En el Centro Dental Pedralbes, hace más de 35 años que cuidamos la salud bucodental de toda la familia y creemos firmemente que cuidar la higiene bucodental de los niños, desde que son bebés, es fundamental para que crezcan sanos y sus dientes se desarrollen correctamente consiguiendo una sonrisa bonita y saludable.

Es muy importante que los niños aprendan, desde pequeños, a tener unos buenos hábitos y rutinas de higiene bucodental. Deben acostumbrarse a cepillarse los dientes tres veces al día, después de las comidas,  pero sobretodo antes de ir a dormir y después del desayuno. Durante los primeros años, deberán hacerlo en compañía de los padres u otro adulto para garantizar que utilizan el cepillo y la pasta dentífrica de manera correcta. Enseñarles estos buenos hábitos puede ser mucho más fácil si se plantea la higiene dental como un juego y no como una obligación. Lavarse los dientes con los papás, o con los otros hermanos, es una buena manera de introducirlos en el hábito. Además, si permitimos que los niños escojan el cepillo y la pasta dentífrica que más les guste (por el color, el sabor, la forma…) se sentirán más implicados y participativos en el proceso. Es importante que el tamaño del cepillo sea el adecuado por el tamaño de su boca y dientes.

Los niños acostumbran a comer chocolate, caramelos y otros alimentos con azúcar que, sin unos buenos hábitos de higiene dental, pueden comportar graves consecuencias en su salud bucodental. Los dientes de leche, por ejemplo, tienen el esmalte muy fino y son más vulnerables frente a la caries que los definitivos. Por eso, además de la correcta higiene dental, es recomendable que los niños visiten una vez al año el odontopediatra para revisar el estado de los dientes y anticiparse a posibles problemas en el futuro.

Entradas recomendadas