Prevención de las enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, son desgraciadamente frecuentes en España. Sobre todo aparecen en pacientes adultos, debido generalmente a malos hábitos de higiene oral. ¿Cómo pueden tratarse? Aunque existen tratamientos efectivos contra estas patologías, la mejor manera de evitar sus efectos es apostando por la prevención. Recuerda que, si no controlas tu periodonto, puedes llegar a perder los dientes.

  1. ¿Puede una buena higiene oral prevenir las enfermedades periodontales?
    De hecho, la mejor forma de prevenir las enfermedades periodontales es manteniendo una buena higiene oral en casa. No obstante, aquellos pacientes predispuestos a sufrirlas pueden igualmente contraerlas a pesar de unas medidas de limpieza adecuadas. Por ello, es esencial programar visitas al dentista una vez cada seis meses. Además de recibir una revisión general, el higienista dental llevará a cabo una limpieza dental profesional exhaustiva para eliminar la placa bacteriana por completo.
  2. ¿Qué cepillo dental debo utilizar? ¿Cada cuándo hay que cambiarlo?
    El buen cepillo dental es aquel que, gracias a sus medidas reducidas, se adapta a la boca del paciente y es capaz de alcanzar todas las zonas interiores. Para decidir cuál es el tipo de utensilio más adecuado para ti, pide consejo a tu dentista o periodoncista y no olvides que tu farmacéutico puede aconsejarte como experto. Recuerda, también, que debes renovarlo cada tres meses: cuando las cerdas están deterioradas y disminuye, así, su eficacia de limpieza.
  3. ¿Hay alimentos que pueden dañar mis encías?
    De momento, no existe ningún tipo de evidencia científica al respecto. Así como los alimentos ricos en azúcares pueden provocar caries dental, no hay productos que sean un factor predisponente importante para las enfermedades periodontales. La verdad, incluso existen razones para pensar que una dieta rica en frutas y verduras favorece la higiene de la boca y elimina las bacterias de forma indirecta.
  4. Si tengo una infección de encías, ¿puede contagiar?
    Sí. Al ser una infección producía por bacterias, puede contagiarse. Estudios recientes han probado que aquellas personas que conviven durante años con un paciente periodontal tienen más probabilidades de contraer enfermedades periodontales. Estas investigaciones apuntan que los familiares más susceptibles son las parejas estables y los hijos. ¿El vehículo de transmisión? El contacto oral, la saliva.
  5. ¿Puedo evitar que mis hijos contraigan enfermedades periodontales?
    Como padre, sí que puedes evitar que tus hijos contraigan enfermedades periodontales. ¿Cómo? Enseñándoles desde pequeños a mantener hábitos de higiene oral adecuados y acudiendo periódicamente a Centro Dental Pedralbes.

Factores de riesgo de las enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales son las patologías dentales más frecuentes en la edad adulta. Distinguimos entre la gingivitis, las primeras fases, y la periodontitis, los estadios más avanzados que pueden provocar la pérdida de dientes. Aunque la aparición de estas afecciones está muy relacionada con la higiene oral, existen otros factores que pueden propiciarlas. El tabaco, determinadas enfermedades, la genética, los cambios hormonales… ¿Qué efectos tienen sobre el organismo y porqué facilitan el desarrollo de las enfermedades periodontales? Los dentistas de Centro Dental Pedralbes te facilitan toda la información al respecto.

  1. El tabaco: fumar es el factor de riesgo principal de las enfermedades periodontales. Los pacientes fumadores tienen hasta el doble de probabilidades de padecer gingivitis y periodontitis. Y no sólo eso, algunos productos del tabaco pueden incluso disminuir el efecto de algunos tratamientos periodontales, aplicados una vez ya se ha detectado la afección.
  2. Cambios hormonales en niñas/mujeres: las mujeres, a lo largo de su vida, pasan por diferentes períodos en los que los cambios hormonales son constantes. La pubertad, el embarazo, la menopausia… En estas etapas, son más propensas a padecer enfermedad de las encías. Éstas se tornan más sensibles y se facilita el desarrollo de inflamación, sangrado y acumulación de bacterias.
  3. La diabetes: los pacientes con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, y entre ellas se encuentra la periodontitis. Esta patología reduce la capacidad defensiva del cuerpo frente a la acción bacteriana y a los efectos de la vascularización. Cuando se da esta situación, el control médico se convierte en una medida imprescindible, tanto a nivel general como a nivel odontológico.
  4. El estrés: esta sensación constante en la sociedad actual puede provocar una disminución de la capacidad inmunitaria de defensa del cuerpo y dificultar, de este modo, la lucha de nuestro organismo contra las infecciones. Entre ellas, como no, identificamos a las enfermedades periodontales.
  5. Determinados medicamentos: los antidepresivos y algunos medicamentos que protegen al corazón pueden afectar a la salud bucal, disminuir la producción de saliva y crear el ecosistema propicio en el interior de la boca para el desarrollo de las bacterias.
  6. Enfermedades varias: todas aquellas enfermedades que merman las defensas del cuerpo, como es el caso del SIDA, facilitan la evolución de la gingivitis y la periodontitis.
  7. La genética: como en muchas patologías, la genética es también un actor decisivo en la aparición de las enfermedades periodontales. Si tienes algún familiar próximo que haya padecido estas afecciones, es recomendable que lleves un buen control de la placa bacteriana, con visitas regulares al dentista y limpiezas dentales profesionales cada año.

Dra. Cristina Sánchez: “Invisalign es la técnica de ortodoncia invisible más solicitada entre adultos”

¿Por qué habéis creado las Jornadas Invisalign? ¿De qué tratan?

C: Las Jornadas Invisalign las hemos creado con el objetivo de dar a conocer el tratamiento entre nuestros pacientes, la técnica de ortodoncia invisible más demandada entre los adultos de nuestro país.

¿Quiénes participaron en las Jornadas?

C: En las jornadas estuvo presente todo el equipo de CDP. El objetivo de todo el equipo de profesionales y auxiliares era el de informar y ampliar el conocimiento de este tratamiento entre nuestros pacientes.

Queríamos que nuestros pacientes supieran que hacemos un estudio y diagnóstico completamente personalizado y que asesoramos personalmente a todos los pacientes que desean o que están en pleno tratamiento de ortodoncia.

¿Qué novedades se han tratado sobre Invisalign en las jornadas?

C: Invisalign es el sistema de ortodoncia que más invierte en I+D y mejora de su propio sistema de alineación. Para nosotros esta es una novedad constante, ya que gracias a la continua innovación cada vez más los tratamientos de Invisalign se pueden orientar a todo tipo de pacientes.

¿Cuáles son las ventajas de Invisalign?

C: Invisalign es la ortodoncia invisible que te permite hacer una planificación del tratamiento y ver cuál será el resultado final antes de empezar.

Para el paciente constituye una gran variedad de ventajas. Destacamos el hecho de que es un tratamiento totalmente indoloro comparado con los brackets; es muy estético y removible; no aumenta el riesgo de caries ni daña el esmalte.

Otra de las mayores ventajas del Invisalign es que permite espaciar las visitas y se disminuyen mucho las citas de urgencia por caídas o pérdidas de brackets.

¿A quién se dirige el tratamiento Invisalign?

C: A adultos y a adolescentes. Cada vez más, los tratamientos de Invisalign se orientan a personas que viven o estudian en el extranjero, así como personas que viajan mucho y que necesitan tener las visitas muy espaciadas en el tiempo sin que el tratamiento se alargue.

Las consecuencias del tabaco en la salud bucal

Sabemos que el tabaquismo es un hábito extremadamente perjudicial para la salud general, pero sobre todo para la integridad de nuestra cavidad oral. Según datos de estudios recientes, fumar cigarrillos es la primera causa prevenible de muerte prematura en el mundo. La academia ha estimado que, en el año 2020, el tabaco estará relacionado con más de 10 millones de muertes. Aunque no nos guste, nuestro país registra una alta tasa de fumadores entre la población: se calcula una de cada tres personas. Para frenar este problema de salud colectiva tan alarmante, es preciso concienciar a todo el mundo sobre los problemas que el tabaquismo puede provocar en el organismo. A los dentistas de Centro Dental Pedralbes nos toca informar sobre las alteraciones que puede provocar en la salud oral.

Tabaco y enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es la principal causa de pérdida de dientes en adultos. Se caracteriza por dos fases diferenciadas: la gingivitis y la periodontitis. En la primera, las encías se inflaman, sangran y se enrojecen debido a la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Esta situación es reversible si se acude al dentista con tan sólo detectar los síntomas. En la segunda fase, la cosa se complica. Esta gingivitis que no ha sido tratada evoluciona hasta provocar la pérdida de hueso de soporte de los dientes, algo que genera movilidad y, finalmente, caída. Este proceso tan desagradable, que afecta a buena parte de los adultos en España, tiene un incentivo principal: el tabaco.

Según estudios científicos, es el segundo factor modificable, después del control de placa bacteriana, para el desarrollo de la enfermedad periodontal. El tabaco recude y altera las defensas inmunológicas del cuerpo que actúan frente a los patógenos periodontales, un efecto que aumenta las probabilidades y el riesgo de padecer periodontitis. A pesar de que esta patología es grave, aún hay más: el tabaco puede ser el principal instigador del cáncer oral.

Tabaco y cáncer oral

El cáncer oral es uno de los más comunes entre pacientes adultos de más de 40 años, sobre todo hombres. El tabaquismo es uno de sus más peligrosos detonantes: se estima que los pacientes fumadores presentan un riesgo de tres a cinco veces superior de padecerlo que los pacientes no fumadores. Las lesiones que aparecen en la boca de vez en cuando pueden malignizarse, como es el caso de las leucoplasias (placas blanquecinas que no pueden desprenderse con el raspado). Estas afectaciones son las precursoras del cáncer oral en al menos un 10% de los casos.

Uso y cuidado de una prótesis fija

Colocar una prótesis fija es un tratamiento que permite al paciente recuperar los dientes perdidos asegurando, a su vez, la funcionalidad y la estética de la cavidad bucal. Estos aparatos sirven, entonces, para restaurar las partes de la boca dañadas y para reponer algunos dientes ausentes. Son, la verdad, una de las mejores alternativas a las prótesis removibles: son más cómodas, mejor toleradas y reportan menos problemas al paciente. Proporcionan una masticación casi natural y un habla muy adecuada. ¿Su principal ventaja? Que no hay que quitarlas de la boca para limpiarlas y tampoco se mueven cuando están colocadas.

Como ocurre en cualquier tratamiento odontológico, la prótesis fija requiere un proceso de adaptación del paciente. Al principio se puede tener la impresión de que los dientes artificiales son demasiado grandes, pero desaparece al cabo de unos días. También puede pasar que la pronunciación de determinados sonidos se altere ligeramente, una situación que se corrige con el tiempo y una vez el paciente ya está acostumbrado a sus nuevos dientes. Durante los primeros días, es probable que te muerdas las mejillas y la lengua sin querer y frecuentemente, por la tendencia de estas dos estructuras dentales a meterse en los agujeros de los dientes ausentes.

Para reducir progresivamente la concurrencia de estas situaciones desagradables, te recomendamos que, durante las semanas iniciales, procures cerrar la boca y masticar con cuidado, que utilices colutorios, pomadas o geles para las heridas y que comuniques todas tus dudadas a tu dentista. Además de todo lo que te hemos dicho hasta ahora, debes tener presente que la prótesis fija debe limpiarse cuidadosamente. ¿Qué debes hacer?

  • Ser muy cuidadoso con la prótesis fija. Debes evitar comer alimentos muy duros, como frutos secos con cáscara o corazas de mariscos que, de hecho, tampoco deben morderse con los dientes naturales.
  • Debes realizar la higiene de la prótesis fija inmediatamente después de comer y, con mayor profundidad y esmero, antes de acostarte. Ya sabemos que, mientras dormimos, producimos menos saliva y disminuye, entonces, el efecto protector de ésta frente a las patologías dentales más frecuentes en nuestros días: la caries dental y la enfermedad periodontal.
  • Para conseguir una higiene o limpieza adecuada, los dentistas de Centro Dental Pedralbes recomiendan: utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves y pasta fluorurada para las zonas accesibles, usar seda o hilo dental de venta en farmacias entre los pónticos y la encías, entre el tejido gingival y los dientes usar cepillos interdentales, hacerse con un irrigador bucal y, finalmente, mantener estas rutinas a lo largo del tiempo.