Tradicionalmente en España se ha venido dando poca importancia a los dientes de leche de los niños, considerando que solo son piezas transitorias que acabarán por caerse de todos modos por lo que no necesitan cuidados especiales.

Sin embargo, se trata de un grave error porque está claramente demostrado por los principales expertos en odontología que el cuidado que reciben los dientes de leche antes de caerse repercute directamente en cómo se desarrollarán posteriormente los dientes permanentes.

Por ello es fundamental que los niños aprendan a llevar una higiene bucal adecuada que les permite mantenerse alejados de las caries y garantizar así que los dientes de leche lleguen sanos a la fase de su caída.

Pero, ¿qué sucede si aparece una caries en un diente de leche?

Si el dentista detecta una caries en uno de los dientes de leche la mejor opción es proceder a empastarlo de manera inmediata, para garantizar así que la caries no se extiende más de lo estrictamente necesario y proteger a la pieza dental de posibles nuevas caries.

De esa forma esa pieza dental de leche puede llegar a sobrevivir hasta que la pieza dental permanente empieza a salir.

¿Cómo evitar que aparezcan caries en los dientes de leche?

La clave está en mantener una buena higiene bucal que garantice que la placa bacteriana no provoca la aparición de caries.

Esta higiene bucal debe de implicar un cepillado completo después de cada comida, la utilización de hilo dental para eliminar los restos acumulados entre los dientes y el reforzamiento con un enjuague bucal especial para niños, que proteja a las piezas dentales.

Pero también es importante la prevención en una doble vertiente. Por un lado hay que intentar reducir la ingesta de alimentos azucarados de los niños, como pueden ser dulces o refrescos, y, por otra, hay que acostumbrar a los niños a acudir al dentista de una manera rutinaria, con lo que se garantiza la detección precoz de una posible caries.

Con ello estaríamos consiguiendo una doble protección en nuestros niños, ya que por un lado les protegemos de la aparición de caries y, por otro lado, si aparecieran las detectaríamos rápidamente.

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *