La importancia de los dientes de leche

Puede que los dientes de leche no duren para siempre pero esto no significa que no sean muy importantes para el desarrollo dental de los pequeños. De hecho, los dientes temporales son igual de determinantes para los niños que los dientes permanentes para los adultos. Te respondemos algunas preguntas que cualquier padre debería saber.

My hijo tiene algunos problemas de habla. ¿Pueden estar relacionados con los dientes?

Perder según qué dientes de leche puede dificultar la capacidad para pronunciar algunos sonidos, además de suponer otros problemas permanentes que comentamos más adelante.

¿Pasa algo si my hijo tiene una caries en un diente de leche?

Los dientes de leche se diferencian de los dientes permanentes porque su capa exterior, el esmalte, es mucho más fina y su capa interior, la dentina, es mucho más blanda. Por este motivo, las caries pueden degradar el esmalte de manera sorprendentemente rápida. Los chequeos regulares con el dentista permiten curarlas antes de que provoquen un agujero.

¿Las caries en los dientes de leche duelen tanto como las caries en dientes permanentes?

Las caries duelen a cualquier edad y en cualquier diente. Cualquier niño que sufre una caries puede estar sufriendo un dolor considerable. Algo que también puede afectarle en los estudios, ya que no le permite concentrarse en clase. Todos sabemos lo desagradable que puede llegar a ser el dolor dental, por eso es importante acudir a la clínica dental cuanto antes para ponerle remedio

La importancia de los dientes de leche viene dada a que precedan a los dientes permanentes, pero además hacen muchas cosas más. El hecho de perderlos demasiado pronto por culpa de una caries dental, puede hacer que los dientes vecinos se mueven hacia el espacio edéntulo y dificulten la erupción del diente permanente que lo debe sustituir. Motivo por el cual se utilizan retenedores de espacio cuando hay riesgo de que esto ocurra.

Como padre, tu papel consiste en asegurarte de que tu hijo se cepille los dientes después de las comidas, que se pase el hilo dental a diario y llevarlo al dentista dos veces al año. Y, por supuesto, en caso que veas una caries, acude inmediatamente a Centro Dental Pedralbes. Todo niño se merece una sonrisa sana y bonita, ayuda a tu hijo a preservar la suya.

Todo sobre la caries

Una caries es un agujero que se forma en el diente cuando los ácidos presentes en la boca desintegran poco a poco las capas externas del diente. De no tratarse, se va haciendo más grande y profunda y puede llega a alcanzar las capas internas del diente, dónde se encuentran el nervio y los vasos sanguíneos. Esto no solamente causa un dolor intenso, sino que comporta una infección que solo se puede solventar con una endodoncia o, incluso, con la extracción del diente.

¿Cómo se forman las caries?

Nuestra boca tiene millones de bacterias, que viven en una capa pegajosa que se forma en los dientes y se llama placa. Al comer alimentos con azúcar o almidón (dulces, pan, patatas chips, etc.) las bacterias se alimentan de ellos y los convierten en ácidos. Cuando los dientes están expuestas a altos componentes ácidos durante un tiempo, el riesgo de padecer caries aumenta.

¿Cómo puede prevenir las caries?

Existen seis factores que permiten evitar la aparición de caries:

  1. Cepillarse los dientes después de cada comida con pasta fluorada y utilizar el hilo dental a diario te permitirá eliminar la placa dental, que es dónde viven las bacterias.
  2. Evita comer dulces pegajosos. Estos se enganchan entre los dientes y pueden quedarse allí durante muchos días, permitiendo el desarrollo de las bacterias.
  3. No piques entre horas. El hecho de comer constantemente, hace que las bacterias se puedan desarrollar constantemente.
  4. Visita al dentista cada 6 meses para que pueda detectar las posibles caries en sus fases iniciales.
  5. Evita tomar zumos de frutas, refrescos o bebidas azucaradas siempre que puedas.
  6. Los selladores dentales son una fina capa de plástico que se colocan en los dientes traseros para evitar que la comida se quede pegada en las zonas de difícil higiene.

¿Cómo sé si tengo una caries?

  • Las caries que no se tratan pueden comportar dolor dental.
  •  El dentista puede detectar caries en fases iniciales o escondidas que un ojo desentrenado como el de un paciente común no puede.
  • Las radiografías revelan caries escondidas entre los dientes.

¿Te duele un diente? No esperes

Las caries pueden hacerse más grandes y profundas si no las tratas, provocando una infección severa que debilita el diente e incluso puede requerir su extracción. Si te duele un diente, no esperes y llama en seguida a Centro Dental Pedralbes.

Diferencias entre el dentista y el odontopediatra

No todos los odontólogos están especializados en la misma rama de la odontología. Además de los dentistas generales, que son el 90% de los profesionales, existen otras especialidades como la odontopediatría, el cirujano oral, el periodoncista, el protesista, el ortodoncista y el endodoncista. Hoy nos centramos en explicar las diferencias entre el dentista y el odontopediatra.

¿Qué es un dentista general?

El dentista general es el odontólogo que trata los problemas orales comunes de todo tipo de pacientes: adultos e infantiles. Se encarga de cuidar los dientes y las encías mediante tratamientos preventivos e interceptivos y redirige los pacientes con necesidad de tratamiento especializado al especialista correspondiente.

¿Qué es un odontopediatra?

El odontopediatra es un dentista que tiene una formación extra para tratar a los pacientes infantiles. Está entrenado y formado para cuidar específicamente de las necesidades especiales de los pequeños hasta que son adolescentes. No solo conocen a la perfección los problemas y las situaciones propias del desarrollo dental y la etapa de dentición mixta, sino que están preparados para tratar a los más pequeños mediante técnicas comunicativas que les relajen y permitan llevar a cabo el tratamiento correctamente.

¿Por qué debo llevar a mi hijo al odontopediatra?

Los niños tienen necesidades especiales que se diferencian de las que tenemos los mayores. Es importante pues, llevarlos a un odontólogo que esté especializado en estas necesidades y que, además, sepa cómo tratar a los más pequeños. Los odontopediatras suelen ser personas con mucha pacientes que saben cómo actuar para que las visitas sean lo más amenas posible, incluso divertidas. En Centro Dental Pedralbes contamos con la Dra. Ana Parellada Insa, máster en odontopediatría integral, que se encarga de del cuidado de los más pequeños de la familia.

¿Cuándo debo llevar a mi hijo por primera vez al dentista?

Nuestra odontopediatra recomienda llevar el bebé por primera vez al dentista en el momento en que erupciona el primer diente, o al año de edad. El control temprano permitirá realizar un seguimiento para asegurarse que el desarrollo dental fluye correctamente y permitirá que el pequeño se familiarice con el ambiente de la clínica dental.

Para más información acerca del servicio de odontopediatría, pide una cita con nuestra especialista en este campo.

Cómo las caries afectan a tu pequeño

La mayoría de gente no cree que las caries dentales sean un problema serio. Pero de no tratarse, las caries se desarrollan hasta provocar muchos problemas en la salud oral de tu pequeño. Estas son algunas de las maneras en como las caries dentales sin tratar afectan a tu hijo:

  • Dificultades para comer: masticar cuando tienes una caries no es nada divertido. Los niños con caries puede que pasen un mal rato cuando comen porqué les duelen los dientes dañados. Esto puede que provoque que no comen tanto como deberían o que eviten ciertos alimentos que necesitan, comportando una mala nutrición.
  • Problemas en la escuela: las caries sin tratar pueden causar mucho dolor. Este dolor puede incluso afectar al rendimiento escolar de los niños, que no son capaces de concentrarse en clase. No debes permitir que una caries dificulte el aprendizaje de tu hijo.
  • Dientes permanentes dañados: las caries en los dientes de leche pueden propagarse en los dientes permanentes que erupcionan debajo suyo, de modo que crezcan con algunos defectos. Por otro lado, los niños con dientes de leche sanos, suelen tener unos dientes permanentes sanos.
  • Dientes adultos torcidos: los dientes de leche mantienen el espacio para los dientes permanentes, ayudándoles a crecer en correcta posición. Si una caries provoca la extracción del diente de leche, puede comprometer también el correcto crecimiento de los dientes permanentes.
  • Infecciones peligrosas: las caries son pequeñas infecciones dentales. Pero si no se tratan, éstas pueden llegarse a transmitir a la sangre. Una vez las infecciones están en la sangre se convierten en un peligro para la salud general, especialmente para el cerebro y el corazón. De modo que si crees que tu hijo puede tener una caries debes acudir rápidamente al dentista para que se la trate.

La mejor manera para prevenir las caries es cepillarse los dientes dos veces al día, pasarse el hilo dental a diario y visitar tu dentista de Centro Dental Pedralbes dos veces al año. Hay muchas cosas por las que sonreír cuando eres un niño. No dejes que la caries estropee la sonrisa de tus hijos ni complique su día a día.

La primera visita al dentista de tu bebé

Muchos padres creen que no necesitan llevar a su bebé al dentista porque todavía no tiene dientes, pero lo que no saben es que la caries dental puede afectar a su pequeño desde el momento en que se asoma el primer diente.

No es casualidad pues que la caries dental sea el problema de salud principal durante la infancia. A pesar de esta estadística, se trata de una afectación fácilmente prevenible. Las claves para evitarla radican en una dieta sana, el cepillado dental dos veces al día y las visitas regulares al dentista. Una citas que empiezan en el momento en que erupciona el primer diente o, en caso que no erupcione antes, al cumplir el bebé su primer aniversario.

¿Cómo es la primera visita al dentista de los bebés?

El dentista examina la boca, los dientes y la mandíbula para comprobar que los dientes crecen correctamente y que no hay nada extraño en el desarrollo de la cavidad oral. Además, el dentista explica la mejor manera de aplicar una buena higiene dental para el bebé y ayuda al pequeño para que se siente cómodo y se familiarice con el entorno de la clínica dental.

Preguntas típicas de la primera visita

  • Pregúntale todas las dudas que tengas acerca del bebé, incluyendo la dentición, el hábito de chuparse el dedo y la posibilidad de desarrollar la llamada caries del biberón.
  • Coméntale el tipo de dieta que sigue tu pequeño para ver si hay algún aspecto que deberías modificar.
  • Aprende a cepillarle los dientes correctamente a tu peque.
  • Pregunta si es necesario utilizar flúor o cualquier otro método preventivo para mantener su boca sana.

Es importante que lleves a tus hijos cada 6 meses a la clínica dental para que el odontopediatra pueda realizar un seguimiento que prevenga cualquier problema y confirme un buen desarrollo dental. Aunque cada niño es diferente, debes tener en cuenta que su progresión dental suele ser la siguiente:

  • A los 3 años ya tienen los 20 dientes de leche.
  • A los 6 suele erupcionar el primer diente permanente, suele ser el primer molar y lo hace tras los dientes de leche.
  • Entre los 6 y 12 años se caen todos los dientes de leche y erupcionan todos los dientes permanentes (a excepción de los terceros molares. Esto significa que tu hijo debería tener 28 dientes a los 12 o 13 años.

Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con Centro Dental Pedralbes.

Prepara tu hijo para su primera visita

¿Se acerca la primera visita de tu hijo al dentista? ¡No hay problema! Los odontopediatras de Centro Dental Pedralbes y todo el staff de nuestra clínica está especialmente entrenado para ayudar a que las visitas de los pequeños sean cómodas y agradables. Sin embargo, recibir el primer chequeo dental por primera vez es un gran paso para cualquier niño o niña y entendemos que tanto los pequeños como sus padres puedan estar nerviosos. Ahí van 5 consejos para conseguir que el nerviosismo se quede en casa:

  1. Haz una visita previa. Si tanto tú como tu hijo estáis nerviosos acerca de la cita, lo mejor será que nos llaméis para venir a dar una vuelta por nuestra clínica y así conocernos un poco antes de la data señalada. De este modo, el equipo médico, el centro y la silla dental serán más familiares para el pequeño y lograremos que se sienta como en casa.
  2. Pregunta todo lo que quieras. Las dudas pueden suponer nerviosismo o ansiedad. Recuerda que tanto nuestros dentistas como el resto de equipo dental están aquí para resolver cualquier pregunta que tengas.
  3. Mantente positivo. Antes de la primera visita de tu pequeño, comenta la cita como una cosa normal y agradable. Es mejor no utilizar palabras que le puedan asustar ni repetir todo el rato las típicas expresiones como: “no te dolerá” o “todo irá bien”. Esta manera de referirse a la cita, le añade sensación de peligro.
  4. Llega temprano. Llegar tarde o ir con prisas a la cita puede añadir un estrés innecesario tanto a ti como a tu hijo. Por eso recomendamos que lleguéis temprano para disfrutar de una nueva experiencia.
  5. Lleva un juguete de casa. Si tu hijo tiene un juguete o una manta preferida, llévala en la primera cita. De este modo, se distraerá y se sentirá tranquilo y como en casa.

¿A qué estás esperando para pedir la primera cita dental de tu hijo? Si tu ‘peque’ ya ha cumplido el primer año de edad, no debes esperar más. Nuestros odontopediatras recomiendan llevar al bebé por primera vez al dentista en el momento en que aparece el primer diente.

 

¿Es seguro el colutorio para mis hijos?

Los colutorios o enjuagues orales matan los gérmenes que causan la placa, las caries y la gingivitis. Además permiten conseguir un aliento fresco, motivo por el cual se han convertido en el mejor aliado de muchos adultos con problemas de halitosis. Pero los padres tienen muchas dudas acerca del uso del colutorio para sus hijos.

Muchos padres recuerdan haber utilizado el colutorio en la escuela de pequeños casi de forma obligada después de comer. Era otra época, ya que hoy en día no se realizan este tipo de prácticas higiénicas homogéneas en la escuela. Una vez mayores, todos hemos escuchado opiniones diferentes acerca del uso de colutorio en niños.

La verdad es que nuestros dentistas recomiendan no utilizar colutorios en los niños hasta que no culpen los 6 o 7 años. Es en esta edad que ya han aprendido a escupir el colutorio de manera correcta y no corren el riesgo de tragárselo, con las consecuencias que esto podría suponer.

Una vez tu hijo es lo suficientemente mayor para utilizar un colutorio, selecciona uno que no contenga alcohol ni azúcares y que contenga algún elemento anticaries como el flúor. Existen muchas marcas de colutorios y muchos tipos, de modo que quizá lo mejor será que te dejes aconsejar por los especialistas de Centro Dental Pedralbes.

En combinación con el cepillado, el hilo dental y los chequeos periódicos, la utilización del colutorio puede ser un método seguro y efectivo de ayudar a los niños a mantener una buena salud oral. Los niños con brackets u ortodoncia removible pueden utilizar el colutorio con una herramienta más contra la acumulación de placa y sarro.

Te damos cinco consejos divertidos para que tus hijos se acostumbren a esta nueva herramienta que favorece su salud oral.

  1. Déjales escoger el sabor. Los colutorios para niños tienen muchos sabores distintos adaptados a sus gustos. Déjales escoger uno que le guste para potenciar su uso.
  2. Enséñales como enjuagarse la boca. Lo tienen que hacer durante 30 segundos antes de escupirlo.
  3. Haced un concurso. Una competición que sirva para ver quién puede aguantar un minuto enjuagándose la boca con el colutorio.
  4. Supervisa a tus hijos. Hazlo cada vez que utilizan el colutorio para asegurarte que no se lo tragan.
  5. No permitas que el colutorio sustituya el cepillado o el hilo dental. A diferencia del colutorio, el uso del cepillado y del hilo dental son obligatorios para cualquier persona de cualquier edad. De modo que el colutorio no puede ser un sustitutivo, sino que debe ser un complemento.

 

Conexión salud dental/salud general

Seguramente has oído hablar de la conexión entre la salud mental y la salud corporal, pero quizá no sepas nada de los vínculos existentes entre la salud dental y la salud general. Para muchas personas, las visitas dentales no van más allá de la limpieza de sus dientes, la extracción de una pieza o el empaste de una caries.

Sin embargo, las citas con el dentista van mucho más allá de la salud de los dientes. En ellas también entra en juego tu salud general. Y es que lo que pasa en tu boca puede afectar al resto de tu cuerpo y viceversa, lo que le sucede a tu cuerpo también puede afectar a tu boca.

Hay enfermedades que afectan tu salud oral

Muchas enfermedades y patologías pueden afectar a tu salud oral. Por ejemplo, las personas solemos sufrir más infecciones en la boca si nuestro sistema inmunitario está debilitado. El sistema inmunitario protege nuestro cuerpo de las infecciones y las enfermedades. Puede debilitarse por culpa de una enfermedad, mediante medicamentos que previenen el rechazo de un órgano trasplantado o como efecto secundario del tratamiento con quimioterapia.

También los medicamentos para tratar otras enfermedades puedes afectar a la salud de tu boca. Uno de los mayores impactos que conllevan la medicina es la boca seca. Este efecto secundario, a su vez, aumenta el riesgo de padecer caries dentales, enfermedad periodontal, y afecta al sentido del gusto.

Mientras examina tu boca, el dentista de Centro Dental Pedralbes puede observar un signo o síntoma de una enfermedad que quizá no sabías que sufrías. De modo que los chequeos dentales también sirven para detectar problemas de salud general.

Si sufres ciertas enfermedades, puede que necesites un cuidado dental especializado. Por otro lado, tu salud oral también puede afectar a otras enfermedades que sufres. Por ejemplo, si eres diabético, una infección oral puede modificar tus niveles de azúcar en la sangre y dificultar el control de la enfermedad. También se han realizado muchos estudios que conectan la enfermedad periodontal con otros problemas médicos como los ataques al corazón, las enfermedades renales y los nacimientos prematuros.

Por todos estos motivos, el cuidado dental gana todavía más importancia. Cepillarte los dientes dos veces al día, utilizar el hilo dental a diario y visitar a tu dentista mínimo una vez al año no solo te ayudará a mantener tus dientes y encías sanos, sino que contribuirá a que tengas una mejor salud general.