¿Qué efectos tiene volar en la salud bucodental?

Muchas personas han volado en más de una ocasión. Sea por trabajo, ocio, vacaciones… Coger un avión es habitual para desplazarse de un territorio a otro. Aunque se trate de distancias breves o de trayectos de varias horas, volar puede tener efectos sobre nuestra salud bucodental. ¿Cuáles son? Los profesionales de Centro Dental Pedralbes te los explican.Seguir leyendo

Hábitos perjudiciales para tus dientes

Una buena salud oral es muy importante para mantener la boca protegida de las enfermedades bucodentales. No obstante, cada día la exponemos a hábitos que favorecen la presencia de bacterias. La mayoría se realizan de forma inconsciente, pero la realidad es que contribuyen al deterioro de dientes y encías.

Así, hay varios hábitos diarios que perjudican la salud de tu boca:

  • Morderse las uñas. Las manos acumulan grandes cantidades de bacterias. Por ello, llevárselas a la boca para morder las uñas es muy perjudicial. Además de comprometer la salud oral, la estética de los dedos también puede verse afectada. Normalmente, morderse las uñas es síntoma de nerviosismo y ansiedad. Pero puede convertirse en una manía inconsciente muy difícil de eliminar. Del mismo modo, morder otros objetos como bolígrafos es muy perjudicial para los dientes y las encías.
  • Picar entre horas. Este hábito es muy perjudicial para la salud, porque altera las cantidades recomendadas en una dieta sana y equilibrada. De hecho, es uno de los factores para ganar peso. Picar también afecta a tus dientes y encías, porque estimulan la acumulación de placa bacteriana. Además, los alimentos más consumidos entre horas suelen ser los dulces o bien las bebidas azucaradas. Estos alimentos son los más perjudiciales para la salud oral. Aunque una buena limpieza puede minimizar sus efectos, se recomienda moderarlos. En los niños es fundamental limitar el consumo de estos alimentos.
  • Apretar los dientes. El hábito de apretar y rechinar los dientes es propio del bruxismo. Esta patología suele producirse por las noches, ya que es inconsciente. Apretar los dientes puede provocar dolores en la mandíbula y la cabeza. También puede causar fisuras en los dientes. El bruxismo debe ser tratado a nivel profesional por el odontólogo de confianza.
  • Mala técnica de cepillado. Algunos pacientes se cepillan los dientes ejerciendo mucha fuerza. Este hábito crea una sensación de limpieza más profunda totalmente falsa. La realidad es que se debilita y erosiona el esmalte. Los profesionales de Centro Dental Pedralbes recomiendan usar un cepillo de cerdas suaves y realizar movimientos giratorios.
  • Hábitos alimenticios. Hay varios alimentos perjudiciales para la salud oral, como el café. También hay hábitos como masticar hielo que aumentan la sensibilidad dental. Además, es imprescindible abandonar hábitos perjudiciales como el consumo de alcohol o el tabaquismo.

Además de abandonar estos hábitos perjudiciales, recomendamos mantener una buena rutina de limpieza bucodental. Esto se basa en un cepillado diario y el uso del enjuague bucal y el hilo dental. También es imprescindible visitar al odontólogo una vez cada seis meses. De este modo conseguirás mantener una sonrisa sana y radiante.

Salud bucodental en pacientes mayores

Mantener una buena salud bucodental es muy importante en todas las etapas. Para garantizar unos dientes y encías sanos durante más tiempo, lo mejor es comenzar desde pequeños. Pero con el tiempo, los dientes tienden al desgaste. Por ello, En la tercera edad hay que prestar especial atención a la salud oral.

Algunas personas mayores se resisten a acudir al odontólogo. Pero lo cierto es que en esta etapa también es importante, ya que algunos son portadores de implantes o prótesis dentales. Son varios los pacientes mayores que no conservan todas sus piezas dentales naturales. Así, la supervisión del dentista es fundamental para evitar el desarrollo de infecciones.

Otro factor importante son los hábitos de estos pacientes. La mayoría consume de forma frecuente (a veces incluso a diario) varios tipos de medicamentos. Esto puede acelerar el envejecimiento y el desgaste dental, además de causar patologías como la sequedad bucal. También algunas enfermedades como la diabetes o la hipertensión influyen en la salud oral de los pacientes mayores.

Así, la limpieza adquiere especial importancia en la tercera edad. Hay varios consejos para mantener una buena salud oral durante esta etapa:

  • Técnicas de higiene oral. Para tener una buena higiene oral es imprescindible el cepillado diario. Algunos pacientes mayores pueden perder facultades con la edad, por lo que se recomienda usar un cepillo de calidad y renovarlo cada tres meses para que la limpieza sea más efectiva. También se recomienda incorporar la higiene interproximal. Hablamos de la limpieza de los espacios entre los dientes. El enjuague bucal y el hilo dental son los mejores aliados para este tipo de higiene oral. Además, es muy aconsejable el uso del flúor, ya que fortalece el esmalte y ayuda a frenar su desgaste.
  • Eliminar hábitos perjudiciales. Es fundamental evitar hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol. También se recomienda revisar con el médico el tipo de medicamentos que el paciente necesita. De este modo se evitan posibles consecuencias bucodentales.
  • Moderar la alimentación. Los alimentos también influyen en la salud bucodental. En la tercera edad es aconsejable evitar los alimentos duros y pegajosos, ya que pueden provocar fisuras o quedarse incrustados en los dientes.
  • Prótesis, implantes y dentaduras. Los pacientes portadores prótesis, implantes y dentaduras deben cuidar con especial atención su salud oral. La acumulación de placa bacteriana puede provocar el desarrollo de enfermedades como la periimplantitis.
  • Visitar al odontólogo. Lo más recomendado es acudir al dentista dos veces al año. No obstante en pacientes mayores con prótesis o con alguna enfermedad bucodental, se recomienda acudir con más frecuencia a la consulta. Además, con el tiempo los nervios de los dientes son menos sensibles. Por ello recomendamos no esperar a sentir dolor para visitar al odontólogo.

En este sentido, los profesionales de Centro Dental Pedralbes ofrecen unos tratamientos personalizados. La salud oral también es importante en la tercera edad y puede influir en la salud general. Por ello, trabajamos para garantizar los mejores resultados con la sonrisa de los pacientes más mayores.

¿Por qué sangran las encías?

Las encías pueden sangrar en varios momentos: durante el cepillado, al pasar el hilo dental, tras un golpe… Aunque este tipo de sangrado es común, resulta antiestético y molesto. Además, puede ser síntoma de enfermedades como la gingivitis.

No obstante las causas del sangrado pueden ser muy diversas. La más común es una higiene oral insuficiente. No realizar una limpieza bucodental diaria provoca la acumulación de placa bacteriana. La placa y los restos de comida provocan la inflamación de dientes y encías, que provocan el sangrado. En estos casos se recomienda acudir al odontólogo. En Centro Dental Pedralbes ofrecemos limpiezas dentales de calidad para lograr los mejores resultados con tu sonrisa.

Otro factor que provoca el sangrado en las encías suele ser el mismo cepillado. Muchos pacientes limpian sus dientes ejerciendo una fuerte presión. Esto crea una sensación de falsa limpieza. La realidad es que se contribuye a la erosión del esmalte. Los profesionales de Centro Dental Pedralbes recomiendan lavarse los dientes de forma suave y realizando movimientos giratorios. En este sentido, es importante disponer de un buen cepillo de dientes y otros productos como el colutorio. De este modo la limpieza será más eficaz y evitaremos la acumulación de placa bacteriana entre los dientes y las encías.

Hay otros factores que pueden provocar el sangrado de las encías. La alimentación influye en el sangrado, y también enfermedades como la diabetes. Además, los procesos hormonales (pubertad, embarazo…) y los medicamentos pueden favorecer el sangrado.

Pero, ¿Qué hacer ante el sangrado de las encías? Además de una limpieza dental profesional, hay otras técnicas. El sangrado puede ser síntoma de una patología bucodental. En este caso el odontólogo puede aplicar tratamientos como el alisado radicular. En los casos más extremos se puede llegar a la extracción de la pieza dental, aunque no es lo más habitual.

Además de visitar regularmente el odontólogo es fundamental realizar una buena higiene bucodental en casa. Se recomienda cepillarse los dientes un mínimo de dos veces al día y usar el enjuague bucal. Pero también hay otros productos para una higiene oral más completa, como el hilo dental. También es imprescindible evitar hábitos perjudiciales, como el tabaquismo o el consumo de alcohol.

Unas encías sanas tienen un aspecto rosado y no sangran con facilidad. Con estas pautas podrás mantener unos dientes y encías sanos. Una sonrisa sana luce mucho más radiante y bonita.