Centro Dental Pedralbes acude al SEPA BCN’15

La Sociedad Española de Periodoncia e Osteointegración (SEPA) celebra su 49ª reunión anual en Barcelona. Los días 26, 27 y 28 vuelve a la ciudad condal una de las citas más importantes del calendario odontológico, diez años después de su última visita a Barcelona. Y como no podía ser de otra manera, el equipo de Centro Dental Pedralbes lo ha aprovechado para participar en este congreso que tiene como objetivo potenciar la ‘Visión de

equipo’ de las clínicas y de sus profesionales.

Ponentes destacados

La reunión tendrán lugar en el Palacio de Congresos de Catalunya y contará con algunos de los ponentes más destacados del panorama nacional e internacional. D. Buser, los hermanos Wilcko, Istvan Urban, T. Mankoo, M. Hürzeler y G. Rasperini son algunas de las personalidades que dirigirán los más de 25 talleres, cursos, debates y simposios que se llevarán a cabo en estos tres intensos días.

Como siempre, el propósito de la reunión anual SEPA es tratar los temas de actualidad relacionados con la Periodoncia y la Osteointegración para actualizar los conocimientos de los profesionales asistentes. En esta ocasión, se tratarán temas relacionados con las novedades de la prótesis y estética sobre implantes, la evaluación crítica de las corticotomías a largo plazo, los últimos materiales regenerativos y las técnicas más novedosas en tejidos blandos, entre otros.

La periodoncia como base

El hecho que sea la Sociedad de Periodoncia e Osteointegración la que lleve a cabo la reunión, no significa que se trate de un encuentro únicamente dirigido a los profesionales de estos campos. De hecho, la periodoncia es solamente el punto de partida desde el que se tratan las prótesis, los implantes y la ortodoncia.

SEPA Higiene Bucodental

SEPA

Además, este mismo fin de semana, también se lleva a cabo el 5º encuentro SEPA Higiene Bucodental, una oportunidad inmejorable para que el equipo de higienistas de nuestra clínica dental reciba formación en las últimas novedades de este campo. En este congreso paralelo, se trataran temas tan importantes como la prevención y el tratamiento de la periimplantitis, la revisión de las patologías mucocutáneas y el cáncer oral, el manejo del paciente especial e infantil y una revisión de todas las enfermedades periodontales.

Más prevención, mejores tratamientos y más salud. Este es el lema de la 49ª reunión anual SEPA, un leitmotiv que compartimos 100% en Centro Dental Pedralbes. Es por eso que nuestro equipo de profesionales no deja pasar ninguna oportunidad para seguirse formando y así poder ofrecer un mejor servicio a nuestros pacientes.

Higiene oral

Tomar las medidas adecuadas para mantener una buena higiene oral es esencial para conseguir una excelente salud dental. Los buenos hábitos higiénicos diarios son necesarios para eliminar la placa dental que causa la caries dental y la enfermedad periodontal. Además, también es útil para combatir el mal aliento. Después de todo, nos esforzamos mucho para estar más guapos y físicamente bien, ¿por qué no tratar nuestra sonrisa igual que nuestro cuerpo?

Haciendo un esfuerzo para cuidar de nuestra salud dental no solo conseguiremos una sonrisa perfecta, sino que favoreceremos nuestra salud general. Debido a que la salud oral está conectada con la salud general, tener la boca sana también aumentará nuestro bienestar. En cambio, de no cuidar nuestra salud oral, las bacterias se multiplican y pueden causar estragos en nuestra boca y nuestro cuerpo.

Cuidar las encías

Si las encías se inflaman con la enfermedad periodontal, las bacterias pueden llegar a introducirse en el corriente sanguíneo y desde allí dañar otras partes del cuerpo. Mantener una buena higiene oral reduce las posibilidades de desarrollar complicaciones o enfermedades generales, además de evitarse tratamientos dentales incómodos y costosos.

Técnicas en casa

Una sonrisa perfecta empieza siempre con unos buenos hábitos higiénicos en casa. Estos son los pasos que debes seguir para potenciar la salud y la estética de tus dientes:

  • Cepillado dental: el cepillado es la práctica higiénica más común, aunque no todo el mundo lo hace correctamente. Es importante cepillarse los dientes dos o tres veces al día con un cepillo de dientes suave para mantener los dientes y las encías limpias.
  • Hilo dental: pero por muy bien que te cepilles los dientes, hay espacios que no podrás alcanzar. De ellos se encarga el hilo dental, una técnica higiénica que debe realizarse a diario para eliminar la placa y los restos de comida de entre los dientes.
  • Enjuague oral: nos ayuda a eliminar parte de las bacterias que causan la placa dental, previniendo la gingivitis.
  • Dieta: quizá te sorprenda, pero los buenos hábitos alimenticios también son importantes para la higiene oral. Reducir el consumo de azúcares es el primer paso para evitar las caries dentales.
  • Técnicas profesionales: por muy buenos que sean tus hábitos de higiene oral, es importante que acudes a tus visitas con el dentista de manera regular. Las limpiezas dentales profesionales sirven para eliminar el sarro que no se puede eliminar en casa.

Centro Dental Pedralbes te recomienda la ‘regla del 2’: cepíllate los dientes dos veces al día y visita al dentista dos veces al año. Si haces esto, sentarás una buena base para mantener tu sonrisa limpia y sana.

6 maneras de prevenir la caries

La caries dental parece algo casi inevitable en la edad infantil. Muchos padres tienen la sensación que es normal que sus hijos sufran caries, pero esto no es verdad. Hay muchas formas de prevenir la caries dental, esta infección tan común. De modo que si tienes hijos y tienen problemas con las caries, ahí van 6 maneras de reducir el riesgo de sufrir este tipo de infección:

  1. Evita dar zumos a tus hijos por la noche: el azúcar presente en los zumos provoca que las bacterias produzcan ácidos que comportan caries dental del biberón. Si necesitan beber algo, dales agua.
  2. Hazles seguir una dieta sana: comer frutas y verduras, frutos secos, y lácteos es vital para mantener una boca sana libre de caries.
  3. Los dulces solo para el postre: si a tus hijos les encantan los dulces y dejas que se los coman de vez en cuando, deben hacerlo como postre, nunca entre horas o antes de ir a dormir, ya que entonces se vuelven un auténtico peligro para los dientes.
  4. Invierte en un filtro de agua: el agua corriente que hay en nuestro país contiene una mínima cantidad de flúor que ayuda en la prevención de las caries. Si en vez de comprar agua embotellada, inviertes en un filtro de agua para poder beber del grifo, estarás ayudando a tus hijos a mantener una buena salud oral.
  5. No permitas que compartan vasos: las caries son contagiosas, de modo que no compartir los vasos y los cubiertos es una buena manera de evitarlas.
  6. Deja de fumar: un estudio universitario demostró que existe una relación entre los padres que fuman y un aumento de caries en sus hijos. Ya lo sabes pues, además de dañar su salud general, también puedes dañar su salud oral.

Aprender a cepillarse los dientes correctamente también es esencial para mantener a raya las caries dentales. Enséñales a tus hijos a cepillarse los dientes con movimientos cortos en dientes y encías durante 2 minutos al menos dos veces al día.

Por último, llévalos al dentista para recibir el cuidado regular de su odontopediatra y las limpiezas dentales profesionales. Cuando estáis en la clínica, asegúrate de hacer todas las dudas que tengas referentes a la salud dental, los profesionales de Centro Dental Pedralbes son las personas indicadas para resolvértelas.

Succión del pulgar

De todas las posibles preguntas que los padres suelen hacerle al odontopediatra, la succión del pulgar es una de las más comunes. Muchos padres se preocupan por este hábito y se preguntan si puede ser perjudicial para la salud de su pequeño.

Lo primero que os tenemos que decir padres es que estéis tranquilos. La succión del pulgar o del chupete es un instinto natural que les hace sentir seguros. Ahora bien, sí que es verdad que puede convertirse en un problema si no se abandona el hábito a partir de los cuatro años.

Problemas potenciales

Aunque los niños dejan de succionarse el pulgar a partir de los dos años, solo deben empezar a preocuparse si siguen haciéndolo más allá de los cuatro años. De no dejar el hábito, a partir de esta edad la succión del pulgar puede empezar a afectar tanto a los dientes permanentes como temporales.

En caso de alargarse en el tiempo, la succión del pulgar puede comportar todos estos problemas:

  • Maloclusión: de alargarse en el tiempo, puede modificar el desarrollo dental y comportar una mala alineación dental. La sobremordida o los dientes torcidos son los problemas más comunes.
  • Defectos de desarrollo del paladar: la mala formación del paladar también es un problema corriente.
  • Problemas de habla: pueden tener problemas con la pronunciación de algunos sonidos, como el ceceo.

Acabar con el hábito

Si tu hijo no deja el hábito por sí solo, hay varias cosas que puedes hacer para ayudarle:

  • Mantenlo distraído: las distracciones mantienen a los niños activos y no les hacen pensar en la necesidad del hábito.
  • Cúbrele el dedo o la mano: ponerles un calcetín o un guante para ir a dormir hace que no quieran chuparse el pulgar.
  • Recompénsale: ponle como objetivo pasar un cierto tiempo sin hacerlo hasta que lo consigue definitivamente. Recompénsalo con ello con pequeños regalos de su agrado.
  • Casos extremos: en casos complejos, el dentista puede crear una férula nocturna o recomendarte una substancia segura de sabor agrio para ponerle en el dedo y que no quiera succionarlo.

Si tienes cualquier duda, coméntasela con el odontopediatra de Centro Dental Pedralbes en la próxima visita a la clínica dental.

Selladores dentales

Puede que pienses que tienes una sonrisa perfecta solo por tener unos dientes delanteros bonitos, pero la realidad es que los dientes que más trabajo hacen durante la masticación son los molares. Su superficie masticatoria es rugosa y tiene ranuras y puntas que ayudan a triturar la comida. Mientras que el cepillado y el hilo dental son útiles para eliminar los restos de comida y la placa dental de las superficies lisas, las fisuras propias de los molares pueden ser mucho más difíciles de limpiar.

Por suerte, la odontología ofrece una solución a este problema: se llaman selladores dentales y salvaguardan los molares de sufrir caries dental. Hechos de resina plástica, estos selladores se aplican en la superficie masticatoria de los molares y premolares para evitar la acumulación de bacterias y restos de comida que provocan la caries.
 

Cuándo recibir selladores dentales

La caries dental pone en riesgo los dientes desde su erupción, por este motivo los selladores dentales suelen colocarse a una edad temprana.

Los primeros dientes molares permanentes suelen erupcionar a los 6 años de edad. Sellar sus superficies masticatorias justo después de su erupción, los protegerán durante una etapa que comporta un alto riesgo de caries: la infancia y adolescencia. Lo mismo sucede con los segundos molares, que aparecen unos años después.

Aunque los selladores suelen aplicarse durante la infancia y la adolescencia, los adultos que corren un alto riesgo de padecer caries dental también se pueden beneficiar de sus ventajas. Habla con tu dentista para determinar si pueden ser una buena solución para ti.
 

Procedimiento de sellado dental

Aplicar los selladores dentales es relativamente simple para tu dentista y solo requiere varios minutos por diente. La colocación de los selladores dentales requiere tres pasos:

  • Paso 1: Limpiar los dientes que los recibirán a fondo.
  • Paso 2: Colocar una solución ácida en las superficies masticatorias para potenciar la adherencia del sellador dental al diente.
  • Paso 3: Colocación del sellador dental y endurecimiento con una luz ultravioleta.

 

Cuidado preventivo

Contrariamente a la creencia popular, los selladores dentales no sustituyen la necesidad de mantener una buena higiene dental ni de emplear flúor en el cepillado, sino que son una ayuda extra para proteger las piezas más vulnerables a la caries dental.

Si estás interesado en los selladores dentales para ti o tu hijo, comenta la posibilidad de este tratamiento con el dentista de Centro Dental Pedralbes.

¿Qué es la leucoplasia?

Seguro que estás familiarizado con algunos de los problemas orales más comunes: el mal aliento, las aftas, los herpes orales y quizá incluso con la candidiasis. Pero si vieses una mancha gris o blanca en tu lengua, mejilla o paladar, seguramente no sabrías de qué se trata.

Una de la causa de estas manchas es la leucoplasia. La leucoplasia oral es un trastorno de las membranas mucosas de la boca que está causado por la irritación. Esta irritación puede ser el resultado de unos dientes ásperos, dentaduras con elementos que raspan o empastes y coronas que frotan en exceso tu encía, mejilla o lengua. También puede estar provocada por el tabaco.

Sea cual sea el motivo de la irritación, si descubres que algo ha cambiado en tu boca, debes acudir a Centro Dental Pedralbes para que el dentista te haga un diagnóstico.

Diagnosticando la leucoplasia

Las manchas o lesiones de la leucoplasia son más comunes entre los adultos, aunque pueden ocurrir a cualquier edad. Estas manchas grises o blancas puedes desarrollarse lentamente durante meses y normalmente tienen cierto volumen. Puede que le leucoplasia sea indolora, aunque también es usual que las manchas sean muy sensibles al tacto, el calor o a ciertos alimentos.

Aunque no sepas que sufres leucoplasia, el dentista es capaz de detectarla. Las visitas regulares con el odontólogo son una buena oportunidad para hacerlo. En caso de detectarse, puede que tu dentista se te aconseje una biopsia para descartar que se trate de cáncer oral.

Tratamiento de la leucoplasia

El tratamiento de la leucoplasia depende de la causa que ha provocado la irritación. Por ejemplo, si la irritación está provocada por un diente áspero o una superficie irregular de un empaste, el primer paso será alisar dicha superficie para evitar que siga irritando el tejido. En caso de que el culpable sea el tabaco, se te recomendará dejar de fumar.

La leucoplasia suele ser inofensiva y las irritaciones suelen desaparecer al cabo de unos meses. En casos extremos en los que la irritación no se cura solo, puede ser necesario realizar una cirugía para extraer la lesión. El dentista o cirujano oral de Centro Dental Pedralbes puede encargarse de hacerlo con la ayuda de anestesia local.

Síntomas y causas de la enfermedad periodontal

Es algo muy humano dar la salud por sentado. Cuando eres joven y no tienes preocupaciones, es fácil pensar que te sentirás igual de sano y fuerte durante toda la vida. Pero por desgracia, tu cuerpo se puede estropear si no lo cuidas, y los dientes y las encías no son una excepción.

Cuida tus dientes y encías

Si no te cepillas y te pasas el hilo dental regularmente, la placa dental, una fina capa pegajosa llena de bacterias, se forma en tus dientes. La placa dental puede infectar tus encías y el surco gingival, el canto de la encía pegado al diente.

En esta fase, la infección se llama gingivitis, pero progreso puede desarrollar la periodontitis. Ambas son diferentes estadios de la enfermedad periodontal.

Síntomas de la enfermedad periodontal

Las encías hinchadas complican el cepillado y el paso del hilo dental. El mal aliento es un problema social que nadie quiere vivir. Pero de hecho, ambos son signos de algo mucho más serio: la gingivitis. Estos síntomas son leves en muchas ocasiones, con lo que es tentador ignorarlos. Sin embargo, cuando la gingivitis no se trata, puede convertirse en periodontitis. La periodontitis destruye el tejido y el hueso que soportan los dientes y provoca incluso pérdida de dientes.

Otros signos que advierten de la enfermedad periodontal son:

  • Espacios entre los dientes
  • Pus entre los dientes y las encías
  • Movilidad dental
  • Encías rojas, hinchadas, sensibles o que sangran durante la higiene

¿Cuáles son las causas de la enfermedad periodontal?

La placa dental es el principal culpable de la enfermedad periodontal. Si no se elimina en 24 horas, se convierte en sarro, la sustancia que puede provocar la infección. Puedes prevenir la acumulación de placa mediante una buena higiene oral. Esto significa cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental a diario, visitar al dentista con regularidad, recibir limpiezas dentales profesionales y seguir una dieta equilibrada.

Hay otros factores que pueden incrementar el riesgo de sufrir enfermedad periodontal, incluyendo:

El tabaco: fumar aumenta las probabilidades de sufrir una infección.

Genética: hay estudios que demuestran que un 30% de la población está predispuesta a sufrir enfermedad periodontal.

Embarazo: los cambios hormonales producidos por el embarazo, hacen que tus encías se vuelvan más sensibles y más susceptibles a la infección.

Medicamentos: algunas medicinas como los asteroides, la terapia contra el cáncer o los anticonceptivos, pueden afectar también a tus encías.