no nos lavamos bien los dientes, las bacterias los atacan y, además, irritan las encías. Pueden provocar caries dentales e incluso enfermedades más severas, como la gingivitis y la periodontitis. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes quieren ofrecerte más información acerca de la placa bacteriana y las patologías que puede conllevar su acumulación.

¿Qué es la placa bacteriana?

Se define como placa bacteriana a aquella película incolora, pegajosa compuesta por microbios y azúcares que se forma y adhiere constantemente en la superficie de los dientes. Si no se retira diariamente, puede endurecerse y convertirse en sarro. En este momento, es necesaria una limpieza dental profesional que pueda limpiar cada rincón de la cavidad bucal. De hecho, es esencial realizarse una cada seis meses, puesto que la higiene oral en casa no es del todo suficiente.

Las enfermedades que provoca

La enfermedad más común que puede causar la acumulación de placa bacteriana es la caries dental, que actualmente es tan frecuente como el resfriado. Se trata de una patología infecciosa, causada principalmente por los residuos que provienen de nuestra dieta, de los alimentos que ingerimos cada día. Las bacterias de la placa utilizan el azúcar de las comidas y lo convierten en ácidos que, al ser muy potentes, disuelven el esmalte. En los estadios más avanzados, la caries dental puede destruir los tejidos internos; por eso es importante contactar con el profesional ante el mínimo indicio de dolor.

Por otro lado, la acumulación de placa bacteriana también puede causar enfermedad de las encías. Los microbios irritan las encías alrededor de los dientes y puede originar:

  • Gingivitis: inflamación del tejido gingival que provoca que las encías sangren y el paciente sienta dolor.
  • Enfermedades peridontales que, además de infectar las encías, afectan a los tejidos que soportan los dientes (el hueso).
  • En los estadios más avanzados, cuando la gingivitis ha evolucionado en periodontitis y los tejidos de soporte de las piezas dentales están tremendamente afectados, podemos llegar a la pérdida de dientes.