El tratamiento endodóntico

El tratamiento endodóntico es un procedimiento dental utilizado para tratar infecciones en el centro del diente, donde se encuentra la pulpa y los conductos radiculares. Esta infección está causada por las bacterias que viven en la boca, cuando éstas invaden el diente. Esto puede suceder por culpa de:

  • La caries dental
  • Un empaste con fugas
  • El daño al diente provocado por un traumatismo

La estructura dental

El diente consta de dos partes. La corona es la parte del mismo que queda visible por encima de las encías, mientras que la raíz queda debajo de ellas y está anclada en el hueso, fijando el diente en su posición.

Además, el diente tiene estas partes:

  • Esmalte: capa dura y exterior
  • Dentina: material blando que da soporte al esmalte y forma la mayor parte del diente
  • Cemento: material duro que recubre las raíces
  • Pulpa dental: tejido blando que se encuentra en el centro del diente

Infección

La pulpa dental contiene los nervios y vasos sanguíneos que mantienen el diente vivo. Si éstos se infectan, la pulpa empieza a morir y las bacterias se empiezan a multiplicar y escampar. Además de afectar el resto de la pulpa, también bajan por los conductos radiculares hasta llegar al pequeño agujero de la punta de la raíz, por dónde entran los vasos sanguíneos y los nervios.

Entonces, la infección se propaga en los tejidos de alrededor de la raíz, que se enrojecen e hinchan. Esto suele provocar dolor y, en casos extremos, comporta hinchazón de la cara (el absceso dental).

El tratamiento

El tratamiento de la infección de los conductos radiculares consiste en la eliminación de las bacterias. Esto puede hacerse mediante la extracción del diente (exodoncia) o intentando salvar la pieza eliminando solo el tejido afectado con un tratamiento endodóntico.

Una vez se ha extraído en tejido tañado, el diente debe ser rellenado y sellado con un empaste o una corona. En la mayoría de casos, el tejido inflamado en la punta del diente se curará de manera natural.

Antes de recibir el tratamiento endodóntico se aplica anestesia local. Esto significa que el procedimiento no es para nada doloroso y no debería causar más molestias que las propias de un empaste dental.

Se trata de un tratamiento altamente exitoso ya que en 9 de cada 10 casos, el diente sobrevive durante más de 10 años después de haberlo realizado.

En Centro Dental Pedralbes contamos con el Dr. Francesc Abella, especializado en endodoncia, que es quién se encarga de este tipo de tratamientos en nuestra clínica dental.

El Dr. Abella da una conferencia en el COEC

El próximo jueves 29 de enero, el Dr. Francesc Abella Sans de Centro Dental Pedralbes dará una conferencia en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Catalunya (COEC). Nuestro endodoncista de cabecera hablará sobre su especialidad en una ponencia que lleva por título: “Actualización en endodoncia avanzada. ¿Exodoncia, microcirugía apical o retratamiento?”.

Como explica el mismo título, el Dr. Abella hablará sobre la elección de uno u otro tratamiento para tratar pacientes que presentan una infección dentaria crónica que no se solucionó mediante la primera endodoncia y que desencadenó un granuloma o quiste periapical.

Nuestro endodoncista apuntará las tesis actuales sobre la repetición del tratamiento endodóntico, la posibilidad de realizar una microcirugía apical para extirpar la lesión que se encuentra en la punta de la raíz del diente, o la necesidad de realizar una exodoncia para evitar mayores problemas.

Un currículum envidiable

El Dr. Francesc Abella Sans es Doctor en Odontología (UIC), Máster en Endodoncia (UIC) y licenciado en Rehabilitación oral e implantes (Universidad de Sevilla). Unos estudios que no solo le han servido para ejercer como odontólogo y endodoncista en Centro Dental Pedralbes, sino que le han permitido iniciar una exitosa carrera como docente. Desde 2007 trabaja como profesor del Máster en Endodoncia de la UIC y desde 2008 es el coordinador del Máster en Endodoncia Online de la misma universidad.

Inlays, coronas y carillas

Las incrustaciones inlays, las coronas y las carillas son tres técnicas distintas para reparar de manera estética dientes rotos, astillados, desgastados, feos o que han sufrido importantes caries.

Después de una consulta inicial en nuestra clínica dental, nuestros dentistas especialistas en estética dental comentarán contigo cuál de estas tres opciones de tratamiento es la mejor para recuperar la estética y funcionalidad de tus dientes. En cualquiera de los tres casos, solo utilizaremos porcelana de primera calidad para conseguir crear la sonrisa que siempre has deseado. Veamos que nos aporta cada tratamiento:

Inlays

Las inlays son unos empastes de porcelana fabricados de manera personalizada que se fijan al diente para rellenar la cavidad provocada por la caries y devolver al diente la capacidad de masticación. Se utilizan cuando hay demasiada poca estructura dental para soportar un empaste convencional.

Este tratamiento requiere dos visitas a la clínica dental. En la primera se prepara el diente, se toman impresiones y se coloca una inlay temporal. En la segunda visita, se fija la inlay permanente en el diente.

Coronas

Las coronas son como unas fundas con la forma de la parte visible del diente que recubren las piezas naturales. Se pueden emplear con objetivos estéticos o para reforzar un diente dañado o astillado. Cuando un diente se rompe o sufre una caries importante puede debilitarse y fracturarse muy fácilmente. En estas situaciones, las coronas permiten proteger el diente natural y recuperar tanto su capacidad de masticación como su estética.

Al ser 100% de porcelana, las coronas que utilizamos en Centro Dental Pedralbes consiguen unos resultados estéticos inmejorables y son imposibles de identificar de entre los dientes naturales. Además, no requieren un cuidado especial respecto los demás dientes y pueden durar más de 20 años.

Carillas

Las carillas son unas finas capas de porcelana que fijan a la superficie frontal de los dientes. Se pueden utilizar en muchas situaciones: cuando el esmalte se ha desgastado, astillado o descolorido, cuando los dientes tienen una forma mejorable o incluso cuando se quiere resolver un mínimo apiñamiento dental sin ortodoncia.

En definitiva, Inlays, coronas y carillas nos permiten reparar tus dientes a muchos niveles y con unos resultados óptimos en todos los casos. La utilización de los materiales más modernos y la experiencia de nuestros dentistas especializados en estética nos permiten recuperar la estética y funcionalidad de tus dientes para conseguir la sonrisa que siempre has deseado.

Las aftas orales

¿Has tenido alguna vez aftas orales? Si lo has hecho, sabrás que estas pequeñas manchas blancas pueden provocar mucho dolor. Suelen aparecer en el interior de las mejillas, labios, debajo de la lengua o en la base de tus encías. Normalmente suelen tener unos 6 milímetros, pero pueden ser más grandes. Su color blanco suele estar rodeado de un borde rojizo.

¿Qué provocan las aftas orales?

Las aftas orales duelen, especialmente si comes algún alimento duro, crujiente, salado o ácido (como el zumo de naranja). Suelen marcharse por sí solas y no son contagiosas, de modo que no pueden propagarse a través de un beso o tras compartir un mismo vaso.

Otros tipos de aftas orales

No todas las lesiones en la boca son las aftas orales. El herpes labial es otro tipo de lesión oral que está causado por el virus del herpes. Los herpes labiales suelen formarse en el exterior de la boca, alrededor de los labios, en las mejillas, en la barbilla o en el interior de las narinas. A diferencia de las aftas orales, el herpes labial es contagioso.

¿Qué provoca las aftas?

No se sabe qué provoca la aparición de las aftas, pero se cree que el estrés es un factor de riesgo importante. También la falta de vitaminas y minerales en la dieta parece estar relacionada con la formación de aftas.

El interior de la boca es delicado, de modo que una lesión en su piel como un mordisco en el interior del labio o un cepillado dental demasiado agresivo, también parece tener relación con las aftas orales.  En cualquier caso, todo el mundo puede sufrir aftas orales, y son  un problema que se transmite genéticamente.

¿Cómo se tratan las aftas?

La mayoría de aftas orales dejan de doler al cabo de unos días, pero su curación completa suele tardar dos semanas. Mientras esté presente, debes vigilar al comer y al cepillarte los dientes. Rascar la afta puede doler mucho e incluso puede requerir la toma de alguna medicina. Tu dentista o médico te explicarán lo que debes hacer.

Si tienes una afta que dura más de una semana o no te permite comer, contacta con el odontólogo de Centro Dental Pedralbes para que te dé algún consejo al respecto.

¿Cómo puede prevenir las aftas orales?

No hay un modo de garantizar la prevención de las aftas orales, pero es una buena idea comer sano, dormir lo suficiente e intentar no estresarse ni estar triste.

Conexión oral con la celiaquía

La celiaquía o intolerancia al gluten es una enfermedad autoinmune heredada que puede manifestarse a cualquier edad. Cuando una persona con enfermedad celíaca come algún alimento que contenga gluten, este componente provoca una reacción tóxica que daña al intestino delgado y no permite que la comida sea absorbida debidamente. El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y otros cereales, con lo que el primer tratamiento de la celiaquía consiste en la eliminación de estos alimentos de la dieta del afectado.

La celiaquía es multi-sistémica y multi-sintomática, con lo que sus síntomas pueden variar y no siempre son gastrointestinales. Los síntomas clásicos son: dolor abdominal, gases, hinchazón, diarrea crónica, estreñimiento, anemia, pérdida de peso inexplicable con un gran apetito o aumento de peso.

Pero además de estos síntomas relacionados con el sistema digestivo, existen otros síntomas menos conocidos como los defectos en el esmalte dental, las úlceras orales la osteopenia, osteoporosis, el dolor de huesos, la fatiga, la debilidad, la falta de energía, la infertilidad, la depresión o la migraña, entre otros.

Síntomas orales de la celiaquía

Como hemos podido ver, algunos de ellos están relacionados con la salud oral, en concreto las úlceras orales y los defectos en el esmalte dental.

Las úlceras orales son unas pequeñas aftas de color blanco o grisáceo u un borde rojizo que aparecen dentro de la boca. A pesar de provocar dolor e incomodidad, no son contagiosas y suelen desaparecer al cabo de una o dos semanas. La verdad es que su causa exacta es desconocida, pero algunos expertos creen que los problemas en el sistema inmunitario, las bacterias o los virus, pueden estar implicados en su aparición. Algunos productos sin receta médica como colutorios o pequeños caramelos pueden proporcionar un alivio sintomático temporal.

Por otro lado, los defectos en el esmalte son un síntoma de la celiaquía que permite que algunos dentistas hagan un primer diagnóstico de la enfermedad celíaca a pacientes que desconocían su problema. Estos problemas pueden ser la decoloración del esmalte (en manchas blancas, amarillas o marrones), la deformación del mismo, la fragilidad de los dientes o su apariencia translúcida.

Esta información demuestra una vez más la relación existente entre la salud oral y los problemas de salud general, motivo que hace ganar todavía más peso al cuidado dental y a las visitas rutinarias que impulsamos desde Centro Dental Pedralbes. Si hace más de 6 meses que no te visitas con tu dentista, llama a nuestra clínica dental de Barcelona.

El tratamiento endodóntico

El tratamiento endodóntico es un procedimiento malentendido por muchas personas de fuera la odontología. Por este motivo, en Centro Dental Pedralbes queremos explicarlo de un modo sencillo y entendedor.

El tratamiento endodóntico, también llamado endodoncia, se realiza cuando el tejido nervioso del diente (la pulpa) se infecta por culpa de una caries o una lesión. Cuando esto sucede, no siempre provoca dolor desde el inicio. En algunos casos, el diente se vuelve más oscuro, lo que demuestra que la pulpa ha muerto o se está muriendo. En estas circunstancias, el tratamiento endodóntico permite evitar el dolor que provoca la infección a su avance al mismo que preservar el diente, ya que de otra forma se deberá extraer o terminará por caer tarde o temprano.

Cuando la pulpa se infecta, la infección puede escamparse a través de los conductos radiculares del diente. Esto puede provocar un absceso dental. El absceso es una inflamación en la que se acumula pus y que puede comportar la hinchazón de alrededor del diente. Los síntomas del absceso van desde las molestias a un dolor severo al masticar. En esta situación también debe realizarse una endodoncia para evitar que la infección se escampe y requiera la extracción del diente.

¿Duele la endodoncia?

Recibir una endodoncia no debería doler. Normalmente se aplica anestesia local en la zona, de modo que la sensación del paciente es la misma que siente cuando recibe un empaste convencional. Puede que notes un poco de molestias tras la intervención, pero éstas desaparecen al poco tiempo.

El objetivo del tratamiento endodóntico es eliminar por completo la infección de los conductos radiculares. Una vez conseguido, el interior de la raíz del diente es limpiado y rellenado con un material biocompatible para prevenir otra posible infección. En algunas ocasiones, el diente se protege y refuerza a posteriori con una corona dental que le devuelve la funcionalidad correcta así como una imagen natural.

Una vez recibido el tratamiento endodóntico, debes tratar tu diente como cualquier otro que esté sano. Recuerda cepillarte los dientes dos veces al día durante dos minutos, pasarte el hilo dental a diario y visitar al dentista con regularidad. Si ya cumples estos tres buenos hábitos, probablemente no tengas que recibir ningún tratamiento endodóntico en toda tu vida.

6 razones para recibir una limpieza dental

Las limpiezas dentales profesionales son una parte importante de una buena rutina higiénica. En ellas se elimina la placa y el sarro que no podemos retirar con el cepillado y el uso del hilo dental diario, consiguiendo un entorno oral más saludable. Es necesario recibir una limpieza dental al año como mínimo, así que si no recibiste ninguna en 2014, llama ya a Centro Dental Pedralbes y pide cita.

Estos son 6 de los beneficios que te aportará tu próxima limpieza dental:

1-Prevención de caries

Las bacterias presentes en la placa son las causantes de la caries dental. El ácido que propagan es la sustancia que desgasta el esmalte y ahueca los dientes. El cepillado y el hilo dental son vitales para remover la mayoría de la placa, pero con la limpieza dental se alcanza los restos que se nos escapan.

2- Frenar la pérdida de dientes

La enfermedad periodontal también empieza por culpa de la placa y es la principal causa de pérdida dental en adultos. Las posibilidades de sufrir enfermedad periodontal se reducen de manera importante con la realización de limpiezas.

3- Quita las manchas

Fumar, beber café o comer algunos alimentos pueden manchar tus dientes. Con la limpieza dental se pueden eliminar algunas de estas manchas y conseguir unos dientes pulidos y más brillantes.

4- Refresca tu aliento

Una buena higiene oral es la mejor arma contra el mal aliento. Aunque te cepilles y utilices el hilo dental a diario, recibir una limpieza profesional es una ayuda más para evitar la halitosis.

5- Mejora tu salud general

Algunos estudios han demostrado que existe una conexión entre la salud oral y general. De este modo, las limpiezas dentales pueden reducir el riesgo de ciertas enfermedades como los ataques al corazón o las embolias. Además, ciertas enfermedades importantes pueden ser detectadas de manera precoz en estas visitas.

6- Ahorra dinero

Las limpiezas dentales profesionales son un tratamiento preventivo muy económico si lo comparamos con los tratamientos restauradores. Esto significa que además de ahorrarnos las molestias y las consecuencias de los problemas orales, también nos permiten ahorrarnos los altos costes de dinero y tiempo que suponen los tratamientos de las patologías.

Por todas estas ventajas, llama a tu clínica dental en Barcelona para poner día y hora a tu próxima limpieza dental.

Propósitos dentales para el año nuevo

Muchos de nosotros nos hacemos propósitos el año nuevo que en muchas ocasiones dejamos de lado al cabo de 15 días. Por ese motivo, te proponemos que este 2015 te hagas a un propósito razonable que además es fácil y sano al mismo tiempo. Hablamos de mejorar tu salud dental a partir de unos pocos hábitos que te ayudarán a preservar una sonrisa sana y bonita y te ayudarán a evitar todo tipo de problemas.

Si todavía no te has hecho ningún propósito para el año nuevo, ¿por qué no hacer propósitos dentales que te permitan tener un motivo para sonreír? Solo con seguir estos simples consejos podrás mantener una buena salud oral durante todo el año:

  1. Cepíllate los dientes dos veces al día: cepillarte los dientes de manera correcta un par de veces al día te permite remover la placa de la superficie dental antes de que se convierta en sarro y ponga en peligro el esmalte y las encías.
  2. Utiliza pasta fluorada. Usar este tipo de pasta dentífrica te ayuda a prevenir la caries dental.
  3. Cambia tu cepillo dental cada 3 meses o una vez sus cerdas estén desgastadas o desfiladas. De este modo, asegurarás una mayor eficacia en su uso.
  4. Pásate el hilo dental a diario. Mantener una buena limpieza interdental es la única manera de remover la placa de entre tus dientes que no se puede eliminar con el cepillo.
  5. Utiliza colutorio a diario. Enjuagarte la boca cada día te ayuda a controlar la placa y tener un aliento fresco.
  6. Mantén una dieta sana y equilibrada. Seguir una buena nutrición es un aspecto muy importante para mantener una buena salud oral.
  7. Visita tu dentista de Centro Dental Pedralbes dos veces al año para recibir los chequeos periódicos y someterte a limpiezas dentales. La ayuda profesional es uno de los aspectos preventivos más importantes para mantener unos dientes y unas encías sanas.

Este 2015, consigue una sonrisa más sana con los consejos de nuestra clínica dental. Si, además, quieres obtener una sonrisa más bonita, acércate a nuestro centro para informarte sobre los tratamientos de odontología estética que tenemos disponibles.

5 razones para los chequeos regulares

Los dentistas de Centro Dental Pedralbes recomiendan llevar a tus hijos al dentista dos veces al año. Tu hijo crece y cambia muy rápido, y lo mismo pasa con sus dientes. Los chequeos regulares permiten que el dentista asegure el buen desarrollo de su sonrisa. Estos son los motivos por los que debe citarse con el odontopediatra cada 6 meses:

1- Encontrar las caries incipientes antes de que se hagan grandes

Detectar las caries de manera temprana hace que sean más fáciles de tratar, permite ahorrar tiempo y dinero, y evita que tu hijo sufra dolor. Las caries que no se tratan pueden crecer e incluso escamparse en otros dientes. Si profundizan, llegan a requerir una endodoncia.

2- Luchar contra las caries mediante la limpieza dental profesional

Las visitas periódicas con el dentista incluyen limpiezas dentales profesionales en las que el dentista elimina la placa y el sarro que se acumula en los dientes y que no se pueden eliminar con un simple cepillado. Esto deja los dientes suaves y lisos, dificultando el ataque de las bacterias.

3- Asegurar que los dientes permanentes crecen correctamente

Desgraciadamente, pueden surgir muchos problemas cuando los dientes de leche se sustituyen por los permanentes. Los primeros actúan como retenedores de espacio para los segundos y les ayudan a crecer recto. Si los dientes de leche se pierden demasiado temprano o los permanentes aparecen demasiado pronto, el resultado suele ser unos dientes apiñados. Tratar estos problemas de manera preventiva evita dolores de cabeza.

4- La prevención es el mejor tratamiento

Los chequeos regulares no solo sirven para curar problemas dentales existentes, sino para prevenir los que están por llegar.

5- Enseñarles a los pequeños como cuidar de sus dientes

Las visitas con el odontopediatra tienen una parte importante de enseñanza. Nuestros especialistas en el cuidado de niños se encargan de enseñarle unos correctos hábitos de higiene dental que le permitirán a tu hijo mantener una higiene óptima en casa. Los odontopediatras son los mejores profesores para los niños en cuanto al cuidado dental se refiere.

Así pues, no esperes a que tu hijo tenga dolor dental para llevarlo al dentista. Si hace más de medio año que no lo llevas a la clínica dental pide una cita para volver a entrar en la autopista de la prevención.