Todos queremos tener la mejor sonrisa, ¿quién no?, pero en ocasiones no podemos o no estamos dispuestos a tener que pasar por tediosos tratamientos que se alargan en el tiempo y aunque nos ofrecen buenos resultados finales acaban por costarnos demasiado.

Por ello las carillas dentales han supuesto la auténtica revolución en el mundo de la estética dental, ya que garantizan los mejores resultados en el menor tiempo y con molestias prácticamente inexistentes.

Pero, ¿qué son exactamente las carillas dentales?

Se trata de finas láminas que se colocan en la parte frontal de las piezas dentales, la parte visible, de manera que ayudan a solucionar pequeñas imperfecciones de las piezas dentales y a asegurar la mejor de las sonrisas.

Gracias a estas carillas dentales se pueden corregir imperfecciones en la estructura dental del paciente, así como posibles fracturas en piezas dentales particulares que de otra forma tendrían que ser reconstruidas.

¿Es un tratamiento nuevo?

Nada de eso, las carillas dentales se vienen utilizando desde hace muchos años, aunque es cierto que hasta hace bien poco no han llegado a las clases populares por su elevado precio que las convertía en una solución prohibitiva.

Pero durante años han sido la tabla de salvación de los actores y actrices de cine y teatro que han podido lucir siempre su mejor sonrisa gracias a este complemento que  les ha garantizado el éxito a todos los niveles.

¿Cómo es el tratamiento de carillas dentales?

Simplemente hay que realizar una visita previa al dentista para que éste pueda calibrar si efectivamente las carillas dentales son la solución para ese caso en concreto. Si es así, el odontólogo tomará las medidas de la boca del paciente y, especialmente, de las piezas dentales que van a ser recubiertas por las carillas.

Posteriormente estas medidas son procesadas por ordenador mediante programas informáticos avanzados que garantizan resultados con una precisión absoluta, con lo que el paciente apenas notará que lleva un cuerpo extraño en la boca.

Y una vez procesados los resultados son enviados al laboratorio que, siguiendo las indicaciones paramétricas del programa informático, diseña las carillas dentales que posteriormente son colocadas en la boca del paciente.

Con ello se consigue la sonrisa perfecta en el menor tiempo.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *