Consejos para el uso de prótesis removibles

Aunque los implantes dentales son la mejor opción para recuperar los dientes perdidos, las prótesis removibles aún se mantienen como alternativa a los mismos. Las ventajas de la implantología, así como los resultados de éxito que ha logrado hasta ahora, han eclipsado las demás técnicas existentes. Ahora, la mayoría de pacientes escogen los implantes para restaurar su sonrisa. Son como los dientes naturales, se cuidan prácticamente como los dientes naturales y, lo que es más importante, se parecen a ellos. La estética y la funcionalidad están 100% aseguradas con estas pequeñas piezas de titanio y sus prótesis adyacentes.

No obstante, los implantes dentales no siempre son la opción predilecta para todos los pacientes. Puede ocurrir que no sean los candidatos ideales para someterse al tratamiento y que, de lo contrario, encajen más con otra alternativa. También puede pasar que prefieran un tratamiento más económico, sencillo de confeccionar y poco invasivo. Aunque puede parece que las prótesis removibles son más fáciles de confeccionar, presentan una dificultad que repercute directamente sobre el paciente: al principio, cuesta adaptarse a ellas. Por ello, desde Centro Dental Pedralbes queremos acercar a los usuarios portadores algunos consejos para su uso:

  1. Lo primero que sentirás cuando te coloques las prótesis será la boca muy llena y ocupada, que te impide mover la lengua y tragar con facilidad. Esta sensación es normal durante los primeros días, pero pasará una vez ya te hayas adaptado a este nuevo cuerpo que habita en tu boca.
  2. Otra complicación en el uso de las prótesis removibles aparece cuando intentas hablar con el aparato puesto. Ya no pronuncias como antes, e incluso no consigues vocalizar del todo bien. Como en el caso anterior, este efecto desaparecerá al cabo de unos días, cuando hayas completado el proceso de adaptación fonética. Si quieres ir más rápido, intenta leer en voz alta cada vez que puedas; así acelerarás la etapa de control neuromuscular y facilitarás la pronunciación.
  3. Es posible que sientas que tienes una gran cantidad de saliva dentro de la boca. Es una consecuencia totalmente normal del uso de prótesis removibles, que desparecerá también al cabo de unos días.
  4. El paciente suele morderse las mejillas y la lengua cuando aún no está acostumbrado a llevar los aparatos. Poco a poco el proceso de adaptación irá avanzando y cada vez habrá menos obstáculos.
  5. Al principio, es habitual notar molestias o pequeños dolores en el interior de la cavidad bucal. Si no desaparecen en un tiempo, es importante acudir al dentista, que evaluará el estado de la prótesis removible y también el de tu boca en general.

¿Qué es la oseointegración?

A lo largo de estos últimos 30 años, los implantes dentales se han convertido en el tratamiento revolucionario de la odontología. No sólo su surgimiento supuso un gran avance, también todas las mejoras que se les han ido aplicando gracias a estudios e investigaciones. Ahora, ofrecen una gran oportunidad a los pacientes sin uno o más dientes: les ayudan a recuperar la funcionalidad, la estética y la seguridad en sí mismos. Mostrar una sonrisa sana y agradable a los demás revitaliza nuestro interior y nos coloca más cerca del alcance de la felicidad. Los implantes dentales han sido la alegría de miles de personas en todo el mundo, que han visto como su autoestima remontaba.

Pero un tratamiento de implantes dentales no sería posible sin el proceso de oseointegración. Todos sabemos que se trata de pequeñas piezas de titanio que se insertan en el interior del hueso maxilar y que, de este modo, actuarán como raíz de los nuevos dientes artificiales. Posteriormente, se colocarán prótesis sobre los mismos implantes que simularan una dentadura natural. Estas son las dos fases principales de un tratamiento impantológico y, entre ellas, se sitúa el proceso de oseointegración. ¿De qué se trata exactamente? ¿Por qué es tan necesario?

La oseointegración se lleva a cabo cuando las células del hueso del maxilar se adhieren directamente a la superficie de titanio, fijando el implante directamente a dicho hueso. Fue el investigador sueco Per-Ingvar Bränemark quien, en la década de 1960, descubrió este proceso por primera vez, y concluyó que “la colocación de implantes dentales en los maxilares a través de procedimientos quirúrgicos controlados les permite oseointegrarse”. Este proceso es esencial para determinar el éxito de un tratamiento de implantes dentales y para poder colocar, posteriormente, las restauraciones dentales que simularán la corona de los nuevos dientes del paciente.

Cabe recordar que toda persona puede acceder a un procedimiento implantológico si: quiere sustituir un diente perdido, tiene grandes huecos entre los dientes, está parcialmente desdentado o lo está totalmente. Muchos pacientes se preguntan si los implantes dentales puede provocar alergias al tratares de un cuerpo “extraño” insertado en el organismo. Desde Centro Dental Pedralbes queremos recordar que el titanio es un material biocompatible que, hasta ahora, no ha provocado ningún rechazo. De hecho, la alergia al titanio es muy inusual. De los miles de pacientes que se han sometido al tratamiento, más del 90% de los casos han alcanzado el éxito en los resultados.

Los dientes supernumerarios

Los dientes siguen una tendencia clara de crecimiento: primero aparecen los dientes de leche, después los permanentes y, finalmente, se desarrollan las muelas del juicio. Aunque este proceso es incuestionable, puede presentar anomalías y avanzar de forma incorrecta. Dientes torcidos, faltan piezas, no aparecen las muelas del juicio, los dientes permanentes emergen antes que caigan los primarios… Miles de problemas se pueden desarrollar durante este período de maduración de la dentadura. Los dientes supernumerarios (o hiperdoncia) son piezas adicionales que emergen en la arcada del paciente. ¿Dónde aparecen? ¿Qué consecuencias pueden tener? Desde Centro Dental Pedralbes resolvemos todas tus dudas.

Clínicamente, los dientes supernumerarios son aquellas piezas excesivas que se encuentran en las arcadas. Es decir, el paciente tiene más de 20 dientes en dentición decidua o más de 32 en permanente (pueden estar presentes en dentición primaria, mixta o permanente). Estas piezas adicionales pueden encontrarse en cualquier parte del a arcada alveolar y, aunque no lo parezca, existen en un alto porcentaje de casos. No obstante, la mayoría parecen en el maxilar superior (en el 90-98% de los casos) y sobre todo en la zona central. Cuando los dientes supernumerarios estorban el correcto desarrollo de la cavidad bucal, suele ser necesaria su extracción.

La hiperdoncia puede generar consecuencias graves si no se detecta ni aplica tratamiento. De hecho, es frecuente el apiñamiento dental en la dentición normal o, si aparecen incluidos en los maxilares, pueden generar lo que se conoce como reabsorción radicular e interferir en el proceso de erupción de las demás piezas. En la mayoría de los casos, los dientes supernumerarios se descubren en radiografías dentales de revisión rutinaria. Por ello, es importante acudir a la clínica dental al menos una vez cada seis meses. La atención del dentista permitirá detectar la hiperdoncia a tiempo y buscar una solución, si es necesario.

En algunos casos no hace falta extraer los dientes supernumerarios. Cuando no existe una patología asociada, cuando no está estorbando la erupción de los dientes contiguos o cuando su retirada afecta la vitalidad de las piezas adyacentes, no es necesaria su extracción. No obstante, sí lo es cuando:

  • Provocan un retraso en la erupción.
  • Generan malposiciones dentarias, problemas en la oclusión o desplazan los dientes adyacentes.
  • Crean problemas estéticos evidentes.
  • Comprometen la funcionalidad de los dientes: masticación, deglución, cepillado dental…
  • Aumentan el riesgo de padecer enfermedades como la caries dental.

Los dentistas tienen que prestar atención y no pasar por alto los dientes supernumerarios en las radiografías. Así, se pueden estudiar y, si cabe, es posible diseñar un plan de tratamiento personalizado para cada paciente.

Implantes dentales guiados por ordenador

La odontología, como cualquier otra ciencia médica, avanza en el tiempo gracias a las investigaciones y los estudios que se van llevando a cabo progresivamente. La estética dental ya fue una innovación reveladora por sí sola: las carillas de porcelana, las coronas dentales, la ortodoncia invisible, los brackets linguales… Y, sobre todo, los implantes dentales. Aunque hace unos 30 años que se utilizan, cada vez están más adaptados al paciente: son más cómodos, más agradables y más fáciles de colocar. Los implantes dentales guiados por ordenador (con el sistema CAD CAM) permiten una mayor precisión en el tratamiento y el máximo ajuste de las piezas al hueso del paciente. ¿En qué consiste este método?

¿Qué es el sistema CAD CAM?

El sistema CAD CAM ha marcado la evolución de la odontología. Se trata de una nueva tecnología que ha revolucionado la calidad del diseño y la fabricación de los implantes dentales, convirtiéndolos en piezas mucho más curadas. Las siglas CAD CAM hacen referencia a la frase inglesa Computer Aided Design – Computer Aided Manufacturing, que en español se traduce como “diseño asistido por ordenador – fabricación asistida por ordenador”. Para entender su funcionamiento, es necesario conocer las implicaciones del sistema tanto a nivel de diseño como a nivel de fabricación:

  • CAD o diseño asistido por ordenador: se trata de un conjunto de herramientas informáticas que ayudan a diseñar las restauraciones dentales en 2D y 3D. Esta técnica de diseño digital permite a los profesionales un perfecto control de la estética de la pieza y sus dimensiones.
  • CAM o fabricación asistida por ordenador: gracias al uso del ordenador y de tecnologías de cálculo, se consigue una gran precisión, funcionalidad y un magnífico acabado estético de las restauraciones dentales.

La combinación de ambos métodos forma, como ya hemos señalado, el tan utilizado sistema CAD CAM. Llevar a cabo un tratamiento de implantes dentales guiados por ordenador asegura buenos resultados en infinidad de sentidos: un mejor ajuste de las prótesis, una sonrisa más estética y una funcionalidad semejante a los dientes naturales. Empelar el sistema CAD CAM significa ir un paso por delante y mejorar el producto que antes obteníamos con el método tradicional. ¿Qué ventajas aporta esta innovación tecnológica para el dentista en Centro Dental Pedralbes?

  1. Puede diseñar un plan de tratamiento personalizado para cada paciente.
  2. El sistema CAD CAM se puede utilizar con todo tipo de materiales.
  3. No interfiere en la biocompatibilidad de los materiales.
  4. Puede aplicarse sobre cualquier sistema de implantes, ya sean los tradicionales o los de carga inmediata.

Las aplicaciones de la férula de descarga

La férula de descarga es un dispositivo dental que se utiliza para evitar que el paciente desgaste sus dientes, y también para protegerlos de posibles traumatismos. La sonrisa es especialmente vulnerable a los malos hábitos, como el bruxismo, y a los accidentes, como golpes o caídas, que son muy comunes en algunos contextos. Cuando practicamos deportes de riesgo, por ejemplo, los dientes son el elemento del rostro que está más expuesto. Grietas, roturas, fracturas dentales, pérdida de piezas dentales… Es común, sobre todo en el caso de los niños, que el ejercicio físico y el entretenimiento traigan graves consecuencias para nuestra cavidad bucal. Por ello, los dentistas en Centro Dental Pedralbes recomiendan la utilización de la férula de descarga.Seguir leyendo