Las coronas dentales, un tratamiento de 360º

Las coronas dentales son unas restauraciones de porcelana de 360 grados, ya que restauran todo el esmalte dental y parte de la dentina. Este tipo de rehabilitación puede emplearse tanto para alinear dientes torcidos como para reparar dientes rotos o dañados. Pero además de rehabilitar dientes propios, las coronas también se utilizan sobre los implantes dentales para sustituir las piezas perdidas.

La comunicación es esencial

Debido a que las coronas permiten modificar un alto número de características de los dientes del paciente, es importante que exista una comunicación muy clara con los dentistas involucrados en el tratamiento. Si desead un look concreto, debe asegurarse de comentarlo con el dentista desde el primer momento. Este, le comentará la posibilidad de conseguir la apariencia que usted desea y gracias a la tecnología CAD-CAM le podrá mostrar un ejemplo virtual del resultado que podrá obtener.

Las coronas provisionales, otra ayuda para tomar la decisión

Habitualmente, el dentista coloca coronas provisionales hechas de resina compuesta a la espera de tener las coronas definitivas. Las provisionales ayudan a acostumbrarse al nuevo color y forma de la boca cuando los dientes tienen que alargarse o cuando se está dando forma a la nueva mordida. También pueden ser de ayuda para decidir, con tiempo, si le gusta lo que ve o si desea realizar algún cambio.

Primer deberá acostumbrarse a las coronas

Las personas no se acostumbran a las restauraciones de un día para el otro. La lengua, las mejillas y los labios necesitan algún tiempo –normalmente entre 1 y 2 semana, sobre todo cuando se han realizado cambios importantes- para adaptarse a ellas. Tómeselo con calma e intente olvidarse de ellas. Con el tiempo, se acostumbrará. Si no se siente cómodo con ellas, concierte una visita con su dentista. Quizá hay habido un problema con la confección y de no hacerlo, los desajustes en la mordida pueden causar dolor y daños en la articulación temporomandibular.

Carillas de porcelana para cambiar la apariencia de sus dientes

Las carillas de porcelana son unas finas capas que se fijan a la parte delantera de los dientes propios que consiguen una apariencia natural, resistente a las manchas e imitan la fuerza del esmalte.

Para lograr un ajuste y adhesión ideal, en la mayoría de casos es necesario reducir mínimamente el esmalte para luego grabarlo químicamente antes de colocar las nuevas capas de porcelana. La ventaja de las carillas es que permiten cambiar la apariencia de los dientes e incluso modificar mínimamente su alineación, de manera inmediata y manteniendo los dientes propios.

Reducción del esmalte ¿sí o no?

Si va a colocarse unas carillas de porcelana, deberá decidir, junto con el dentista, si debe eliminarse esmalte de las superficies anteriores de los dientes y, en caso afirmativo, la cantidad a eliminar. El objetivo de tal reducción consiste en lograr más espacio para la carilla, que resulte en una mejor apariencia y una perfecta fijación.

Ventajas

  1. El diente no resultará tan voluminoso y se podrá imitar la forma natural. Si por el contrario, se quisiera aumentar su volumen, entonces seguramente interese ganar tamaño.
  2. Cuando mejor sea la forma del diente, mejor será la salud gingival.
  3. Más posibilidades de lograr un resultado estético satisfactorio.

Inconvenientes

  1. El procedimiento suele ser irreversible.
  2. Puede oscurecer el color del diente dado que la dentina de debajo es más oscura que el esmalte (en cualquier caso, las carillas de porcelana no dejarán ver este oscurecimiento).
  3. Cuando más esmalte se elimine, más posibilidades de que existan problemas en la pulpa dental.

Retrocede en el tiempo

Los pacientes que un día estuvieron contentos con su sonrisa pero que debido a los cambios producidos en ella respecto el color, la forma de los dientes y su desgate, ya no lo están pueden utilizar las carillas dentales para retroceder en el tiempo y volver a conseguir la sonrisa de cuando eran jóvenes. Unas cuantas fotografías pueden ayudar al dentista para que mediante un programa informático se realice el diseño de las carillas que imiten la apariencia joven y natural de los dientes.

En Centro Dental Pedralbes contamos con distintas tratamientos con carillas posibles que se adaptan a las necesidades de cada paciente.

Un set de coronas de recambio, tu mejor aliado

Si va a recibir implantes dentales con coronas de porcelana o simplemente una rehabilitación con coronas, debe considerar la posibilidad de pedir un set de coronas de recambio. Y es que tal como manda la ley de Murphy, las coronas siempre se rompen los fines de semana o cuando estamos de vacaciones, pero nunca cuando tenemos a un dentista cerca, de modo que no está de más que piense en tener unas coronas de recambio.

Si pide un juego de recambio para sus coronas de porcelana al mismo tiempo que realice el tratamiento, puede ahorrarse muchos dolores de cabeza en el futuro. Si no tiene presupuesto para un recambio, acuérdese de conservar la corona provisional para utilizarla a modo de repuesto. También puede pedirle al dentista que conserve el molde con el que se haya confeccionado la corona o que se lo entregue. A menudo el molde puede reutilizarse, con lo que se ahorrará el coste de la nueva impresión.

Ventajas de los recambios

  1. Menos caro que tener que empezar desde el principio.
  2. Tiene el recambio a mano en caso de fractura.
  3. Se ahorra el coste de una corona temporal o una visita extra.
  4. No tendrá que pasar un mal rato y evitará que la gente le vea sin algún diente.

Inconvenientes de los recambios

  1. El coste inicial es superior.
  2. Puede que nunca llegue a necesitar un recambio.
  3. Los dientes cambian con el paso del tiempo y puede que la corona deje de ajustarse correctamente.
  4. Lo mismo sucede con los cambios en la línea de la encía.

¿Qué hay que hacer cuando se rompe una corona?

  • Acuda al dentista lo antes posible, especialmente si siente sensibilidad en el diente. En caso de mantener el diente propio, su porción interna puede haber quedado expuesta o puede haberse dañado y requerir tratamiento inmediato.
  • Si no puede acudir al dentista, sigue cepillándose los dientes con normalidad, evitando los puntos sensibles. Esto frenará la proliferación de las bacterias y evitará que se agrave el problema.
  • Si tiene una corona de repuesto o provisional, utilícela en sustitución de la que se ha roto mientras no puede acudir al dentista o una vez le están fabricando la nueva corona.
  • Si no tiene ningún recambio, ni corona provisional, guarde el trozo de porcelana fracturado. Con un poco de suerte, podrá pegarse hasta tener nueva corona terminada.
  • No intente reparar la corona rota ya que esto puede comportar inconvenientes cuando el dentista realice la restauración.

Mejore su sonrisa con la ortodoncia

La ortodoncia es la opción más segura de la odontología estética para la recolocación de las piezas dentales. Si no desea llevar brackets durante unos 18 meses, pregunte a su dentista u ortodoncista qué otras opciones existen. También debe saber que todas las soluciones implican algún compromiso.

Las ortodoncias convencionales, por ejemplo, emplean brackets metálicos o de porcelana, por lo que la mayoría de adultos prefieren los de porcelana o del color del diente porqué son más estéticos. Este tratamiento convencional suele ser el más eficaz y, sobretodo, económico, para recolocar los dientes, pero existen otros que preservan todavía más la estética que cada vez son más demandados por parte de nuestros pacientes.

Invisalign, la ortodoncia invisible

Invisalign es uno de los métodos ortodónticos más populares. La técnica emplea una serie de férulas transparentes que deben colocarse sobre las piezas dentales unas 20 horas al día durante de 6 a 24 meses. Cada férula desplaza las piezas dentales una distancia concreta y al cabo de 2 semanas se sustituye por otra nueva. La ventaja de este tratamiento es que nadie se da cuenta de que se está realizando un tratamiento para alinear los dientes.

Ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es otra técnica para recolocar los dientes en la que los brackets se montan en la cara posterior de los dientes para que no puedan verse, salvo que abra mucho la boca e incline la cabeza hacia atrás. El uso de la ortodoncia lingual está limitado a algunos casos. Este tratamiento es un poco más caro y prolongado que otras técnicas y al principio puede molestar al hablar y al comer. A pesar de ello, muchos adultos que nunca se habrían sometido a una ortodoncia convencional, han logrado remodelar su sonrisa gracias a estas aplicaciones “camufladas”.

Retenedor removible tipo “Spring Aligner”

El Spring Aligner es un retenedor removible y una buena opción cuando solo se desea un desplazamiento menor del diente en la región de los incisivos inferiores, y no se quiere llevar una ortodoncia. Este se debe usar al menos 12 horas al día y en caso de utilizarse durante toda la jornada pueden obtenerse resultados en solo cuatro meses.

Si está pensando en alinear sus dientes para conseguir una sonrisa más sana y bonita, acuda a Centro Dental Pedralbes para que nuestros especialistas en ortodoncia le expliquen con más detalle las opciones que puede utiliza para su caso particular.

Retoques finales para su sonrisa

Una vez tenga la sonrisa que siempre ha deseado, es importante cuidarla para que se mantenga sana y bonita. Los efectos de la mayoría de tratamientos estéticos dentales no duran toda la vida, pero podrá conservarlos durante más tiempo si sigue las recomendaciones de tu dentista.

Acabe con los malos hábitos

Si los malos hábitos colaboraron a arruinar su antigua sonrisa, también lo pueden hacer con la nueva si no los deja de lado. Fumar o beber excesivo té o café puede manchar las restauraciones que se acaba de colocar y tirar por la borda todo el tiempo y dinero invertido. Del mismo modo, apretar o rechinar los dientes restaurados, o masticar objetos duros utilizando los dientes como si fueran herramientas puede desgastarlos, romperlos o astillarlos. Así que no debe dudar comentar con el dentista los motivos que llevaron a su sonrisa a empeorar su aspecto para que le ayude a evitarlos y así conservar su sonrisa en perfectas condiciones.

Conserve una sonrisa bonita

Cada vez que acude a la revisión periódica en la clínica dental, pregunta al dentista de Centro Dental Pedralbes por el estado de sus restauraciones. Si estuvieran desgastadas, debe apresurarse a buscar un tratamiento para solucionar el problema. Recuerda que además de la función estética, las restauraciones dan apoyo al esmalte, así que al desgastarse dejan de protegerlo y éste se puede fracturar.

La mayoría de restauraciones comienzan a presentar deterioro mucho antes de que deban ser sustituidas, pero esto no significa que no debamos tener su estado bien controlado. Un desgaste excesivo también puede estar provocado por unos hábitos dañinos, de manera que puede servir como diagnóstico de algún problema que no se había detectado con anterioridad.

Tratamientos conservadores para restaurar la sonrisa

Como hemos dicho, la vida útil de las restauraciones es limitada y deben sustituirse periódicamente. Cada vez que se sustituyen se pierde algo de estructura dental. Por eso, los tratamientos conservadores son los más indicados, especialmente entre los más jóvenes. Pregunte a su dentista si la restauración puede sellarse o reforzarse en lugar de sustituirla.

Somos lo que comemos

En última instancia, la belleza emana de la salud y ésta empieza por la alimentación. Asegúrate de seguir una dieta equilibrada y de que bebe la cantidad de agua diaria recomendada. Esto le ayudará a preservar sus restauraciones, además de conseguir que tenga un mejor aspecto general.

Ya tiene una sonrisa perfecta, ¿y ahora qué?

Una buena sonrisa tan solo es el primer paso para renovar su aspecto. Si ha estado demasiado preocupado por su sonrisa, es posible que no haya pensado en otras cosas que también podrían mejorar su imagen. Una sonrisa nueva hace que nos sintamos más seguros y queramos sacar el máximo partido de nosotros. También es posible que haga que nos fijemos en aspectos que nos gustaría cambiar y que antes no veíamos porque estábamos demasiado preocupados por la sonrisa.

Estas mejoras se pueden llevar a cabo mediante tratamientos estéticos o simplemente siguiendo las recomendaciones de expertos en belleza y peluquería. Se sorprenderá como unos pequeños cambios pueden mejorar tanto su aspecto, la seguridad en sí mismo y su actitud ante la vida.

Tómese tiempo para cuidar de su piel

Las sonrisas resultan más atractivas cuando la piel que las rodea es suave y no presenta imperfecciones. Los cuidados de la piel son muy efectivos si los convertimos en una rutina diaria de mañana y noche. Por la mañana, toca revitalizarla y por la noche, relajarla. El objetivo no es únicamente retrasar el envejecimiento, estar más atractivos y sentirse más seguros, también debe contribuir a mantener el bienestar físico, mental y espiritual. Cuidarnos debe servir para mantenernos sanos, organizarnos, refrescarnos, relajarnos y cagarnos de energía.

El marco perfecto para la sonrisa

La piel de los labios se seca y descama fácilmente y con la edad pierde colágeno, hidratación y suavidad. Esto provoca la flacidez de los labios, que proporcionan menos soporte para la piel que los rodea, favoreciendo la aparición de líneas de expresión y arrugas. Con unos trucos sencillos podemos lucir y mantener unos labios más carnosos y jóvenes: utilizar bálsamo labial a diario y protegerlos del sol es básico para que sigan siendo el marco perfecto para la sonrisa.

El vello facial y su nueva sonrisa

El vello facial influye enormemente en el aspecto de la sonrisa, tanto en hombres como en mujeres. En las mujeres, es evidente que el vello facial estropea irremediablemente la sonrisa y la única cuestión a tener en cuenta es como eliminarlo. En los hombres es un poco más complicado. Una cara afeitada, con barba, bigote, patillas o perilla es una decisión muy personal que depende en gran medida de los rasgos y la personalidad de cada cual. Probar distintas posibilidades y preguntarle a un profesional estético es la mejor solución para dar con la tecla.