Cuida tus encías

encías cuidado

A parte de tener unos dientes fuertes y sanos, una buena salud bucodental pasa por tener unas encías sanas. Las encías también reclaman una atención especial a la hora de realizar nuestra higiene bucodental ya que en ellas se acumula sarro y placa bacteriana que pueden provocar una inflamación de las estructuras que rodean al diente. Si estas bacterias no se eliminan correctamente durante la higiene dental, se van acumulando entre el diente y la encía y acaban provocando una reacción inflamatoria. La inflamación de las encías, o gingivitis, es el primer síntoma de las enfermedades de las encías.

Gingivitis

La gingivitis provoca el sangrado durante el cepillado, una hipersensibilidad dental y un color rojo más brillante de lo habitual en la zona. La inflamación de las encías suele ir acompañada de una infección que puede llegar a destruir el tejido en el que se soporta el diente. Las causas más habituales de la gingivitis están relacionadas con una deficiente higiene dental pero también con la alimentación, el tabaquismo y una cierta predisposición genética. Las enfermedades de las encías suelen ser hereditarias. Si la gingivitis no se detecta o no se trata a tiempo puede evolucionar a un estado más grave de las enfermedades de las encías: la periodontitis. Por eso, es muy importante acudir a un especialista, el periodoncista, cuando aparecen los primeros síntomas si queremos mantener las encías sanas..

Periodontitis

La periodontitis causa la retracción de la encía y, con el tiempo, puede causar una separación entre ésta y el diente. Esta separación puede debilitar el hueso donde se soportan los dientes y acabar provocando la pérdida de las piezas dentales. La prevención, una revisión anual del estado de dientes y encías y una correcta higiene bucodental son las mejores armas para luchar contra estas enfermedades.

Si tienes cualquier duda sobre el cuidado de tus encías o deseas hacernos cualquier consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡te atenderemos encantados!

Sensibilidad dental: causas y tratamiento

sensibilidad dental

La sensibilidad dental es muy común en muchos pacientes hoy en día. Estremecerse al comer un helado, molestia al tomar un café caliente…  las temperaturas extremas, frío o calor, te generan una sensación muy próxima al dolor. Es por eso que hoy te contamos el por qué de esta patología y cómo podemos proteger nuestra dentadura.

¿Por qué tengo los dientes sensibles?

En general los dientes están protegidos por un esmalte que los defiende ante estos cambios bruscos de temperatura en los alimentos que ingerimos. Gracias al esmalte no llegamos a percibir estas sensaciones. Por tanto, si tenemos una alta sensibilidad dental se debe a que el esmalte que protege nuestros dientes está deteriorado.

¿Por qué se deteriora el esmalte de los dientes?

Casi siempre por una mala higiene bucal que hace que aparezca sarro o caries que se encargan de eliminar el esmalte protector de nuestros dientes. Sin embargo, el esmalte también puede haber desaparecido como consecuencia de un golpe que haya provocado la rotura de un diente y, por tanto, una vía de acceso a través del esmalte de los alimentos y bebidas.

¿Cómo puedo proteger y recuperar el esmalte de mis dientes?

La clave está, como casi siempre, en la higiene bucal. Debes de esforzarte en fortalecer tus rutinas de higiene bucal. Aparte del cepillado habitual después de cada comida asegúrate de utilizar hilo dental para los espacios entre los dientes y no acabar nunca la rutina sin la utilización de un enjuague bucal potente.

Por otro lado, y si ya tienes sensibilidad dental alta, es recomendable que utilices cualquiera de las pastas dentales que hay en el mercado para dientes sensibles. Estas pastas dentales ayudan a la recuperación del esmalte de los dientes con lo que potencian la protección de éstos ante los cambios de temperatura.

Pero, entonces, ¿por qué me duelen las encías?

En efecto, podrías llegar a plantearte la razón de que te duelan las encías si estamos diciendo que todo se debe a la pérdida del esmalte dental. En las encías es donde se encuentran las raíces de nuestros dientes y empiezan a doler al ingerir alimentos cuando estas raíces se encuentran al descubierto. Para volver a proteger la raíz del diente tendrás que acudir directamente a tu dentista.

Si tienes cualquier duda y quieres consultarnos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te atenderemos encantados.

Patologías bucales más comunes

patologías orales más comunes

Hay diversas patologías bucales que afectan a más pacientes con más frecuencia. En la mayoría de casos se deben a la falta de higiene, además de factores como la genética y la alimentación. Pero, ¿Sabes cuáles son las patologías bucodentales más comunes?

Las 3 patologías bucales más comunes

Estas son las patologías bucodentales que afectan con más frecuencia a más pacientes:

1. Caries dental

Según diversos estudios la caries dental es la patología más extendida a nivel mundial y afecta especialmente a los pacientes durante la infancia y la tercera edad. El proceso de la caries consiste en una erosión provocada por los ácidos que producen las bacterias de la boca. Estos ácidos forman una cavidad en el diente afectado, una bolsa periodontal que puede acabar destruyendo el interior del diente. La caries provoca un dolor muy intenso, cambios en el color del diente y, los casos más graves, pérdida del diente afectado. Algunos de los tratamientos más habituales para frenar sus efectos son el empaste y el sellado dental.

2. Enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales afectan las encías y provocan su enrojecimiento, inflamación y sangrado. Hablamos de la gingivitis y la periodontitis, enfermedades que al principio son algo silenciosas. La gingivitis es la primera fase y se puede revertir. Pero si no es diagnosticada a tiempo o no es bien tratada, puede evolucionar a la periodontitis. También conocida como piorrea, en sus fases más avanzadas puede provocar la pérdida del diente. A pesar de tener el mismo origen que la gingivitis presenta otros síntomas, como movilidad dental o mal aliento.

3. Halitosis

La halitosis o mal aliento es el conjunto de olores desagradables que proceden del interior de la cavidad oral. La halitosis afecta a muchos pacientes y resulta muy incómoda para quienes les rodean. La falta de higiene bucodental diaria, el tabaco y algunos alimentos son las principales causas del mal aliento. En la mayoría de casos se produce de forma puntual (por ejemplo, al despertar), pero en otros requiere un tratamiento profesional.

El mejor modo de evitar el desarrollo de estas complicaciones es realizar una buena prevención. Para conseguirlo, hay dos claves: una buena rutina de higiene bucodental en casa y las visitas al dentista. Una limpieza dental profesional es un tratamiento preventivo que ayuda a evitar la formación de sarro y la acumulación de biofilm oral. Si tienes cualquier consulta sobre estas patologías o notas algún síntoma no dudes en acudir a nuestra consulta. En Centro Dental Pedralbes realizamos un estudio personalizado y aplicamos las técnicas más avanzadas en odontología, para que puedas lucir una sonrisa más sana y bonita.

Si tienes cualquier duda sobre alguna de estas patologías, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que podamos ayudarte!