La periodontitis

Los dientes son pequeñas piezas que, a pesar de su insignificante tamaño, realizan grandes funciones. Gracias a ellos podemos masticar, deglutir e incluso hablar, acciones que, de no realizarlas como es debido, no nos permitirían vivir de forma saludable. Desgraciadamente, en la actualidad hay muchas personas que pierden las piezas dentales debido a diferentes problemas. ¿Cuál es el más común de todos? La periodontitis, esto es, una inflamación e infección de los ligamentos y huesos que les sirven de soporte a los dientes. De hecho, en España se ha convertido en la principal causa de la caída de dientes en adultos. Lo mejor que podemos hacer los dentistas ante esta amenaza es desvelar sus causas y síntomas, para que los pacientes puedan detectar los signos de la enfermedad. No obstante, lo mejor que pueden hacer los pacientes es programar visitas a Centro Dental Pedralbes una vez cada 6 meses.

Síntomas y causas de la periodontitis

Los síntomas principales de la periodontitis son el mal aliento, los dientes flojos, y características anómalas en las encías: color rojo brillante, de fácil sangrado (al pasar el cepillo de dientes, sobre todo), sensibilidad y dolor al tacto e inflamación. Si sufres alguno de estos problemas o todos a la vez, probablemente tengas que acudir al odontólogo de inmediato: padeces periodontitis y la integridad de tus dientes está en peligro. Una vez diagnosticada la dolencia, el periodoncista reducirá la inflamación, eliminará las bolsas en las encías y tratará cualquier causa subyacente de la enfermedad periodontal. Al controlar la patología, ya es posible llevar a cabo un tratamiento de restauración: implantes dentales, dentaduras postizas, prótesis fijas sobre implantes… La decisión se tomará colaborativamente entre dentista y paciente.

¿Cuáles son las causas de la periodontitis? La razón principal de surgimiento y desarrollo de esta enfermedad es la acumulación de placa bacteriana en la boca, concretamente en la base de los dientes. A raíz de esta acumulación se inflama la zona y entre la encía y los dientes se forman bolsas que se llenan de sarro y de placa. Si no se trata, esta inflamación puede evolucionar hasta crear consecuencias severas, como lo es la pérdida de dientes. En las primeras etapas, la periodontitis se conoce como gingivitis, cuando las bacterias sólo afectan a las encías y la patología aún puede controlarse. Ambas enfermedades periodontales son muy frecuentes y muy temidas, pero gracias a los avances en tratamientos de restauración, no suponen una amenaza definitiva para la boca. Los dientes perdidos se pueden recuperar de forma natural con los implantes dentales.

La enfermedad de las encías

La enfermedad de las encías es una infección de los tejidos que rodean y soportan los dientes que afecta a gran parte de la población. De hecho, es uno de los problemas odontológicos de más prevalencia en la actualidad, exceptuando la caries dental, que es aún más frecuente. No obstante, lo que es más preocupante es que se considera una de las principales causas de pérdida de dientes entre los pacientes adultos. Es un trastorno causado por aquellas bacterias que se acumulan en los dientes y que, al no ser eliminadas, forman la llamada placa bacteriana, transparente y pegajosa. Al no llevar a cabo unos correctos hábitos de higiene oral, las bacterias se convierten en sarro o cálculo y se infectan las encías, el tejido gingival y el hueso. Los dentistas en Centro Dental Pedralbes son conscientes de la prevalencia de esta enfermedad y, por ello, intentan educar a sus pacientes en su prevención.

Las etapas de la enfermedad de las encías

  1. La gingivitis: es la primera etapa de esta patología y se caracteriza por la inflamación de las encías y la irritación del tejido gingival. La principal manifestación de la gingivitis es el sangrado de las encías durante el cepillado, al usar el hilo dental o incluso de manera espontánea. Cuando el paciente aún se encuentra en este estadio, los dentistas pueden revertir el daño, ya que el hueso y el tejido conectivo que sostiene las piezas dentales en su lugar todavía no ha sido afectado.
  2. La periodontitis: si la gingivitis no se trata, el paciente acaba padeciendo lo que conocemos como periodontitis. En esta etapa, el hueso y las fibras que mantienen los dientes en su sitio sufren daños prácticamente irreversibles. ¿Cómo se manifiesta la periodontitis? Se forma una bolsa debajo del borde de las encías, donde quedan atrapados los restos de alimentos y la placa bacteriana. En esta etapa, el tratamiento pasa por una atención a la higiene oral más cuidadosa en el hogar, que ayuda a prevenir daños mayores.
  3. La periodontitis avanzada: es la etapa final de la enfermedad de las encías. Cuando la periodontitis se encuentra en un estado avanzado, se destruyen las fibras y el hueso que soporta los dientes, lo que hace que éstos se aflojen. Esta situación puede afectar la mordida y, si no se realiza el tratamiento adecuado –que normalmente, llegados a este punto, ya pasa por la cirugía periodontal– el dentista podría acabar extrayendo los dientes o podrían caer por ellos mismos. En estos casos, lo mejor para recuperar la sonrisa es optar por los implantes dentales.

Seis de cada diez niños no se cepillan los dientes después de comer

Mantener una adecuada salud bucodental es esencial para asegurar el buen estado de nuestro organismo. Sabemos que las enfermedades que aparecen en la boca pueden repercutir a otras partes del cuerpo y, además, están relacionadas con otras patologías severas (como las cardíacas, por ejemplo). Para evitar consecuencias graves a corto y largo plazo, es esencial visitar el dentista al menos una vez al año y recibir limpiezas dentales profesionales a menudo. No obstante, hay otro factor que es aún más importante que lo que hemos dicho: la higiene dental en casa. El cepillado, el uso del hilo dental, los enjuagues bucales, el limpiador lingual, los cepillos interproximales… Todos estos utensilios son necesarios para mantener la boca libre de bacterias.

Según datos de estudios recientes, seis de cada diez niños en España no se cepillan los dientes después de comer, y menos del 30% usa el hilo dental. Los más pequeños son especialmente vulnerables a contraer enfermedades como la caries dental, la gingivitis u otras afectaciones que pueden pasar factura con el tiempo. Por ello, es esencial empezar los hábitos de limpieza oral en edades tempranas: primero son los padres quienes tienen que responsabilizarse de ello, hasta que poco a poco los niños podrán hacerlo de forma autónoma. Los dentistas en Centro Dental Pedralbes creemos que lo que está fallando es la educación en salud bucodental y la manera de trasladar los hábitos a los niños.

Si existen dudas, lo más importante es preguntar al profesional, quien te dará instrucciones acerca de todos los pasos que debes seguir. Para que no sea un hábito pesado para padres e hijos, es esencial hacer del cepillado dental una actividad divertida y atractiva, que tenga cabida para juegos varios. Para revertir este casi 60% de niños que no se cepillan los dientes debemos actuar desde la consulta, pero también desde casa. A pesar de estos datos, el mismo estudio revela que el 65% de los padres entrevistados asegura que se interesa por la boca de sus hijos y que los lleva cada seis meses a la clínica y programa limpiezas profesionales. Una información algo contradictoria.

Desde Centro Dental Pedralbes creemos que cabe insistir mucho más en las rutinas de higiene oral en casa para revertir la situación que hemos planteado en este artículo. Que los niños se cepillen los dientes después de cada comida es una garantía para su salud, y también para la estética de sus dientes.

Factores que alteran la osteointegración de los implantes

Los implantes dentales han supuesto toda una revolución en el terreno de la restauración odontológica. Gracias a estas pequeñas piezas de titanio y sus respectivas prótesis, el paciente puede recuperar la sonrisa incluso en un solo día. La colocación de implantes, pues, nos ayuda a aportar de nuevo funcionalidad a la dentadura, siempre y cuando el tratamiento se lleve a cabo en una boca sana, libre de inflamación, infecciones o enfermedades en las encías. En la actualidad, se han convertido en una de las alternativas más resolutivas ante la pérdida de piezas dentales, proporcionando al paciente la sensación y las funciones de un diente natural.

Los dentistas en Centro Dental Pedralbes hemos colocado más de medio millón de implantes dentales. ¿Cómo podemos asegurar buenos resultados? Estudios recientes muestras que, tras su colocación, estas pequeñas piezas de titanio, totalmente biocompatibles, muestran un porcentaje de éxito superior al 95%. No obstante, hay algunos factores que pueden alterar la osteointegración, es decir, aquel proceso por el cual los implantes se adaptan al hueso del maxilar y empiezan a funcionar como raíz artificial del nuevo diente. ¿Cuáles son estos factores?

  1. Las infecciones: aquellos pacientes que descuidan la higiene oral tienen un mayor riesgo de sufrir contaminaciones bacterianas de los implantes y, como consecuencia, contraer patologías. También lo son aquellas personas que padecen enfermedades periodontales (gingivitis o periodontitis).
  2. Las cargas no controladas sobre los implantes: en algunas ocasiones, los pacientes portadores de implantes dentales aplican demasiada fuerza sobre los mismos en el transcurso de la osteointegración. Esto puede afectar directamente sobre el proceso normal de integración de implantes y hueso.
  3. El tabaquismo: los pacientes fumadores presentan un mayor riesgo de sufrir complicaciones durante la osteointegración, ya que los elementos que contienen los cigarrillos (o cualquier otra modalidad de tabaco, ya sea de liar o masticado) afectan al proceso normal.

Cuida tus implantes dentales

Los implantes dentales tienen que cuidarse como si de dientes naturales se tratara. Aunque no hayan registrado ninguna complicación durante la osteointegración, pueden dañarse con el tiempo si no se realiza un mantenimiento periódico adecuado, tanto de los componentes de la prótesis como de los tejidos que rodean el implante (encía y hueso subyacente). Lo más importante es la higiene oral en casa, pero también realizar la prevención de las enfermedades periimplantarias, entre ellas la conocido com periimplantitis. El éxito de los implantes dentales no sólo depende de las habilidades del implantólogo, sino también de la responsabilidad del propio paciente.