El cepillado de los dientes en la infancia

 

Son muchos los padres primerizos que se acercan a Centro Dental Pedralbes para preguntar cuáles deben de ser las rutinas higiénicas que tienen que seguir con su hijo que acaba de nacer. Con este artículo queremos disipar algunas de las principales dudas al respecto del cepillado de los dientes en la infancia para así promulgar unos buenos hábitos que ayuden a los pequeños pacientes a mantener una boca sana durante toda su vida.

¿A qué edad es necesario empezar a cepillarse los dientes?

Desde el momento en que empiezan a erupcionar los dientes (a los 6 meses), es necesario cuidarlos y limpiarlos utilizando una gasa empapada con un colutorio de flúor de concentración diaria, envuelta en el dedo del cuidador. El hábito del cepillado en sí debe iniciarse a los 12 meses, cuando empezaremos a cepillarle los dientes con un cepillo adecuado sin pasta.

A partir de los 3 años de edad será necesario utilizar el cepillo con una mínima cantidad de pasta de dientes (menos que el tamaño de un guisante) una vez al día. A los 6 años, ya es necesario cepillarse los dientes dos veces al día con pasta fluorada. Los padres deben de supervisar este hábito para que se consolide en su hijo o hija y lo mantenga durante toda la vida.

¿Cómo tiene que ser el cepillo y el cepillado?

Cada persona debe tener su cepillo, que no se puede compartir, y debe renovarlo cada 3 meses. Para que funcione bien, el cepillo debe tener las puntas cerradas y utilizarse durante unos 3 minutos, 2 veces al día.

¿Cómo se deben limpiar los dientes?

Durante los 3 minutos que dura el cepillado debemos limpiar todos los dientes y todas sus caras. Es importante que nos fijemos bien en la parte de los dientes que contacta con la encía, ya que en esta zona de acumula gran parte de la placa que provoca infecciones como la caries y la enfermedad periodontal. También debemos limpiar la lengua para eliminar bacterias y conseguir así un mejor aliento.

Estos son solo algunos consejos para que su hijo crezca con una boca sana y mantenga los buenos hábitos durante toda su vida. En caso que tengáis alguna duda, nuestros dentistas estarán encantados de ayudaros. Solo tenéis que acercaros a nuestra clínica dental en Barcelona.

Conferencia en la UIC por el Dr. Tidu Mankoo

El próximo viernes 10 de enero tendremos el placer de presenciar la conferencia que impartirá el Dr. Tidu Mankoo bajo el nombre “Optimizing results in the esthetic zone” (Optimizando resultados en la zona estética) en la Facultad de Odontología de la Universidad Internacional de Catalunya, la UIC. Esta tendrá lugar de 12:30 a 14:00 horas en el aula 2.

El Dr. Tidu Mankoo es el ex presidente de la European Academy Esthetic Dentistry, siendo probablemente uno de los conferenciantes más reconocidos en el campo de la odontología. Mankoo se ha construido su reputación gracias a ser uno de los mejores clínicos expertos en restauraciones estéticas e implantología de Europa y en el Mundo.

Sus trabajos se han centrado en implantes dentales, odontología restauradora avanzada, odontología estética, odontología cosmética, carillas, coronas y puentes dentales, huesos, la reconstrucción de los tejidos blandos y el injerto, cirugía periodontal plástica periodontal, rehabilitación, reconstrucción, rehabilitación oclusal perioprotésica y rehabilitaciones de toda la boca.

Sin duda, una oportunidad inmejorable de escuchar uno de los mayores dentistas de nuestra era. Os invitamos a todos a presenciar esta conferencia que tendrá lugar en la UIC el viernes 10 a las 12:30 horas.

Haz que los cambios estéticos sean definitivos

Los dentistas de Centro Dental Pedralbes no solo se encargan de corregir las infecciones y patologías de tu boca, sino que son especialistas en la estética dental. Su objetivo es conseguir que tengas una boca sana y bonita por eso cuentan con los mejores tratamientos disponibles que tienen como objetivo cambiar tu imagen y conseguir que tengas una sonrisa perfecta. Pero para que los resultados del tratamiento se mantengan en el tiempo es necesario que colabores tanto durante el tratamiento como una vez este se haya terminado.

Y es que sería una verdadera pena que la sonrisa perfecta que te hemos ayudado a conseguir y en la que has implicado un esfuerzo económico y personal no viera mermada por no seguir algunos simples consejos que te explicamos a continuación.

Hay diversos factores que debes tener presentes una vez hayamos finalizado el tratamiento ortodóntico o de otro tipo. Si quieres alargar las propiedades estéticas y funcionales de nuestra nueva sonrisa des seguir al pie de la letra los consejos que te dará tu dentista en Barcelona. Hay algunos concretos para cada caso pero hoy repasamos aquellos que se pueden extrapolar a todos los tratamientos.

Ten unos buenos hábitos

Si los malos hábitos fueron en parte protagonistas de desbaratar tu antigua sonrisa también podrían hacer lo mismo con tu nueva dentadura. Por eso debes cambiar las conductas que sean nocivas para su salud. Algunas de ellas tienen que ver con el consumo de algunas substancias concretas como el tabaco, el alcohol o según que alimentos que tiñen sus dientes. También las patologías como el bruxismo afectan directamente a tu boca.

Más importante todavía es el hecho de mantener una buena higiene bucodental. Cepillarse los dientes dos veces al día y enjuagárselos por la noche es vital para mantener una buena salud bucodental. Y último punto, pero no menos importante es seguir acudiendo a tus citas de control con el dentista que normalmente serán una vez al año para poderse anticipar a posibles problemas o cambios antes que pierdas la belleza de su nueva sonrisa.

Ya lo sabes, si quieres que los resultados de tu tratamiento sean duraderos, deja de lado sus malos hábitos, mantén una correcta higiene bucodental, ve a las citas con su dentista y sigue todas sus recomendaciones.

La caries del biberón

Las infecciones bucodentales no dan tregua a ninguna edad y en cada etapa de la vida comportan una serie de riesgos característicos que hacen que no debamos bajar la guardia de la prevención en ningún momento. Es sabido que la principal infección de la boca, la caries, afecta principalmente a los niños y jóvenes, lo que muchos no saben es que esta infección también afecta a los bebés desde el momento en que les empiezan a salir los dientes.

Esta infección primeriza se llama “caries rampante” o “enfermedad del biberón” y afecta a los dientes de los bebés lactantes desde a partir de su formación, a los 6 meses, y hasta los 4 o 5 años. La caries del biberón se caracteriza por ser muy destructiva en muy poco tiempo, ya que los dientes de leche tienen un esmalte muy débil que cede de seguida, llegando la infección a la dentina provocando la pérdida del diente, que se rompe por el cuello dentario.

Estas son las malas noticias de la caries del biberón, pero en Centro Dental Pedralbes siempre somos positivos y por esto os queremos decir que se trata de una patología que se puede controlar de forma eficaz debido a su conocida causa. La caries rampante se produce con el contacto prolongado de substancias azucaradas con los dientes del bebé. Este hecho se solía producir, y todavía pasa en algunas casas hoy en día, debido a que los padres tenían el mal hábito de dar líquidos azucarados o azúcar al bebé a la hora de ir a dormir con la intención de calmarlo.

La colocación de azúcares en la tetina durante la noche provoca una acumulación de esta substancia que tiene unas propiedades dañinas extraordinarias para los dientes que, junto con la disminución de la saliva durante las horas de sueño, ataca directamente los dientes.

Así pues, nuestros dentistas desaconsejan esta práctica que puede provocar la pérdida de los dientes y todos los problemas asociados con ella como son dificultades para hablar y comer, aparte de una grave afectación estética y la posibilidad de que los dientes definitivos estén malformados o mal colocados debido a la falta de espacio al erupcionar.

Por todos estos motivos, recomendamos llevar los niños pequeños a nuestra clínica dental en Barcelona para asegurar un buen desarrollo de la dentición y minimizar los problemas que pueden surgir al respecto.

¿Qué es una limpieza dental?

Seguramente te habrás realizado en alguna ocasión una limpieza dental o habrás escuchado que es necesario realizarse esta pequeña intervención, como mínimo, una vez al año, pero quizá no tengas ni idea de qué se trata. Tal como indica su nombre de a pie, sirve para limpiar los dientes. Pero ¿cómo lo hace? ¿Por qué es necesaria? En este artículo respondemos todas estas preguntas para entender la importancia de realizarse una limpieza dental de forma periódica.

La limpieza dental es el nombre común con el que se conoce un procedimiento denominado técnicamente como “raspado y pulido” o “profilaxis dental”. Su objetivo no es otro que eliminar la placa bacteriana y el sarro presente en los dientes para prevenir las dos principales infecciones bucodentales: la caries y la enfermedad periodontal. Tanto el higienista dental o el mismo dentista puede realizar este tratamiento que tiene una duración de unos 30 minutos y que se debe realizar como mínimo una vez al año.

Este sencillo procedimiento es una de las herramientas más útiles para evitar las infecciones más recurrentes de la boca. Normalmente basta con una sola sesión totalmente indolora para realizarlo, pero en caso que el paciente sufra una infección periodontal puede que el dentista recomiende apaciguarla antes de aplicar la limpieza. En caso que las condiciones higiénicas de la boca sean muy mejorables, quizá serán necesarias dos sesiones para conseguir limpiar los dientes a fondo.

Existen dos métodos distintos para aplicar una limpieza bucodental: mediante instrumentos manuales o instrumentos ultrasónicos. Los primeros son instrumentos de acero inoxidable con cabezales diminutos que permiten acceder a los rincones más pequeños. Tras haber completado el raspado, nuestro dentista procede a la utilización de la pasta profiláctica para pulir la superficie y conseguir el resultado final.

En el otro método empleado se utilizan instrumentos ultrasónicos que hacen que el proceso sea más rápido. Éstos producen una vibración que elimina la placa y el sarro sin dañar el diente, seguida también del pulido.

En definitiva, la limpieza bucal es el mejor aliado para que una persona pueda mantener una perfecta higiene bucal que combine el cepillado diario y los enjuagues bucales con la ayuda del profesional.