Alinear la sonrisa con ortodoncia

La ortodoncia es una especialidad de la odontología cuyo objetivo es conseguir una correcta posición y encaje de los dientes y las mandíbulas que no tienen una oclusión perfecta. Este problema suele darse cuando el tamaño de una de las mandíbulas no se corresponde con el tamaño de la otra. Este es un problema que en la mayoría de casos está marcado por la herencia genética, aunque algunos factores como la succión del pulgar, la respiración oral, el empuje lingual también pueden contribuir a ello.

Tratamiento ortodóntico para alinear la sonrisa

Cuando la oclusión (o mordida) no es correcta y/o los dientes están apiñados o torcidos, el paciente es más susceptible a padecer enfermedad periodontal, caries dental y rotura o fractura de dientes. En los casos más extremos también se pueden producir problemas de dicción y fonética. Tampoco es poco común que las personas con irregularidades en los dientes eviten sonreír ya que están avergonzados de la apariencia de sus dientes.

Con el tratamiento ortodóntico, los dientes apiñados, torcidos, las sobremordidas, submordidas, los espacios interdentales y la mala posición de la mandíbula se pueden corregir. Así pues, la ortodoncia permite solventar tanto los problemas estéticos como funcionales.

El tratamiento ortodóntico consiste en la utilización de aparatos fijos o removibles que proporcionan el movimiento necesario a tus dientes para colocarlos en su posición ideal. El mejor momento para recibir una ortodoncia es entre los 10 y los 14 años, ya que en esta edad se puede aprovechar el desarrollo mandibular para lograr cambios más rápidos. Sin embargo, cualquier persona adulta que quiera mejorar su sonrisa o corregir cualquier pequeño problema puede hacerlo tenga la edad que tenga.

El tiempo requerido por el tratamiento depende de la gravedad del problema del paciente. Normalmente suelen llevarse los aparatos entre 6 y 24 meses, aunque la corrección del mismo problema puede llevar más tiempo en personas adultas que en adolescentes.

Aparatos para alinear la sonrisa

En Centro Dental Pedralbes contamos con diferentes técnicas de ortodoncia que se adaptan a todas las necesidades de nuestros pacientes. Además de los brackets metálicos, contamos con opciones más estéticas como los brackets linguales, los brackets invisibles de zafiro, los brackets estéticos de porcelana y la ortodoncia invisible Invisalign.

Prevenir la caries dental

La caries dental es la infección oral más extendida en la sociedad occidental. A pesar de haber alcanzado la calificación de epidemia por parte de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se trata de una afectación que se puede prevenir siguiendo unos cuantos consejos básicos.

3 ayudas para prevenir la caries dental

Visitar al dentista regularmente y especialmente a los 6 meses de haber sufrido una caries dental nos ayuda a prevenir la caries dental. En esta visita post-caries nos someterán a una limpieza dental para eliminar la acumulación de placa y sarro pero también comprobarán el buen estado de nuestros dientes.

El uso del flúor también tiene un papel importante en la prevención de la caries dental. Esta sustancia presente de manera natural en algunos alimentos, pero que también está en la pasta dental y algunos colutorios ayuda a remineralizar el esmalte de los dientes e incluso puede revertir las primeras fases de la caries dental. En los pacientes que están expuestos a un mayor riesgo de infección, el dentista de Centro Dental Pedralbes puede indicarles el uso de suplementos de flúor.

Los selladores dentales son también un arma a tener en cuenta para combatir la caries dental. Se trata de una capa de plástico que se coloca en los dientes traseros, que suelen ser los que más caries desarrollan, para protegerlos de las bacterias cariosas.

El cepillado es básico

Todos sabemos cepillarnos los dientes, pero no todos lo hacemos siempre bien. Basta con dejar de cepillar una parte de la placa en los dientes para empezar a desarrollar una caries al cabo de pocos días. Nuestros dentistas te traen algunas instrucciones para el cepillado:

  • Cepíllate los dientes un mínimo de dos minutos, dos veces al día, con pasta con flúor
  • Utiliza un cepillo de dientes con cerdas blandas
  • Reemplaza el cepillo de dientes cada dos meses o una vez los filamentos estén desgastados
  • Aplica un movimiento circular suave
  • Coloca el cepillo de dientes a un ángulo de 45º respecto la línea de las encías

Pasarte el hilo dental antes de ir a dormir y seguir una dieta sana en la que reduzcas al máximo el consumo de dulces, también te ayudará de manera importante a prevenir la caries dental.

Si hace más de un año que no vas al dentista, llama ya a tu clínica dental en Barcelona para pedir una cita con nosotros.

Trastornos de la articulación temporomandibular

Los trastornos de la articulación temporomandibular (ATM) son un grupo de problemas que provocan dolor y disfunción en la articulación de la mandíbula y en los músculos que controlan su movimiento. Se estima que un 30% de las personas adultas sufren en cierto grado este problema, que a su vez afecta al doble de mujeres que de hombres.

En la mayoría de casos, el dolor o incomodidad en la articulación o los músculos mandibulares no son signos de un problema grave. Generalmente, estas molestas son ocasionales y temporales y suelen marcharse con un tratamiento poco invasivo o incluso por sí solas. Algunas personas, sin embargo, desarrollan síntomas a largo plazo que requieren atención continuada.

¿Qué son los trastornos de la articulación temporomandibular?

Los trastornos de la articulación temporomandibular y los músculos masticatorios –y cómo las personas responden a ellos- pueden ser muy variables. Los investigadores están de acuerdo en agrupar estos problemas en tres categorías:

  1. El dolor miofascial implica molestias o dolor en los músculos que controlan la mandíbula
  2. Los problemas internos de la articulación pueden comportar el desplazamiento del disco, la descolocación de la mandíbula o la lesión del cóndilo
  3. La artritis forma el tercer grupo de desórdenes que afecta a la articulación

Una persona afectada puede sufrir uno o más de estos problemas a la vez. Por otro lado, algunas personas sufren otros problemas de salud que coexisten con los desórdenes de la ATM, cómo el síndrome de la fatiga crónica, problemas de sueño o fibromialgia.

Se desconoce cómo progresan estos tipos de trastornos. Los síntomas pueden empeorar o curarse con el tiempo, pero la causa de estos cambios no está clara.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los trastornos de la articulación temporomandibular?

Existen muchos síntomas relacionados con los trastornos de la ATM. El dolor, particularmente en los músculos masticatorios o en la articulación, es el más común de todos. Estos son algunos otros:

  • Dolor irradiado en la cara, mandíbula o cuello
  • Sobrecarga de los músculos mandibulares
  • Limitación de movimiento o bloqueo de la mandíbula
  • Dolor al abrir y cerrar la boca
  • Chasquidos y otros ruidos al abrir y cerrar la boca
  • Cambio en la manera en como los dientes inferiores y superiores encajan entre ellos

Si notas alguno de estos signos o síntomas en tu boca, pide una cita con Centro Dental Pedralbes para recibir un diagnóstico sobre un posible trastorno de la articulación temporomandibular.

Odontopediatría: tratamientos dentales para niños

La odontopediatría es la rama de la odontología especializada en el tratamiento dental de bebés, niños y pre-adolescentes. Los tratamientos dentales dirigidos a estos pacientes siguen los mismos patrones que los procedimientos para adultos con la importante diferencia de que cada uno de ellos se lleva a cabo según las necesidades específicas de cada paciente, tanto las físicas como las psicológicas.

En Centro Dental Pedralbes contamos con la Dra. Ana Parellada, especialista en Odontopediatría que se encarga de llevar a cabo la mayoría de tratamientos dentales para niños. En nuestra clínica dental llevamos a cabo procedimientos dentales diseñados para prevenir problemas dentales y solucionar los ya existentes. Estos procedimientos incluyen:

  • Exámenes dentales: los chequeos periódicos son una oportunidad inmejorable de detectar posibles problemas y actuar antes de que se compliquen. En ellos se llevan a cabo radiografías dentales para detectar problemas invisibles al ojo humano.
  • Limpiezas dentales profesionales: nuestros higienistas se encargan de eliminar la acumulación de placa y de sarro que el paciente no puede limpiar con el cepillado y el uso del hilo dental. De esta manera, reducimos el número de bacterias y prevenimos la caries y la enfermedad de las encías.
  • Selladores dentales: son unas capas de plástico que se aplican en los dientes traseros para mejorar su protección ante la caries dental.
  • Tratamientos con flúor: esta sustancia ayuda a remineralizar los dientes y a evitar el avance de las caries.
  • Empastes composite: permiten recuperar la funcionalidad y la estética de los dientes, evitando su extracción tras haber sufrido una caries dental.
  • Ortodoncia interceptiva: soluciona posibles problemas de manera preventiva aprovechando el momento de desarrollo de la mandíbula.
  • Sedación consciente: es un tipo de anestesia que relaja al paciente. Es muy útil en niños que sufren una gran ansiedad dental para posibilitar el tratamiento odontológico que necesitan.
  • Retenedores de espacio: además de una función masticatoria y estética, los dientes de leche mantienen el espacio necesario para que puedan erupcionar los dientes permanentes sin problemas. De caerse antes de tiempo pueden provocar el movimiento de los dientes vecinos hacia el espacio edéntulo. Para que esto no pase, se coloca un retenedor de espacio que guarda el espacio hasta que erupciona el diente permanente.

Si tienes alguna duda acerca de los tratamientos dentales para niños, llama ya a Centro Dental Pedralbes o pide una cita con tu dentista de confianza.

¿Cuándo es necesaria la endodoncia?

Los dientes dañados o infectados pueden afectar negativamente tu salud oral y tu bienestar general. El tratamiento endodóntico puede ayudarte a mantener tus dientes y encías sanas. Muchos pacientes conocen este procedimiento pero no saben cuándo es necesaria la endodoncia. Los odontólogos de Centro Dental Pedralbes te llevamos una pequeña lista de los casos:

Cuando sufres un fuerte dolor

La pulpa está en el centro del diente y cuando se daña o infecta puede comportar un absceso dental que, de no tratarse, puede llegar a requerir la extracción del diente. Si tienes mucho dolor en una zona concreta de la boca y este aparece especialmente cuando masticas o le aplicas presión, puede ser un signo de que necesitas una endodoncia. Visita a tu dentista en Barcelona para que te examine y descubra si es la pulpa infectada la que está causando el problema.

Cuando sufres sensibilidad

La sensibilidad a las temperaturas extremas puede ser otro signo de que necesitas una endodoncia. Si al consumir algo frío o caliente notas dolor o incomodidad en la boca, pide una cita con tu dentista ya que es probable que necesites una endodoncia o algún otro tratamiento dental.

Cuando notas que se te ha descolorado el diente

Un diente con la pulpa dañada puede cambiar de color. Por esto recomendamos que al cepillarte los dientes busques si tus dientes mantienen su estado natural o no. Si notas algún cambio en su coloración, acude al dentista y explícale los cambios que has comprobado.

Cuando sufres hinchazón en las encías

La infección o el daño pulpar también puede causar inflamación de las encías. Si notas que tienes las encías hinchadas, puede que sea momento de pedir una cita con tu dentista. Cuando un diente está dañado también puede provocar una espinilla –similar a un grano- en las encías. Esto es un absceso dental y es un claro síntoma de que necesitas tratamiento dental.

Si notas cualquiera de estos u otros síntomas sospechosos, llama a Centro Dental Pedralbes para pedir día y hora con tu odontólogo. La endodoncia puede salvar tu diente natural y evitar futuros problemas y tratamientos dentales.

Beneficios de la sedación consciente

La sedación consciente ofrece a las personas que sufren miedo al dentista la posibilidad de recibir el tratamiento odontológico que necesitan de manera relajada e indolora. Con la ayuda de nuestro equipo dental cualificado, podrás recibir el procedimiento dental que necesites sin la ansiedad que te solía comporta hasta ahora. Sigue leyendo para conocer los beneficios de la sedación consciente y todo lo que esta novedosa técnica anestésica puede hacer por ti:

  • Mejora la anestesia local: hace que los anestésicos locales sean todavía más efectivos
  • Vita el reflejo nauseoso: es ideal para los pacientes que sufren este reflejo
  • Reducen el dolor: muchos pacientes sufren menos dolor después de los tratamientos realizados con sedación consciente
  • Adiós ansiedad: te permite apartar tus miedos y sentirte completamente relajado durante el tratamiento dental

Te mantiene relajado

Si sientes miedo al dentista seguramente evites visitarlo tanto como necesitas. Con la ayuda de la sedación consciente, te podrás sentir relajado durante toda la visita y dejarás de sentir el miedo que solías pasar en este tipo de citas. De este modo, el dentista podrá llevar a cabo los tratamientos que necesitas para mantener los dientes y las encías sanas.

Te permite respirar normalmente durante el tratamiento

Algunos tipos de sedación requieren la utilización de oxígeno cuando se aplican. La sedación consciente, en cambio, te ayuda a eliminar la ansiedad pero te permite seguir respirando normalmente por ti mismo. Esto hace que no solo sea una herramienta ideal para aliviar la ansiedad sino también para que te sientas cómodo.

Te ayuda a recibir el tratamiento en menos tiempo

La sedación consciente permite que el dentista pueda realizar varios tratamientos dentales en una única visita, en caso que sea necesario. De este modo, no tendrás que acudir tantas veces a la clínica dental ni afrontar la inquietud previa que este tipo de citas te provocan.

Si tienes miedo al dentista y crees que esta técnica te puede ayudar, coméntaselo a tu odontólogo de Centro Dental Pedralbes para que determinen si eres un buen candidato para la sedación consciente.

Buena salud oral = buena salud general

Todos sabemos que realizar ejercicio y seguir una buena dieta son dos pasos fundamentales para mantenernos sanos. Pero ¿sabías que tener una boca sana también es importante para tener una buena salud general?

La salud oral y general están relacionadas

Los problemas de salud oral afectan a nuestra calidad de vida. El dolor oral, la pérdida de dientes o las infecciones orales influyen en la manera en como hablamos, comemos o nos sociabilizamos. Estos problemas de salud oral no solo nos afectan físicamente, sino también mental y socialmente.

Además, algunas investigaciones demuestran que existe una relación directa entre los problemas de salud orales y algunos problemas de salud general como la diabetes, la enfermedad del corazón y las embolias, los problemas respiratorios y el nacimiento prematuro de los bebés. Un motivo más para mantener una buena salud oral.

5 pasos para una buena salud oral

Mantener una buena salud oral no es un proceso complicado, pero exige compromiso y regularidad. Sigue estos 5 pasos y mejorarás tu salud oral considerablemente:

  1. Mantén tu boca sana: cepíllate los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y pásate el hilo dental a diario para evitar la acumulación de placa que comporta infecciones en dientes y encías.
  2. Comprueba que no tienes infecciones en los dientes y encías: fíjate en el estado de tus dientes y encías cuando te cepilles los dientes. Si ves que tus encías están rojas, hinchadas o sangran tras usar el hilo dental, puede que sufras gingivitis. Si ves manchas blancas o negras en tus dientes y los notas más sensibles, seguramente tengas una caries.
  3. Come bien: una buena nutrición ayuda a tener unas encías y unos dientes sanos. El queso, los frutos secos, la verdura y las frutas no-ácidas nos ayudan a mantener una boca sana.
  4. Visita a tu dentista regularmente: las visitas regulares al dentista y las limpiezas dentales profesionales son la mejor manera de detectar problemas dentales antes de que se compliquen y de prevenir todo tipo de afectaciones.
  5. No fumes: fumar puede provocar enfermedad periodontal, problemas del corazón, cáncer oral y muchos otros tipos de cáncer.

¿Cómo detectar los problemas orales?

La mayoría de problemas orales provocan síntomas que nos ayudan a detectarlos. Los odontólogos los conocen a la perfección y saben qué significa cada uno de ellos, pero es interesante que como paciente también estés familiarizado con ellos para poder reaccionar rápidamente.

Síntomas y problemas orales más comunes

Aquí tienes una rápida guía de los síntomas que provocan los problemas orales más comunes. Pide una cita con tu dentista de Centro Dental Pedralbes si sufres alguno de ellos:

Síntoma: Mal aliento que no se va
Problema: La causa puede ser la enfermedad periodontal, el consumo de ciertos alimentos y bebidas, el hecho de fumar, algún medicamento que estás tomando o un problema de salud general. Si no puedes deshacerte del mal aliento a pesar de cepillarte los dientes y pasarte el hilo dental a diario, visita a tu dentista.

Síntoma: Tus encías sangran cuando te pasas el hilo dental
Problema: Si acabas de empezar a pasarte el hilo dental, es normal que te sangren un poco. Pero si te siguen sangrando casi cada vez que te lo pasas quizá sufras enfermedad periodontal o estés utilizando la técnica incorrecta. Pide ayuda.

Síntoma: Boca seca
Problema: En el caso de las mujeres, la menopausia puede ser la causa. También es un efecto secundario de algunos medicamentos. Además de hacerte sentir mal, puede complicar los problemas dentales. Dile a tu dentista que tienes este problema.

Síntoma: Un diente que se mueve
Problema: Esto puede pasar por culpa de la enfermedad periodontal o por culpa de un golpe. En cualquier caso, es un problema serio que requiere atención odontológica.

Síntoma: Dolor en la boca
Problema: Este dolor puede estar causado por prótesis que no encajan bien. En caso que la sensación sea de quemazón, suele estar relacionada con la menopausia. Comer según qué tipo de alimentos también puede ser la causa.

Síntomas: Dientes sensibles al frío, calor, dulce o al tacto
Problema: Los dientes se pueden volver sensibles de repente o puede ir dándose con el tiempo. En la mayoría de casos, se trata de un singo que indica que algo va mal, bien sea una caries, un excesivo desgaste dental u otros problemas.

Síntomas: Los propios del cáncer oral
Problema: Si te sangra la boca de repente, sufres llagas que no se curan tras 10 días, tienes manchas blancas o rojas en la mucosa bucal o te duele la boca; puede que sufras cáncer oral. Descarta este posible problema con una visita al dentista.

Además de conocer los síntomas de los principales problemas dentales, es importante que acudas al dentista regularmente, al menos una vez al año, para que pueda realizarte un examen en el que pueda detectar cualquier problema.